Ir al contenido

publicidad
publicidad

Foto

Los Presidentes de los Estados Unidos (de George Washington a George Walker Bush , de 1 a 43).


Este tema ha sido archivado. Esto significa que no puedes responder en este tema.
13 respuestas en este tema

hado

    hado

  • EXPULSADO
  • vida restante: 0%
  • Registrado: 25 abr 2008
  • Mensajes: 1.546
#1

Escrito 13 julio 2008 - 09:55

Imagen Enviada

Se me ha ocurrio, (esta mañana estoy inspirado), recopilar en un post las biografías de todos los presidentes de los Estados Unidos de América.
A ver, no voy a hacer un post por cada presidente (aunque cincuenta y tantos post son tentadores), si no que ire editando.
Explicado todo, empiezo.

1. George Washington.

George Washington nació el 22 de febrero de 1732 a orillas del río Potomac, en la finca de Bridge's Creek, en el antiguo condado de Westmoreland, en el actual estado de Virginia. Pertenecía a una distinguida familia inglesa, oriunda de Northamptonshire, que había llegado a América a mediados del siglo XVII y había logrado amasar una considerable fortuna. Su padre, Augustine, dueño de inmensas propiedades, era un hombre ambicioso que había estudiado en Inglaterra y que al enviudar de su primera mujer, Jane Butler, quien le había dado cuatro hijos, contrajo segundas nupcias con Mary Ball, de una respetable familia de Virginia, que le dio otros seis vástagos, entre ellos George.

Poco se sabe de la infancia del futuro presidente, salvo que sus padres lo destinaban a una existencia de colono y por ello no fue más allá de las escuelas rurales de aquel tiempo: entre los siete y los quince años estudió de modo irregular, primero con el sacristán de la iglesia local y luego con un maestro llamado Williams. Alejado de toda preocupación literaria o filosófica, el muchacho recibió una educación rudimentaria en lo libresco, pero sólida en el orden práctico, al que lo inclinaba su activo temperamento.

Imagen Enviada
George Washington

Ya en la temprana adolescencia estaba suficientemente familiarizado con las tareas de los colonos como para cultivar tabaco y almacenar las uvas. En esa época, cuando tenía once años, murió su padre y pasó a la tutela de su hermanastro mayor, Lawrence, un hombre de buen carácter que, en cierta forma, fue su tutor. En su casa, George conoció un mundo más amplio y refinado, pues Lawrence estaba casado con Anne Fairfax, una de las grandes herederas de la región y acostumbraba codearse con la alta sociedad de Virginia.

Un colono con vocación militar

Escuchando los relatos de su hermanastro, se despertó en él una temprana vocación militar y a los catorce años quiso hacerse soldado, aunque tuvo que desechar la idea ante la férrea oposición de su madre, quien se negó a que siguiera la carrera de las armas. Dos años más tarde comenzó a trabajar de agrimensor, como asistente de una expedición para medir las tierras de lord Fairfax en el valle de Shenandoah.

A partir de allí, las agotadoras jornadas en campo abierto, sin comodidades y expuesto a los peligros de la vida salvaje, le enseñaron no sólo a conocer las costumbres de los indios y las posibilidades de colonización del Oeste, sino a dominar su cuerpo y su mente, templándolo para la tarea que el futuro le reservaba. Pero de momento, aunque las preocupaciones políticas no le perturbaban (el joven Washington era un fiel súbdito de la corona inglesa), se sentía molesto por las limitaciones impuestas por la metrópoli a la colonización, ya que con su hermanastro proyectaban llevar sus negocios a las tierras del Oeste.

A los veinte años ocurrió un cambio decisivo en su vida, que lo convirtió en cabeza de familia. Una tuberculosis acabó con la vida de Lawrence en 1752 y George heredó la plantación de Mount Vernon, una enorme finca con 8.000 acres y 18 esclavos. Así, pues, pasó a ser uno de los hombres más ricos de Virginia, y como tal actuaba: pronto se distinguió en los asuntos de la comunidad, fue un activo miembro de la Iglesia episcopal y se postuló como candidato, en 1755, a la Cámara de los Burgueses del distrito. También sobresalía en las diversiones; era un magnífico jinete, alto y de ojos azules, un gran cazador y mejor pescador; amaba el baile, el billar y los naipes y asistía a las carreras de caballos (tenía sus propias cuadras) y a cuantas representaciones teatrales se daban en la región. Pero su vocación de soldado no había muerto, y entre sus planes figuraba ser también un brillante militar.

Imagen Enviada
Su casa en Mount Vernon, Virginia

Por entonces, ingleses y franceses se disputaban el dominio de América del Norte, y la controversia sobre las rutas de la cabecera del Ohio había conducido a una extrema tensión entre los colonos. Washington se alistó en el ejército, y poco después de la muerte de su hermanastro fue nombrado por el gobernador Robert Dinwiddie comandante del distrito, con un sueldo de 100 dólares anuales. Ante las invasiones de los franceses por la frontera, en 1753 el gobernador le encargó la misión de practicar un reconocimiento en la zona limítrofe. A mediados de noviembre, Washington se puso en marcha al frente de seis hombres por el valle del Ohio, un país inhóspito, poblado de tribus salvajes y múltiples peligros. A pesar del frío y las nieves, pudo llevar a cabo la dura travesía hasta alcanzar Fort-Le Boeuf en Pennsylvania, una hazaña que comenzó a cimentar su fama.

Declarada en 1756 la guerra de los Siete Años, que para los colonos ingleses en América suponía la lucha por su expansión frente al predominio francés, Washington fue designado teniente coronel del regimiento de Virginia, a las órdenes del general Fry. Al morir éste en combate, le sucedió como jefe supremo de las fuerzas armadas del condado, pasando poco después a formar parte del estado mayor del general Braddock, que dirigía las tropas regulares enviadas por Inglaterra. El 9 de julio de 1755 se distinguió en la batalla de Monongahela por su coraje y capacidad de decisión, si bien ésta acabó en un desastre para los ingleses.

La derrota repercutió de tal forma en su ánimo que el joven militar se retiró a Mount Vernon con el firme propósito de no volver a tomar las armas. Pero no pudo llevarlo a cabo, pues los notables de Virginia le pidieron que se hiciera cargo de las tropas, a pesar de que sólo contaba con veintitrés años de edad. Washington conservó el mando entre 1755 y 1758, época en que también fue elegido como representante del condado de Frederic para la Cámara de los Burgueses de Virginia. Su nombre ya era popular, se le admiraba por su experiencia y tacto, y comenzaba a labrarse un sólido prestigio político interviniendo activamente en las deliberaciones de la asamblea.

Tras algunos sinsabores, desilusionado ante el curso de la guerra con Francia y la conducta de los comandantes británicos, Washington renunció a su cargo militar para regresar a Mount Vernon y al poco tiempo, el 6 de enero de 1759, se casó con Martha Dandridge, una mujer tan rica como bella, viuda del coronel Parke Custis y dueña de una de las mayores fortunas de Virginia. Poseía un gran número de esclavos, 15.000 valiosos acres y dos hijos de seis y cuatro años, que se convirtieron en la verdadera familia de Washington.

En Mount Vernon la pareja, unida más que por un amor apasionado por una armoniosa felicidad, llevaba la vida de los ricos propietarios, atentos a la prosperidad de sus tierras y al papel prominente que desempeñaban en la vida social de la región. Todo se hacía a lo grande, la ropa se compraba en Londres, las fiestas eran espléndidas y los huéspedes se contaban por cientos. Pero esta vida rumbosa se vería interrumpida por el vendaval político que pronto se abatió en la América del Norte.

La lucha por la independencia

El final de la guerra de los Siete Años, signado el 10 de febrero de 1762 por el Tratado de París, significó la renuncia de Francia a sus pretensiones sobre Acadia y Nueva Escocia y la posesión, por parte de Inglaterra, de Canadá y toda la región de Luisiana, salvo Nueva Orleans. Pero la discrepancia mercantil entre Londres y sus colonias aumentó a raíz de esta conclusión, pues el gobierno inglés consideró que todas sus posesiones habían de cooperar en la amortización de los gastos ocasionados por la guerra, ya que todas ellas se habían beneficiado de sus resultados.

De hecho, el déficit originado por la contienda era enorme, y en marzo de 1765 el parlamento inglés votó un impuesto que hirió los derechos tradicionales de las colonias, imponiendo el uso de papel timbrado para toda clase de contratos. Con verdadera ceguera política, al año siguiente impuso una serie de derechos aduaneros sobre el papel, el vidrio, el plomo y el té, que provocaron la indignación del mundo comercial norteamericano y la formación de ligas patrióticas contra el consumo de mercancías inglesas. A la vanguardia de las luchas que precedieron al estallido revolucionario habían de colocarse los aristócratas de Virginia y los demócratas de Massachusetts. Washington se sintió irritado por tales medidas, pero continuó considerándose un súbdito leal a Inglaterra y un hombre de opiniones moderadas.

Imagen Enviada
Washington en traje de cazador

En 1773 la población de Boston protestó contra los impuestos arrojando los cargamentos de té al mar. El hecho, conocido como el Boston Tea Party, acabó de abrirle los ojos a Washington y de volcarle hacia la defensa de las libertades americanas. Cuando los legisladores de Virginia se reunieron al año siguiente en Raleigh, él estuvo presente y firmó las resoluciones. En la primera legislatura revolucionaria de ese año pronunció un elocuente discurso declarando: «Organizaré un ejército de mil hombres, los mantendré con mi dinero y me pondré al frente de ellos para defender a Boston». Ya había dejado de ser un moderado cuando, vestido de uniforme, representó a Virginia en el Primer Congreso Continental que se celebró en Filadelfia en 1774. Sus cartas muestran que aún se oponía a la idea de la independencia, pero que estaba decidido a no renunciar a «la pérdida de los derechos y privilegios que son esenciales a la felicidad de todo Estado libre y sin los cuales la vida, la libertad y la propiedad se tornan totalmente inseguras».

Comenzadas las hostilidades entre ingleses y americanos en la batalla de Lexington, el 19 de abril de 1775, los autonomistas declararon sus anhelos de independencia frente a la corona inglesa. Todas las colonias se consideraron en guerra contra la metrópoli y, en el Segundo Congreso reunido en Filadelfia ese año, confiaron el mando de las tropas al plantador virginiano George Washington. Su elección fue en parte el resultante de un compromiso político entre Virginia y Massachusetts, pero también la consecuencia de la fama ganada en la campaña de Braddock y del talento con que impresionó a los delegados del Congreso.

El flamante jefe de las fuerzas coloniales se vio entonces frente a la arriesgada tarea de crear un ejército casi desde la nada y en presencia del enemigo. Al llegar a Boston se encontró con más de quince mil hombres, pero se trataba sólo de una masa confusa de insurrectos indisciplinados, divididos en bandas hostiles entre sí, a menudo en harapos y mal armados. Faltaban víveres y vituallas, y además, cada asamblea provincial dictaba órdenes a su capricho. Aquí demostró Washington sus brillantes dotes de organización y su incansable energía, disciplinando y adiestrando a los voluntarios inexpertos, reuniendo provisiones y llamando a las colonias en su apoyo. De esa forma organizó al ejército de Massachusetts, con el que pudo ocupar Boston y expulsar de Nueva Inglaterra a los ingleses del general Howe en 1776. Ese año, ante la llegada de nuevas tropas enviadas por la metrópoli, los americanos habían proclamado solemnemente la independencia de los Estados Unidos.

Washington había ganado el primer round contra las tropas de la corona, pero aún faltaban varios años de guerra en que los soldados americanos serían puestos al borde de la aniquilación. Entre los factores decisivos para alcanzar la victoria, en primer término figuraron su capacidad para infundir confianza a los soldados, su energía incansable y su gran sentido común. Nunca fue un genial estratega, ya que, como dijo Jefferson, «a menudo fracasó a campo abierto», pero supo mantener viva entre sus hombres la llama del patriotismo y escuchó siempre las opiniones de los generales a su mando, sin importarle dejar de lado su propio parecer.

Así, en un segundo momento, retiró sus tropas al sur y esperó la contraofensiva británica en Long Island, pero decidió retirarse debido a su inferioridad numérica respecto a Howe. Desde entonces, en Pennsylvania empleó una táctica de desgaste que le valió las victorias de Trenton y Princeton de 1776, aunque también las derrotas de Brandwine y Germantown del año siguiente. En retirada, contuvo a las fuerzas de Howe que avanzaban sobre Filadelfia. La ciudad no pudo resistir y cayó en manos del jefe británico, pero pronto los ingleses sufrieron un desastre considerable y el general Burgoyne fue obligado a capitular en Saratoga, el 17 de octubre, ante el asedio del jefe americano Gates.

Este éxito de la Revolución americana conmovió en Europa a los adeptos del enciclopedismo y a los partidarios del «hombre natural» de Rousseau. Voluntarios franceses como La Fayette, Rochaubeau y De Grasse, polacos como Kosciuszko y sudamericanos como Miranda, acudieron en auxilio de las huestes de Washington, que vio así facilitada su tarea. Después del terrible invierno de Valley Forge, donde se dedicó a adiestrar a sus tropas, pudo reanudar victoriosamente la lucha gracias a los refuerzos recibidos. El gobierno francés vio en el conflicto la oportunidad de vengar la derrota de la guerra de los Siete Años y, en 1778, firmó una alianza con los Estados Unidos, a la que se sumó al año siguiente Carlos III de España.

El auxilio de las tropas francesas fue tan eficaz que Washington pudo recuperar Filadelfia, sitiar Nueva York y dirigirse al sur para cortar el avance de lord Cornwallis, que iba al frente de once mil hombres, el grueso de las tropas inglesas. El 19 de octubre de 1781 éste se vio obligado a capitular, luego de caer prisionero con su ejército. Esta rendición provocó la definitiva victoria de los colonos y el reconocimiento de la independencia por parte de Inglaterra, antes de firmarse la paz en Versalles, el 20 de enero de 1783.

El constructor del Estado

En plena guerra, en 1778, el Congreso había promulgado la Ley de Confederación, primera tentativa para constituir un bloque homogéneo con los trece estados de la Unión. Pero esta fórmula política dio escasos resultados, pues la guerra y la posguerra exigían más un poder central fuerte que un gobierno sin atribuciones. En la cumbre del prestigio y la fama, después de los triunfos militares, Washington tuvo que hacer frente a los problemas de la reconstrucción nacional. Por un lado se negó a aceptar la corona que algunos notables le ofrecían, dedicándose a combatir la reacción monárquica de algunos sectores del país, y por otro proclamó la necesidad de establecer una constitución.


Imagen Enviada
Su postura federalista, defensora de la implantación de un poder central eficiente que defendiera los intereses americanos en el exterior y equilibrara las tendencias partidistas de los territorios, supo conciliarse con la de los republicanos, partidarios de conservar la independencia política y económica de los estados. El acuerdo entre ambos grupos fue expresado por la Constitución del 17 de septiembre de 1787, la primera carta constitucional escrita que reguló la forma de gobierno de un país. Una vez más, las dotes de organización y dirigente de Washington hicieron que las esperanzas fueran puestas en él, y el Congreso lo eligió como primer presidente de los Estados Unidos en 1789.

La prudencia, la sensatez y sobre todo un respeto casi religioso a la ley, fueron las notas dominantes de sus ocho años de gobierno. Al elegir a los cuatro miembros de su gabinete, Thomas Jefferson en la Secretaría de Estado, el general Henry Knox en la de Guerra, Alexander Hamilton en la del Tesoro y Edmund Randolph en la de Justicia, Washington estableció un cuidadoso equilibrio entre republicanos y federales, el cual posibilitó la puesta en marcha del aparato que habría de coordinar y dirigir la administración del país. Para hacer frente a los graves problemas económicos por los que éste atravesaba, aplicó una férrea política fiscal y se esforzó por asociar los grandes capitales con el Estado, a fin de comprometerlos en la estabilidad de la nación. Con idéntico objetivo creó el Banco de los Estados Unidos y, a fin de promover el desarrollo industrial, dictó una serie de medidas proteccionistas que le valieron el apoyo de la burguesía.

Elegido para un segundo mandato en 1793, ante sus dudas fue Jefferson quien le convenció de que aceptara el cargo nuevamente. En esta segunda etapa de gobierno tuvo que abocarse a serios problemas, como el suscitado en el Oeste por la oposición a los impuestos sobre el aguardiente, que originó en 1794 una sublevación, conocida como Whiskey Rebellion, la cual fue reprimida por las tropas enviadas por orden del presidente.

Otro elemento de desgaste fue el choque entre Jefferson y Hamilton, motivado por la radicalización de la Revolución francesa y el conflicto armado que asolaba Europa. Mientras que el secretario de Estado se inclinaba por el apoyo de Estados Unidos a la Francia revolucionaria, el secretario del Tesoro defendía la neutralidad ante la contienda. Washington, que al principio había tratado de mantener la armonía entre ambos, apoyó, una vez declarada la guerra europea, las posiciones de Hamilton y se decidió por la neutralidad. No tardó mucho tiempo en declarar sus simpatías pro británicas, a pesar de la enorme deuda que su país tenía con Francia, y ello trajo como consecuencia el debilitamiento de las relaciones con esta nación. Thomas Jefferson, por su parte, manifestó su disconformidad abandonando el gobierno y, ya desde la oposición, se opuso al centralismo del presidente.

Así fue cómo la estrella política de Washington comenzó a declinar hasta ensombrecerse totalmente cuando se conocieron los términos de un acuerdo comercial firmado por Gran Bretaña, el Tratado Jay del 25 de junio de 1794, que provocó fuertes discusiones en el parlamento y una real merma de la popularidad presidencial. Aun así, fue elegido por tercera vez para ocupar el poder, pero en esta oportunidad se negó tajantemente, aduciendo que quería volver con su familia y a la paz de la vida privada. En realidad, le frenaba el miedo a la tentación dictatorial que desvirtuaría el origen democrático de su lucha por la independencia, y no dudó en regresar a su plantación de Virginia.

Los dos últimos años de su vida, ya en la declinación de sus facultades físicas, los dedicó a cuidar de su familia y sus propiedades, salvo una breve interrupción en 1798, cuando se le nombró comandante en jefe del ejército ante el peligro de una guerra con Francia. En el invierno siguiente, Washington regresó a su casa agotado por una cabalgata de varias horas, por el frío y la nieve. Una aguda laringitis lo llevó a la muerte el 14 de diciembre de 1799. El prohombre de la independencia, el que fue «el primero en la guerra, el primero en la paz y el primero en el corazón de sus compatriotas», enfrentó el final con su serenidad característica, la misma que le había permitido afrontar el peligro de los campos de batalla con absoluta tranquilidad. Como escribió Jefferson, era un hombre inaccesible al temor.

2. John Adams

Imagen Enviada

John Adams (n. 30 de octubre de 1735 — † 4 de julio de 1826) fue el segundo Presidente de los Estados Unidos. Está considerado como uno de los padres fundadores de esa patria.

Nacido en Braintree, Massachusetts, fue el mayor de 13 hermanos. Ejerció como abogado, y desempeñó los cargos de Delegado continental del Congreso y de Vicepresidente, militando en el Partido Federalista de los Estados Unidos. Posteriormente, entre el 4 de abril de 1797 y el 3 de marzo de 1801 se desarrollaría su mandato presidencial, siendo Thomas Jefferson su vicepresidente. Este le derrotaría en las elecciones de 1800, impidiendo que fuese reelegido.

Desde Massachusetts, Adams apoyó activamente la Independencia de los Estados Unidos, siendo un diplomático clave en la década de 1770. Sentaría las bases del republicanismo, afirmando que era el núcleo de los valores políticos estadounidenses. En su etapa presidencial, sufrió un gran desgaste por las batallas internas de su propio partido, encabezadas normalmente por una facción rival liderada por Alexander Hamilton. Durante su mandato se produciría la Cuasi Guerra, guerra no declarada entre Francia y Estados Unidos.

El 4 de julio de 1826 falleció John Adams, a los 90 años. Ese mismo día, horas antes había muerto Thomas Jefferson. Paradojicamente, las últimas palabras de John Adams fueron "Thomas Jefferson está vivo" cuando en realidad no lo estaba. Con él murió el último sobreviviente que firmó la declaración de la Independencia, el mismo día que esta cumplía 50 años.

3. Thomas Jefferson.

Tercer presidente de los Estados Unidos de América (Shadwell, Virginia, 1743 - Monticello, Virginia, 1826). Thomas Jefferson pertenecía a la aristocracia de grandes hacendados del Sur, posición que había completado haciéndose abogado. Sus inquietudes intelectuales le acercaron a la filosofía de las Luces y a las ideas liberales, haciéndole abandonar la religión.

Imagen Enviada
Thomas Jefferson

Empezó a participar en la política de Virginia desde 1769, defendiendo la tolerancia religiosa y una enseñanza pública igualitaria. Cuando se agravó el conflicto entre Gran Bretaña y sus trece colonias norteamericanas, Jefferson defendió los derechos de éstas, publicando un ensayo de corte radical (Breve análisis de los derechos de la América británica, 1774).

Durante la siguiente Guerra de Independencia, Thomas Jefferson fue elegido delegado de Virginia en la Convención continental de Filadelfia (1775), donde se distinguió como orador y como autor de declaraciones políticas. Redactó el borrador de la Declaración de Independencia (1776), donde plasmó las ideas de Locke; justificó la rebelión por las transgresiones del rey Jorge III contra los derechos reconocidos a los ciudadanos por la constitución no escrita de Gran Bretaña; su defensa de la democracia, de la igualdad, del derecho de los pueblos a disponer de ellos mismos y del derecho natural de los hombres «a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad» han marcado la historia posterior de los Estados Unidos.

Otro documento fundamental del que fue inspirador fue la Ordenanza del Noroeste (1787): en ella se regulaba la forma de expansión de las trece colonias originarias hacia los amplios territorios por colonizar en el Oeste, estableciendo en ellos gobernadores nombrados por el Congreso hasta que alcanzaran entidad demográfica suficiente para ser admitidos como Estados de la Unión.

4. James Madison.

Imagen Enviada

James Madison (n. 16 de marzo de 1751 — † 28 de junio de 1836) fue el cuarto Presidente de los Estados Unidos. Abogado, político y uno de los más influyentes de los "Padres Fundadores" de la Constitución de los Estados Unidos, a tal punto que es apodado "El Padre de la Constitución".

Entre 1787 y 1788 Madison escribió junto con Alexander Hamilton y John Jay una serie de ensayos publicados en distintos periódicos del estado de Nueva York llamados The Federalists Papers que ayudaron a la ratificación de la Ley Fundamental y están considerados, aún al día de hoy, entre los escritos más importantes para la interpretación constitucional. De hecho, Madison fue el autor más prolífico de los tres y escribió los dos capítulos más importantes de la serie, El Federalista No. 10 y El Federalista No. 51.

Como representante del Congreso trabajó con el presidente George Washington en las tareas de formar el primer gobierno de los Estados Unidos. Además, creó junto con Thomas Jefferson el primer Partido Republicano (posteriormente conocido como Partido Demócrata-Republicano) que se oponía a las tesis defendidas por el Partido Federalista.

Presidencia

James Madison ha sido el único Presidente de los Estados Unidos que debió huir de la Casa Blanca y de la ciudad capital de Washington DC ante el avance de tropas extranjeras enemigas que ocuparon la ciudad e incendiaron la residencia presidencial.

Ocurrió durante la Guerra Anglo-Estadounidense de 1812; un conflicto que enfrentó a los Estados Unidos y al Reino Unido entre 1812 y 1815, durante el cual las tropas estadounidenses invadieron partes de Canadá (en ese entonces una colonia británica) y los ingleses invadieron amplias regiones de Estados Unidos.

En 1814 la guerra iba muy mal para los estadounidenses y los comandantes ingleses decidieron lanzar una serie de ataques devastadores sobre grandes ciudades estadounidenses para crear un efecto psicológico negativo entre los estadounidenses y forzarlos a rendirse (además de obligar a Estados Unidos a desviar a sus tropas desde Canadá para defender así su capital y otras ciudades).

Tomando por sorpresa a los estadounidenses (a pesar de los claros indicios de que una operación semejante era muy posible) los británicos desembarcaron en la Bahía de Chesapeake una fuerza de 5.000 soldados en lo que fue una brillante operación anfibia; y el caos y el pánico se apoderaron del Gobierno estadounidense y de sus mandos militares por la grave amenaza que se cernía sobre la capital federal.

El 22 de agosto de 1814 el Presidente Madison salió de Washington DC para pasar revista a sus tropas en un campamento defensivo improvisado a toda prisa en las cercanías de la capital para intentar protegerla ante el avance inglés; pero en la tarde del día siguiente ya era evidente que Washington no podía ser defendida debido a que todas las tropas estadounidenses apostadas en las vías de acceso a la capital huían en un absoluto desorden sin plantar cara a la fuerza invasora británica, por lo que el Presidente no regresó a la capital y permaneció con las tropas afuera.

El 24 de agosto una avanzada de las tropas británicas entró en Colina del Capitolio, el histórico vecindario de la capital situado detrás del Capitolio, la sede del Congreso de los Estados Unidos; los ingleses tenían órdenes de sus comandantes de no incendiar edificios residenciales ni atacar primero. Un grupo de soldados británicos fueron enviados con bandera de tregua para negociar la rendición pacífica de la capital estadounidense, pero fueron recibidos a tiros desde una casa (el único intento de resistencia que efectuaron los estadounidenses); furiosos los soldados quemaron la casa (la única residencia particular que ardió a manos inglesas) y luego ondearon la bandera británica sobre Washington DC.

Los edificios donde se alojaban temporalmente el Senado de los Estados Unidos y la Cámara de Representantes (el edificio del Capitolio aún no estaba terminado) fueron quemados, después de disparar una ronda de metralla por las ventanas de los mismos; la Biblioteca del Congreso quedó destruída. La sede de un periódico que publicaba fuertes artículos contra el comandante inglés estuvo a punto de ser quemada; finalmente el comandante se conformó con destruir la imprenta.

Luego las tropas inglesas marcharon contra la Casa Blanca; mientras tanto el Presidente Madison se alejaba más de la ciudad protegido por un grupo de soldados estadounidenses, en una precipitada huida, ante el temor de que los británicos continuaran su avance y pudieran capturarlo. Casi todos los funcionarios del Gobierno también habían huido; pero en la residencia presidencial permanecía la Primera Dama Dolley Madison, que se convirtió en la heroína de la jornada.

A pesar de que sus escoltas ya habían huido abandonandola, la Primera Dama se esmeraba en rescatar valiosos objetos históricos entre los que estaba un retrato de George Washington; antes había escondido documentos del Gabinete (Consejo de Ministros) en troncos y logró enviar un cargamento de objetos de plata y oro de la Casa Blanca a un Banco de Maryland para que estuvieran a salvo. Finalmente la convencieron de que huyera tan solo unos momentos antes de que los soldados enemigos ocuparan la residencia oficial de los Presidentes estadounidenses. Un testigo afirmó haberla visto en un coche de caballos a la carrera, protegida por un sólo oficial que llevaba su espada desenvainada; luego la mujer andaría mezclada entre los miles de refugiados que escapaban desesperados de la ciudad hacia los Estados vecinos.

Después de comer hasta la saciedad con la comida que estaba preparada para un banquete en la residencia oficial, los soldados ingleses saquearon todo lo que quedaba en la misma. Luego juntaron los muebles en el salón principal, trajeron carbones encendidos de un bar cercano y les prendieron fuego; la Casa Blanca fue envuelta por las llamas. La mansión ardió bastante tiempo y las llamas se veían desde muy lejos. Otros edificios públicos también fueron pasto de las llamas.

La ocupación de Washington sólo duro 26 horas, ya que los comandantes británicos no tenían suficientes tropas para defender la ciudad de un contra-ataque estadounidense más que seguro; al día siguiente se marcharon. Pero la humillación fue muy dolorosa para Madison, su Gobierno y todo el país; incluso el Presidente fue acusado de cobarde por no estar en la Casa Blanca hasta el último minuto como había hecho su esposa, y se convirtió en un Presidente muy impopular. Pero lejos de desmoralizar a los estadounidenses se consiguió el efecto contrario ya que miles se ofrecieron de voluntarios para unirse al Ejército de los Estados Unidos y vengar el ataque recibido.

5. James Monroe.

Imagen Enviada

James Monroe (n. 28 de abril de 1758 — † 4 de julio de 1831). Fue el quinto Presidente de los Estados Unidos. Antes de llegar a la presidencia se desempeñó como soldado, abogado, delegado continental del congreso, senador, gobernador, secretario de estado, secretario de defensa.

Su etapa de gobierno

Un periódico de Boston denominó su etapa de gobierno como la era de los buenos sentimientos, donde todo el mundo estaba en paz y los esfuerzos se centraban en el progreso económico. No duraría demasiado ya que la expansión hacia el oeste reabrió el debate entre estados esclavistas y abolicionistas. También la revolución industrial provocaría, sobre todo en las ciudades de la costa este, nuevas tensiones sociales de clases, producidas por el rápido crecimiento de los barrios de clase obrera. En toda su etapa de gobierno, Monroe, rompiendo con la tendencia federalista, trató de defender un país donde el estado era lo menos intervencionista posible.

La esclavitud en el sur

La esclavitud, propia de los estados del sur, fue una institución muy ligada a la producción de algodón. Hasta los más moralistas del norte dulcificaban sus discursos por ser conscientes de la importancia del algodón en las exportaciones del estado. El algodón abastecía a los mercados europeos y cubrió el hueco que dejó el tabaco. Eli Whitney desarrolló un nuevo ingenio agrario denominado la desmotadora.

El compromiso de Missouri

El Compromiso de Missouri en 1820 delimitó la línea geográfica que dividía los estados esclavistas de los abolicionistas. El problema surgió con la incorporación de nuevos estados en el Oeste, cuya determinación en torno a la adopción de la esclavitud podía alterar el equilibrio político en la Unión. Missouri fue aceptado como estado esclavista, a cambio de crear el estado de Maine para mantener la igualdad en el senado. Pero se fijaba el paralelo 36º 30´al Norte del cual quedaba prohibida la esclavitud.

La adquisición de la Florida
España, envuelta en el proceso de emancipación americana en 1819 e incapaz de defender aquel territorio prefirió ceder dicho territorio a cambio de cancelar las deudas de ciudadanos españoles por un valor de cinco millones de dólares. La adquisición de la Florida terminaba de cerrar la fachada atlántica de la Unión.


La Doctrina Monroe

La Doctrina Monroe sintetizada en la frase “América para los americanos”, fue elaborada por John Quincy Adams y atribuida a Monroe en el año 1823. James Monroe propuso la "doctrina" en donde se dirigía a los europeos con intención de que ninguno de los países de ese continente interfiriera en América. "América para los americanos", significaba que Europa no podía invadir ni tener colonias en el continente. Como se estaba dando el proceso de Imperialismo, la doctrina deducía que las potencias europeas se ocuparan de Asia y Africa pero que América le pertenecía a los americanos, aunque dada la ambigüedad de este gentilicio, podría ser una defensa a las independencias de Latinoamérica para que pudieran tener gobierno propio, o la exclusividad del dominio del Continente Americano a los nacientes Estados Unidos de América. Esta doctrina no fue en realidad muy efectiva debido a las múltiples intervenciones europeas posteriores en suelo americano, como por ejemplo la ocupación española de la República Dominicana entre 1861 y 1865, el bloqueo de barcos franceses a los puertos argentinos entre 1839 y 1840, el establecimiento de Inglaterra en la costa de la Mosquitia, en Nicaragua, etc.

6. John Quincy Adams.

Imagen Enviada

John Quincy Adams (n. 11 de julio de 1767 — † 23 de febrero de 1848) fue el sexto Presidente de los Estados Unidos de América, hijo del segundo presidente John Adams. De profesión abogado, ocupó la presidencia del 4 de marzo de 1825 al 3 de marzo de 1829.

Su contribución más importante a la historia estadounidense la dio antes de ocupar la presidencia cuando siendo Secretario de Estado (continuando la política de Jefferson) negoció el Tratado de Adams-Onís por el cual se obligó a España a ceder la península de Florida a los Estados Unidos, además de haber sido el inspirador de la famosa Doctrina Monroe, en la que los europeos se verían impedidos de repartirse el continente. Como miembro del congreso fue propulsor del abolicionismo y la repatriación de los esclavos negros al África.

La elección presidencial de 1824 fue única en la historia de los Estados Unidos. Adams y Jackson eran los principales candidatos a ganar. Sin embargo, una mayoría de votos no fue alcanzada, y la elección recayó en el Congreso de Estados Unidos. Jackson, Adams y Crawford fueron los candidatos. Clay, ex candidato a la presidencia y presidente de la Cámara de Representantes, apoyó a Adams en su búsqueda por la presidencia y, a pesar de que Jackson había tendió más votos electorales y populares que Adams, Adams ganó 13 votos contra 7 de Jackson y 4 de Crawford. Fue el primer presidente en la historia de los Estados Unidos en ganar la presidencia de su país sin ganar el voto popular, y el único que ganó la presidencia sin haber ganado la mayoría de los votos del Colegio Electoral. En 1828 Jackson se vengaría, y ganaría fácilmente la elección. También es conocido como uno de los más opuestos a la masonería.

El 21 de febrero de 1848 en la Cámara de Representantes, dando un discurso en contra de la guerra de México, se desplomó a causa de un infarto cerebral, muriendo a los dos días.

7. Andrew Jackson.

Imagen Enviada

Andrew Jackson (n. 15 de marzo de 1767 — † 8 de junio de 1845) fue el séptimo Presidente de los Estados Unidos.

Biografía

Jackson era hijo de inmigrantes protestantes del Ulster (Irlanda del Norte); eran estos personas muy pobres de ascendencia escocesa. De hecho Jackson y sus hermanos mayores conservaban en su forma de hablar muchos fragmentos del dialecto que usaban los norirlandeses de sangre escocesa.

En aquella época los protestantes del Ulster que pertenecían a las Iglesias presbiterianas (como era el caso de la familia de Jackson) odiaban a las autoridades británicas casi tanto como los irlandeses católicos; ya que el Gobierno inglés hostigaba y reprimía a los protestantes que no estaban afiliados a la Iglesia de Inglaterra (del Anglicanismo). Por eso Jackson fue inculcado en el odio a los ingleses desde niño.

El único presidente estadounidense prisionero de guerra

Jackson ha sido posiblemente el único Presidente de los Estados Unidos que fue prisionero de guerra; cuando tenía sólo 12 años de edad se alistó en la Milicia revolucionaria patriota que luchaba contra el Ejército Británico en la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos. Los dos hermanos mayores de Jackson también se alistaron para luchar contra los británicos, y uno de ellos murió con sólo 16 años de edad.

En un combate el casi niño Andrew Jackson fue herido y capturado por las tropas enemigas; y siendo prisionero de guerra fue objeto de maltrato en una anécdota célebre que se destaca en todas sus biografías. Un oficial inglés ordenó a Jackson que le limpiara sus botas, pero el prisionero se negó a acatar esa humillante orden; enfurecido el oficial le dio un fuerte golpe en la cabeza con un sable. La espada le hizo una fuerte herida en la cabeza y en los dedos de una mano (que había usado para defenderse); y la marca le quedó por el resto de su vida, agitando el apasionado odio que sentía contra los británicos.

Cuando fue liberado de la prisión, Jackson padecía de viruela y tenía accesos de malaria; lo que dejó secuelas en su salud para toda la vida.


La victoria de la Guerra de 1812

En 1812, por varias razones, se inició el conflicto llamado Guerra Anglo-Estadounidense de 1812, que se extendió hasta 1815; siendo que la paz había sido acordada, pero no había sido ratificada por el Congreso, tropas de la marina real británica se encontraron contra las fuerzas estadounidenses dirigidas por Jackson, quién con la colaboración del corsario franco-estadounidense Jean Lafitte, y unos mil piratas que engrosaban las filas de del ejercito estadounidense hasta los tres mil efectivos, y se enfrentaron en la Batalla de New Orleans, que dio la definitiva victoria a los estadounidenses; este hecho elevó la reputación de Jackson y probablemente lo llevaría a la presidencia con el recién fundado Partido Demócrata.

Política exterior

Fue el primer presidente elegido por sufragio universal y que no perteneció al círculo de políticos que participaron en la guerra de independencia ni en la redacción de la constitución. Es uno de los grandes ídolos de la historia de su país por haber hecho concluir eficazmente la llamada Guerra de 1812 (batalla de Nueva Orleans), que enfrentó por segunda vez a EE.UU. con el Reino Unido, por haber anexionado la península de Florida tras comprarlo a los españoles en 1819 (durante la administración del presidente James Monroe) y haber dirigido las guerras indias contra las tribus Creek, Seminola y Cherokee, que tuvieron como objetivo empujarlas más al oeste para permitir a los blancos establecerse hasta el Misisipi. En 1837 Jackson también reconoció a la nueva República de Texas, cuyo territorio poco antes había pertenecido a México y en cuya creación también influyó.


Su papel en el gobierno nacional

Además de ser el primer presidente de origen humilde y nacido en el sur, proyectó la imagen de defensor del hombre común. Sus diferencias con el Banco Nacional (hábilmente dirigida por Nicolas Biddle), promovida también por granjeros del oeste, sufridores de la crisis económica de 1819, consistían en la suspicacia del pueblo ante la ambición de políticos, banqueros e inversionistas extranjeros. Y todo esto llevó a que desconfiaran de las notas bancarias, y a exigir a que se pagase con monedas de oro o plata. Por encima de todo, Jackson consideró al Banco una institución anticonstitucional y antidemocrática, porque privilegiaba a unos pocos habitantes, los más ricos, frente a la mayoría. Entonces, cuando en 1832 el Congreso aprobó la solicitud de renovación de la licencia del Banco Nacional para 1836, el presidente interpuso el veto. Los cuatro años que siguieron a esta decisión del ejecutivo, fue un auténtico duelo entre Jackson y Biddle. La batalla la ganó el presidente retirando los fondos federales para enviarlos a pequeños bancos y el propio Biddle se declaró en quiebra en 1841. El cierre del BUS provocó una grave crisis económica, muchos granjeros se arruinaron y gran parte del capital extranjero se retiró de la nación ante la inestabilidad económica. Cuando llegó el desastre, Jackson ya no estaba en la Casa Blanca para presenciarlo.

Sobre lo anterior dijo Jackson:

"¿No constituye un peligro para nuestra libertad e independencia el tener un banco que tiene tan poco en común con nuestra nación? ¿No representa el mismo una causa de temor el pensar en la pureza y la paz de nuestro proceso eleccionario y en la independencia de nuestro país en guerra? El tener control de nuestro dinero, el recibir el dinero público y el mantener a miles de nuestros ciudadanos en un estado de dependencia, sería peor y más peligroso que cualquier enemigo militar y naval." — Herman E. Cross, Documentary History of Banking and Currency in the United States, Chelsea House, pp. 26, 27.

En 1830 se aprobó en el Congreso la subvención a una carretera en Kentucky de 100 kilómetros que él vetó. Vetó este proyecto por considerar que los fondos públicos podían ser malversados con facilidad y porque un proyecto de estas características beneficiaba a un Estado y no al conjunto de la nación. Con respecto a la venta de tierras, Jackson adoptó la opción favorable de defender a todos aquellos colonos que quisieran establecerse en las nuevas tierras de forma libre. El precio de la venta de las tierras fue muy bajo, sólo para mantener al personal de estas operaciones. Esta medida, junto con el desalojo de los indios produjo un nuevo impulso a la colonización.

La amenaza de nulidad y secesión de los Estados, la no renovación de la cédula del Banco Nacional y el traslado de los indígenas hacia el oeste fueron los asuntos más importantes de la era de Andrew Jackson.

Con respecto a la problemática de la esclavitud, el ejecutivo ignoró bastante el tema para que no aflorara como arma política. No obstante, es necesario señalar que, pese a que en los Estados del norte se concentraban los abolicionistas, los prejuicios contra los negros eran generalizados tanto en el norte como en el sur. Con respecto a los católicos irlandeses, eran una fuente de votantes vital en el noroeste, pese al amplio sentimiento anticatólico y xenófogo de la militancia demócrata.

Atentado

El 30 de enero de 1835 sufrió un atentado de bala. Fue el primero realizado contra la vida de un presidente de los Estados Unidos de América. El atacante fue Richard Lawrence quien le disparó dos tiros en Washington D.C.

8. Martin Van Buren.

Imagen Enviada

Martin Van Buren (n. 5 de diciembre de 1782 — † 24 de julio de 1862) fue el octavo Presidente de los Estados Unidos.

Biografía

Martin Van Buren era un tecato nacio en Old Kinderhook, en el estado de Nueva York. Sus padres, de origen neerlandés eran propietarios de un hotel y gestionaban una granja en la que tenían unos cuantos esclavos. La única educación que recibió fue la de la Escuela municipal de su ciudad natal.

En 1796 empieza a trabajar como escribiente en el despacho de un abogado, en donde empezará a estudiar Derecho de forma autodidacta. Consigue ser admitido como abogado en el Estado de Nueva York en 1803. Desempeñará esta profesión con gran éxito durante 25 años.

Carrera política

Paralelamente a sus actividades como jurista, inicia a partir de 1812 una carrera en la política, que le lleva del Senado del Estado de Nueva York (1812 - 1820) al de los Estados Unidos (1821 - 1828), a un puesto de ministro de Asuntos Exteriores en el gobierno de Andrew Jackson antes de convertirse en su vicepresidente a lo largo del segundo mandato.

A pesar de no haber recibido especial reconocimiento en ninguno de los cargos desempeñados, Martin Van Buren demostró una especial sensibilidad hacia la política, puesto que consiguió obtener numerosos apoyos y, especialmente, consiguió convertirse en la mano derecha del presidente Andrew Jackson. En su biografía se vanagloria de haber sido capaz de mantener la calma frente a los insultos de sus adversarios políticos, lo que de ningún modo le impidió tomarse más adelante la revancha. Era muy hábil a la hora de negociar: fue así como propuso, para poder integrar Florida en la Unión, prohibir la importación de nuevos esclavos, manteniendo sin embargo a los que ya había; esta postura complacía tanto a los Estados del Sur, partidarios de la esclavitud como a los del Norte, anti-esclavistas.

Fortalecido por su experiencia, de 1833 a 1836, como vicepresidente junto a Andrew Jackson, Martin Van Buren se presentó a las elecciones presidenciales de 1836 como candidato presidencial del Partido Demócrata, representante de la continuidad, y resultó elegido fundamentalmente gracias al apoyo de su predecesor. Uno de los principales puntos de su programa era la oposición a que existiera un gobierno federal fuerte, por lo que consecuentemente defendía el derecho de cada Estado a decidir su propia política. La oposición entre los partidarios y los adversarios del federalismo será uno de los puntos sensibles en la vida política de su época. Será elegido con amplia mayoría el 7 de diciembre de 1836.

Presidencia

1837
4 de marzo: investidura de Martin Van Buren como octavo Presidente de los Estados Unidos.
4 de septiembre: enfrentado a la crisis económica mundial de 1837, Van Buren no consigue que el país la supere, fundamentalmente debido a su política de minimizar las funciones del gobierno federal. Los críticos de la oposición hacen que su partido pierda muchos de los puestos en las elecciones intermedias.

1839
Consigue apaciguar la tensión entre los británicos y los estadounidenses en lo relativo al trazado de la frontera entre Canadá y Estados Unidos gracias a un acercamiento diplomático, aunque esta postura le enemista con los que eran partidarios de utilizar la fuerza.

1840
31 de marzo: Decreto presidencial que instituye la jornada laboral de diez horas para todos los obreros que trabajan con contratos federales. La duración media estimada de la jornada de trabajo era en aquella época de 11'4 horas.
4 de julio: El Congreso vota por fin, tras un debate que duraba años, una ley que permite crear un Banco Central bajo control federal.

Política exterior
En Canadá aparecen movimientos separatistas contra el dominio del Reino Unido. Estos rebeldes se ven apoyados logísticamente por los estadounidenses, que les proporcionan, entre otras cosas, armas. Las tropas canadienses atacan los navíos que usan los Grandes Lagos para ese tráfico. A pesar de que muchos estadounidenses desean que haya guerra contra Canadá, Van Buren envía tropas para asegurarse de que, por parte estadounidense, no haya provocaciones. Se consigue evitar el conflicto armado.

Política interior
El pánico se apodera de la economía estadounidense en 1837, puesto que cada uno de los Estados imprime su propio papel moneda, mientras que el gobierno federal negocia con oro y plata. La inflación supera el 20%. De por sí, en esas condiciones resulta difícil enderezar el rumbo de la economía, pero además Van Buren, que está convencido de que no es tarea del gobierno federal intervenir en los negocios privados, decide no hacer nada. Sólo al final de su mandato propondrá la creación de un Banco Central Federal.

Política sobre derechos civiles, minorías e inmigración
Van Buren heredó la decisión de Andrew Jackson sobre la expulsión de los Indios Cherokee de Georgia y nada hace para impedir su ejecución. Emprende una guerra contra los Indios Seminola para forzarlos a evacuar los estados de la Costa Este. (Ver Guerras indias). La expulsión forzosa de las tribus indias y su marcha hacia el oeste se conoce como el "camino de lágrimas" y ocasionó la muerte de la cuarta parte de los Indios Cherokee.

Política de partido
Tras la elección de 1836, Van Buren se presentó con el apoyo y el carisma de su predecesor, Andrew Jackson, contra candidatos del recientemente creado Partido Whig. Consiguió ser elegido sin grandes dificultades. En 1840, en cambio, su reputación estaba de capa caída debido a los problemas económicos y el candidato del Partido Whig que se le oponía, William Henry Harrison, llevó una campaña electoral como las que se desarrollan en nuestros días: carteles y banderas, distribución de objetos con la efigie del candidato, eslógans de campaña, y llegó incluso a expandir rumores acerca de las preferencias sexuales de su contrincante. Van Buren pierde las elecciones.

Fin de su vida política
Martin Van Buren prosiguió su actividad política después de su Presidencia. No consiguió ser el candidato del Partido Demócrata en las elecciones de 1844 al oponerse a la extensión de la esclavitud y a la entrada de Texas en la Unión, lo que abría la posibilidad de entrar en guerra con México. Se presenta incluso en 1848, pero su partido, disidente de los demócratas, ni consigue obtener ni uno solo de los grandes electores.

Muere el 24 de julio de 1862 en su ciudad natal.

9. William Henry Harrison.

Imagen Enviada

William Henry Harrison (n. 9 de febrero de 1773 — † 4 de abril de 1841) fue el noveno Presidente de los Estados Unidos (1841). Nació en Berkeley, Virginia.

Su experiencia anterior en política se inicia como gobernador del territorio de Indiana, antes de ser un estado, y posteriormente continúa como Congresista y senador por el estado de Ohio. Harrison había conseguido fama en todo el país como héroe de guerra en la batalla de Tippecanoe en 1811, en la que tropas estadounidenses habían derrotado a una condeferación de indios. Tras esta batalla recibió el apodo de "Tippecanoe" o "Old Tippecanoe".

Fue elegido como presidente de los Estados Unidos con 68 años de edad, edad sólo superada por Ronald Reagan que fue elegido en 1980 a los 69 años, y sólo estuvo un mes en la presidencia (el periodo más corto en la historia de Estados Unidos). Muere de pulmonía, consecuencia de un discurso de treinta horas dado sin abrigo en una tarde muy fría. Fue el primer presidente en fallecer durante el ejercicio de su gobierno

10. John Tyler.

Imagen Enviada

John Tyler (n. 29 de marzo de 1790 — † 18 de enero de 1862), fue el décimo Presidente de los Estados Unidos.
Nacido en Condado de la ciudad de Charles, Virginia. Fue el segundo presidente en nacer después de ser firmada la Declaración de Independencia (4 de julio de 1776), y el primero en asumir el cargo de presidente siguiendo la muerte de su predecesor. Durante su juventud estudio Derecho. Fue elegido miembro de la asamblea legislativa de Virginia cuando tenía 21 años de edad. Formó parte de la Cámara de Representantes de la Unión en el año 1816. En 1825 fue gobernador del Estado de Virginia, dos años más tarde fue electo senador.
En 1832 se le impuso un impuesto federal a Carolina del Sur lo que hizo que Tyler se fuera en contra del líder de su partido, Andrew Jackson. Tyler decidió abandonar su escaño en el Senado en el 1834.
En las elecciones presidenciales de 1840, el Partido Whig eligió a Tyler como vicepresidente junto a la candidatura de William Henry Harrison. John Tyler toma el cargo de presidente, tras la repentina muerte de Harrison. Esto lo convierte en el décimo Presidente de Estados Unidos desde 1841 al 1845.
Tyler rechazó dos leyes promovidas por la legislación programática de los Whigs. Los Whigs pretendían inhabilitar a Tyler de su cargo como presidente pero no lo consiguieron por falta de votos.
La medida política interna más significativa realizada por John Tyler fue, la “Preemption Act” o Ley de Preferencia de 1841. Con esta medida le era otorgado el derecho de comprar 65 hectáreas al precio mínimo de subasta, a los colonos que habitaban en tierras propiedad del gobierno de Estados Unidos. Lo ultimo que realizo Tyler como presidente fue la firma de ley por la que Texas, fue anexionada.
Tyler tuvo 8 hijos junto a su primera esposa, Leticia, quien murió tras una apoplejía mientras residía en la Casa Blanca. Años más tarde, contrae matrimonio con Julia Gardiner, quien era 33 años menor que el. Tyler tuvo otros 7 hijos junto a su joven esposa. Finalmente John Tyler muere en Richmond, Virginia el 18 de enero de 1862.
Su etapa de gobierno
Asumió el cargo tras la repentina muerte del presidente William Henry Harrison. No supo ser coherente con los ideales de su partido, pues él fue criado en el estado aristócrata de Virginia. No promovió ninguna de las reformas de campaña y su aptitud sureña contribuyó al sentimiento regionalista y secesionista de los estados esclavistas. Esta aptitud le acercó al Partido Demócrata negándose al relanzamiento de un tercer Banco Nacional y no impedir la subida de los aranceles aduaneros.

11. James Knox Polk.

Imagen Enviada

James Knox Polk (n. 2 de noviembre de 1795 – † 15 de junio de 1849) fue el undécimo Presidente de los Estados Unidos.
Biografía
Polk nació en lo que actualmente es la pequeña ciudad de (Condado de Mecklenburg en idioma español); en el Estado de Carolina del Norte. Sus padres fueron Samuel Polk y Jane Knox Polk.
La familia Polk (pero fue modificado con el tiempo) era una familia irlandesa de ascendencia escocesa proveniente del Ulster. Ellos llegaron desde Europa a Maryland en 1680 y sus descendientes se fueron trasladando gradualmente a Carolina del Norte.
La madre de James, Jane, era descendiente de John Knox; el célebre reformador religioso escocés.
En 1806, cuando James Polk tenía 11 años de edad, su familia se mudó a Tennessee; donde su padre trabajó de granjero y topógrafo.
En 1815 Polk se incorporó a la clase de segundo año de Derecho de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill; y en 1818 se graduó con altos honores.
Después de graduarse, Polk regresó a Nashville, Tennessee; y continuó estudiando bajo la dirección de Felix Grundy, un famoso y respetado abogado y político que muchos años después llegaría a ser (entre otras cosas) Fiscal General de los Estados Unidos. Grandy se convirtió en el mentor de Polk en el mundo del Derecho y gracias a sus enseñanzas el futuro Presidente pudo entrar al ejercicio de la abogacía por la puerta grande.
En 1820 Polk fue finalmente admitido en la Barra de Abogados de Tennessee (equivalente a un Colegio de Abogados) y entonces pudo independizarse y comenzar a ejercer como abogado por su propia cuenta. Para ello se instaló en la ciudad de Columbia, en Tennessee; donde abrió su oficina.
Fomentó la expansión hacia el Oeste. Reivindicó Oregón, firmando con Inglaterra el tratado de partición en 1846, y consiguió anexionarse el estado de Texas (1846), no sin antes involucrarse en una guerra con México y su dirigente de por entonces, el general Santa Ana, guerra que finalizó con la derrota de este último en 1848. Tuvo que admitir el río Grande como frontera entre Estados Unidos y México.
Curiosidades
Los They Might Be Giants tienen un canción que se llama James K. Polk, sobre el presidente Polk.
En Manual de supervivencia escolar de Ned la escuela a la que Ned y sus amigos asisten es "James K. Polk"

12. Zachary Taylor.

Imagen Enviada

Zachary Taylor (n. 24 de noviembre de 1784 - † 9 de julio de 1850) también conocido como Old Rough and Ready, fue el duodécimo Presidente de los Estados Unidos de América. Gobernó de 1849 a 1850. Taylor destacó por su gran trayectoria militar y por ser el primer presidente de los Estados Unidos que llegaba al cargo sin haber sido elegido previamente para ningún otro cargo público. Fue, además, el segundo presidente que murió durante el mandato.
Biografía
Zachary Taylor, hijo de de Richard Taylor y Sarah Stroher, nació en una cabaña cercana a Barboursville, en Virginia (Estados Unidos). De niño él y su familia se trasladaron a Kentucky dónde Taylor creció en una plantación conocida como Little Zack. A principios de 1810 conoció a Margaret Mackall Smith con la que contrajo matrimonio el 21 de junio de ese mismo año. Tuvieron un hijo y cinco hijas, dos de las cuales murieron en la infancia.
Entró en el Ejército de los Estados Unidos en 1806 ascendiendo a teniente de infantería dos años más tarde. Poco después fue enviado al territorio de Indiana convirtiéndose en el Comandante de Fort Harrison. En la segunda guerra contra los ingleses que fue desde 1812 hasta el 1815 fue reconocido como un excelente militar. Años más tarde sirvió en la guerra de Black Hawk en 1832 y en la segunda guerra contra los Seminolas entre 1835 y 1842. Durante la guerra de los Seminola se ganó el sobrenombre de Old Rough and Ready tras la batalla del lago Okeechobee.

4N63L
  • 4N63L

  • Ultima

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 06 dic 2002
  • Mensajes: 8.081
#2

Escrito 13 julio 2008 - 09:59

No seria mas interesante hacerlo de presidentes o monarcas españoles ???

Es así y a mucha gente no les importan los de aquí... como para interesarse por Washington.



Imagen Enviada



hado

    hado

  • EXPULSADO
  • vida restante: 0%
  • Registrado: 25 abr 2008
  • Mensajes: 1.546
#3

Escrito 13 julio 2008 - 10:03

No seria mas interesante hacerlo de presidentes o monarcas españoles ???

Es así y a mucha gente no les importan los de aquí... como para interesarse por Washington.



Imagen Enviada


Pues tal vez, de presidentes no, porque han sido solo 4, pero de Reyes,..., aunque lo de los EEUU esta un poco el alza o lo estará dado que en noviembre son las elecciones en EEUU y los norteamericas elegiran al cuadragesimo cuarto presidente de los EEUU.

carlos3dx
#4

Escrito 13 julio 2008 - 10:12

No seria mas interesante hacerlo de presidentes o monarcas españoles ???

Es así y a mucha gente no les importan los de aquí... como para interesarse por Washington.



Imagen Enviada


Pues tal vez, de presidentes no, porque han sido solo 4, pero de Reyes,..., aunque lo de los EEUU esta un poco el alza o lo estará dado que en noviembre son las elecciones en EEUU y los norteamericas elegiran al cuadragesimo cuarto presidente de los EEUU.


¿Seguro?

Adolfo Suárez González

José Luis Rodríguez Zapatero

Felipe González Márquez

José María Aznar

Manuel Azaña

Juan Negrín

Francisco Largo Caballero

Leopoldo Calvo-Sotelo

Francisco Pi y Margall

Niceto Alcalá Zamora

Emilio Castelar y Ripoll

En lo referente al hilo, demasiado denso para estas horas.

hado

    hado

  • EXPULSADO
  • vida restante: 0%
  • Registrado: 25 abr 2008
  • Mensajes: 1.546
#5

Escrito 13 julio 2008 - 10:17

No seria mas interesante hacerlo de presidentes o monarcas españoles ???

Es así y a mucha gente no les importan los de aquí... como para interesarse por Washington.



Imagen Enviada


Pues tal vez, de presidentes no, porque han sido solo 4, pero de Reyes,..., aunque lo de los EEUU esta un poco el alza o lo estará dado que en noviembre son las elecciones en EEUU y los norteamericas elegiran al cuadragesimo cuarto presidente de los EEUU.


¿Seguro?

Adolfo Suárez González

José Luis Rodríguez Zapatero

Felipe González Márquez

José María Aznar

Manuel Azaña

Juan Negrín

Francisco Largo Caballero

Leopoldo Calvo-Sotelo

Francisco Pi y Margall

Niceto Alcalá Zamora

Emilio Castelar y Ripoll


Me refiero a los de periodo demócratico.

carlos3dx
#6

Escrito 13 julio 2008 - 10:27

No seria mas interesante hacerlo de presidentes o monarcas españoles ???

Es así y a mucha gente no les importan los de aquí... como para interesarse por Washington.



Imagen Enviada


Pues tal vez, de presidentes no, porque han sido solo 4, pero de Reyes,..., aunque lo de los EEUU esta un poco el alza o lo estará dado que en noviembre son las elecciones en EEUU y los norteamericas elegiran al cuadragesimo cuarto presidente de los EEUU.


¿Seguro?

Adolfo Suárez González

José Luis Rodríguez Zapatero

Felipe González Márquez

José María Aznar

Manuel Azaña

Juan Negrín

Francisco Largo Caballero

Leopoldo Calvo-Sotelo

Francisco Pi y Margall

Niceto Alcalá Zamora

Emilio Castelar y Ripoll


Me refiero a los de periodo demócratico.


Dos cosas:

1- La república era democrática.

2- Si consideras democracia a partir de la muerte de franco, por tu misma regla de tres españa solo ha tenido un rey. Para mi los reyes de españa son todos los que han habido, y los presidentes lo mismo.

[Edito]

Te recomiendo que solo pongas unos pocos presidentes y continúes otro día con otros pocos, así no se te hará tan pesado poner todos los presidentes de EEUU y para la gente tampoco le será tan pesado (piensa también que la página se cargará más rapidamente).

hado

    hado

  • EXPULSADO
  • vida restante: 0%
  • Registrado: 25 abr 2008
  • Mensajes: 1.546
#7

Escrito 13 julio 2008 - 10:40

No seria mas interesante hacerlo de presidentes o monarcas españoles ???

Es así y a mucha gente no les importan los de aquí... como para interesarse por Washington.



Imagen Enviada


Pues tal vez, de presidentes no, porque han sido solo 4, pero de Reyes,..., aunque lo de los EEUU esta un poco el alza o lo estará dado que en noviembre son las elecciones en EEUU y los norteamericas elegiran al cuadragesimo cuarto presidente de los EEUU.


¿Seguro?

Adolfo Suárez González

José Luis Rodríguez Zapatero

Felipe González Márquez

José María Aznar

Manuel Azaña

Juan Negrín

Francisco Largo Caballero

Leopoldo Calvo-Sotelo

Francisco Pi y Margall

Niceto Alcalá Zamora

Emilio Castelar y Ripoll


Me refiero a los de periodo demócratico.


Dos cosas:

1- La república era democrática.

2- Si consideras democracia a partir de la muerte de franco, por tu misma regla de tres españa solo ha tenido un rey. Para mi los reyes de españa son todos los que han habido, y los presidentes lo mismo.

[Edito]

Te recomiendo que solo pongas unos pocos presidentes y continúes otro día con otros pocos, así no se te hará tan pesado poner todos los presidentes de EEUU y para la gente tampoco le será tan pesado (piensa también que la página se cargará más rapidamente).


Si crees que la II República era demócratica es que no conoces la hstoria de España, solo el cuento rosa de la izuierda.

Empezó ilegalemente, pues unas elecciones muncipales (en que la derech conservadora tuvo más votos) no pueden cambiar legitimamente el modelo de Estado, eso solo en unas generales.
¿Y que democracia persigue a un bando ideologico como la persecución contra los conservadore durante la República?, por ejemplo los carteles electorales, la izquierda podía ponerlos gratis, el centro-derecha tenía que pagar para ponerlo.
¿Y que Estado defendería los ataques contra iglesias y el asesinato indiscriminado de curas y saerdotes inocentes y desde el 31?, ¿Que estado expulsaría a los que se mostraran en desacuerdo con su politica?, no uno muy demócratico.

¡Ah!, y los reyes, a diferencia de los presdentes, no tiene ue estar vinvulados a la democracia, al contrario, los grandes monarcas de nuestra historia fueron absoutos com Felipe II, el mejor rey que conoció España.

hado

    hado

  • EXPULSADO
  • vida restante: 0%
  • Registrado: 25 abr 2008
  • Mensajes: 1.546
#8

Escrito 13 julio 2008 - 10:57

No cabía todo en un post, así que tendré que hacerlo en varios:

13. Millard Fillmore.

Imagen Enviada

Millard Fillmore (n. 7 de enero de 1800 - † 8 de marzo de 1874) fue el décimo tercer Presidente de los Estados Unidos. Este presidente termina el mandato de su predecesor Zachary Taylor.
Experiencia anterior: Abogado, Miembro del Congreso, Vicepresidente.
En su ascenso desde una cabaña de troncos hasta llegar a la Casa Blanca, Millard Fillmore demostró que a través de un metódico apego y competencia por la industria un hombre no necesariamente inspirado, pudo hacer verdad el sueño americano.
Nacido en el condado de Finger Lakes en 1800, Fillmore, fue un joven forjado por las privaciones de la vida de frontera. De niño trabajó en la granja de su padre, y a los quince años fue aprendiz de sastre. Asistiendo como pupilo en una escuela, se enamoró de una maestra de cabello rojizo, Abigail Powers, quien más tarde se convertiría en su esposa.
En 1823 fue admitido en el Colegio de Abogados; siete años más tarde él ejerció su práctica jurídica profesional en Buffalo. Como asociado al dirigente político Whig Thurlow Weed, Fillmore asistió a la administración pública del estado y ocho años más tarde fue miembro de la Cámara de Representantes. En 1848, como interventor de Nueva York, resultó electo vicepresidente.
Fillmore presidió el Senado durante los agitados meses de debate por el Compromiso de 1850. Él no había formulado ningún comentario público acerca de los méritos propios de la oferta del compromiso, pero algunos días previos, con la muerte del Presidente Zacharry-Taylor, se vio obligado a que en caso de resultar empatada la votación del proyecto de ley de Henry Clay, debía votar a favor de la misma.
Tras la repentina asunción de Fillmore a la presidencia en julio de 1850 se produjo una abrupta crisis política en la administración. El gabinete de Taylor presentó la renuncia y el presidente Fillmore procedió a designar a Daniel Webster como Secretario de Estado, lo que le valió formalizar una alianza política con los Whigs moderados, partidarios del Compromiso.
Un proyecto de ley en el que se reconocían los enérgicos argumentos de California en contra de la extensión de la esclavitud, provocó mayores inconvenientes.
Clay, abatido, dejó Washington para recuperarse, dejando al Senador Stephen A. Douglas de Illinois a cargo. Ante esta coyuntura crítica, el Presidente Fillmore se pronunció a favor del Compromiso. El 6 de agosto de 1850, envió un mensaje al Congreso proponiendo que Texas fuera resarcida en caso de dejar sin efecto sus reclamos sobre el territorio de Nueva Méjico.
Esta actitud ejerció influencia sobre un número significativos de legisladores Whigs norteños, para que dejaran de lado su insistencia sobre la aprobación de la cláusula Wilmot, en la que se establecía que en todas las tierras ganadas en la Guerra de Méjico debían admitirse la esclavitud.
La efectiva estrategia de Douglas en el Congreso, combinada con la presión ejercida por Fillmore desde la Casa Blanca, contribuyó a la sanción del Compromiso. A fin de quebrar la propuesta legislativa global de Clay, Douglas presentó cinco proyectos por separados ante el Senado, en los cuales se planteaba:
1. Admitir a California como un estado libre.
2. Fijar los límites de Texas y proceder a compensarla.
3. Asignarle status territorial a Nueva Méjico.
4. Asignar agentes federales a disposición de los propietarios de esclavos para la búsqueda de fugitivos.
5. Abolir el comercio de esclavos en el Distrito de Columbia.
Cada medida fue aprobada por la mayoría, y el 20 de setiembre, el presidente Fillmore las promulgó como leyes. Webster escribió, "Puedo ahora dormir por la noche":
Algunos de los militantes norteños Whigs más activos permanecieron con una postura irreconciliable, rechazando toda posibilidad de perdón a Fillmore, a quien se lo consideró como responsable del Acta de los Esclavos Fugitivos. Ellos contribuirían a privarlo de la nominación presidencial en 1852.
En los años siguientes fue evidente que aunque el Compromiso había sido pergeñado para calmar la controversia sobre la esclavitud, sirvió tan sólo como una efímera tregua.
Como el Partido Whig se desintegró en la década de 1850, Fillmore rechazó unirse al Partido Republicano; pero, de todos modos, en 1856 aceptó la nominación para presidente por un desconocido Partido Americano. En la Guerra Civil se opuso al Presidente Abraham-Lincoln y durante la reconstrucción apoyo al presidente Andrew-Johnson. Fillmore falleció en 1874.

14. Franklin Pierce.

Imagen Enviada

Franklin Pierce (n. 23 de noviembre de 1804 - † 8 de octubre de 1869) fue décimo cuarto Presidente de los Estados Unidos. Nació en Hillsborough, murió en New Hampshire.
Experiencia anterior: Abogado, Miembro del Congreso, Senador.
Elección de Pierce
Franklin Pierce llegó a ser Presidente de los Estados Unidos de manera inesperada; en el año 1852 el Partido Demócrata pensaba que perdería las próximas elecciones presidenciales. Cuando se reunió la Convención Nacional del partido para elegir al Candidato Presidencial, había al menos cuatro dirigentes demócratas importantes que luchaban para ser el candidato y evitar la "previsible" derrota electoral del partido. El partido estaba tan dividido entre estos precandidatos que tuvieron que realizarse varias rondas de votación porque ninguno de ellos reunía la mayoría absoluta necesaria para ser proclamado ganador; ante esta situación de estancamiento, los dirigentes demócratas decidieron elegir a un político muy poco conocido para que fuera el candidato de consenso. Así que en la votación número 49 la Convención eligió candidato al casi desconocido Franklin Pierce, convirtiéndose éste en un "caballo oscuro" (en la jerga política estadounidense se llama así a un candidato inesperado, alguien que nadie se esperaba que fuera el candidato pero que es nombrado como tal por un compromiso de consenso en el que los aspirantes fuertes deben renunciar a sus aspiraciones).

Mientras tanto el Partido Whig de los Estados Unidos, que estaba en el poder para ese momento, también tuvo una competencia interna reñida para elegir a su Candidato Presidencial. En la Convención Nacional del Partido Whig el General Winfield Scott ganó la candidatura presidencial en la votación número 53; Scott obtuvo los votos de 159 delegados contra los 133 que obtuvo su rival, Millard Fillmore (que era el Presidente de la nación para ese momento y que aspiraba a la reelección). Scott era un héroe de la intervención Estadounidense en México (que se peleó entre 1845 y 1848).

Había otros dos candidatos presidenciales: John Parker Hale , que era candidato del pequeño Partido del Suelo Libre; y Daniel Webster, que era un whig disidente.

El programa electoral del Partido Whig era muy parecido al programa del Partido Demócrata; así que la competencia se limitó a una lucha entre las personalidades de los dos candidatos principales (Pierce y Scott). Pero la reputación de enemigo de la esclavitud de los negros que tenía Scott le hizo perder votos entre los whigs de los Estados del Sur; mientras que el programa favorable a la esclavitud de su partido le hizo perder votos entre los whigs del Norte, y todo ello benefició a Pierce. Además, la condición de héroe de la guerra contra los méxicanos de Scott fue compensada por el hecho de que Pierce también había peleado en esa guerra con el rango de General de Brigada (precisamente bajo las órdenes de Scott).

En las elecciones celebradas el 2 de noviembre de 1852, Pierce obtuvo 1.607.510 votos populares equivalentes al 50,84% de los votos; mientras que Scott obtuvo 1.386.942 votos populares, que equivalían al 43,87% de los votos; Parker Hale saco 155.210 votos, equivalentes al 4,91%; y Webster obtuvo 6.994 votos, que representaban un 0,2% del total. En el Colegio Electoral Pierce obtuvo 254 Electores contra 42 de Scott y ninguno para los otros candidatos; así que Pierce ganó la elección y se convirtió en Presidente electo.

15. James Buchanan.

Imagen Enviada

James Buchanan (n. 23 de abril de 1791 - † 1 de junio de 1868) fue el décimo quinto Presidente de los Estados Unidos. Fue el único presidente que nunca se casó, y el único ciudadano de Pensilvania elegido para desempeñar el cargo. Su desempeño en el cargo fue criticado por su inacción frente a la división del país que provocaría el estallido de la Guerra Civil.
Buchanan fue congresista y senador por Pensilvania. Nació en Cove Gap, cerca de Mercersburg, en el condado de Franklin, Pensilvania, el 23 de abril de 1791. Se mudó a Mercersburg con sus padres en 1799, recibió clases particulares, asistió a la escuela del pueblo y se graduó en la Universidad de Dickinson, Carlisle, Pensilvania. En 1809, se mudó a Lancaster (Pensilvania). El mismo año comenzó a estudiar derecho; en 1812 culminó sus estudios y comenzó el ejercicio de la profesión en Lancaster. Fue uno de los primeros voluntarios para la Guerra de 1812 y sirvió en la defensa de Baltimore, Maryland. Fue miembro del Congreso de Pensilvania desde 1814 hasta 1815. Fue presidente del Comité de la Judicatura (Congreso vigesimoprimero). No fue candidato a la renominación en 1830. Buchanan fue designado por la Cámara de Representantes ese mismo año como uno de los fiscales en la moción de juicio político contra James H. Peck, juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Missouri. Entre 1832 y 1834 fue ministro plenipotenciario en Rusia.
Buchanan fue elegido por el partido Demócrata al Senado de los Estados Unidos como reemplazante de William Wilkins tras la dimisión de éste. Asumió su escaño el 6 de diciembre de 1834 y fue reelecto en 1837 y 1843. Fue presidente del comité sobre Relaciones Exteriores en las vigésimocuarta a vigésimosexta formaciones del Congreso; dimitió el 5 de marzo de 1845 para ocupar una plaza en el gabinete ministerial .
Buchanan ejerció como ministro de Asuntos Exteriores en el Gabinete de Presidente James Polk hasta 1849; en 1846 encabezó las negociaciones que condujeron a la firma del tratado de Oregon, que fijó los límites entre las entonces colonias británicas y los Estados Unidos. Desde 1853 hasta 1856 fue enviado en representación diplomática a Gran Bretaña.
Presidencia
En la Convención Nacional del Partido Demócrata reunida en Cincinnati entre el 2 de junio y el 6 de junio de 1856, Buchanan derrotó al Presidente Franklin Pierce (que intentaba ser reelegido) y a otros Pre-candidatos internos; y logró ser elegido como Candidato Presidencial para las elecciones de ese año.
Buchanan debía enfrentarse al candidato del recientemente fundado Partido Republicano, el aventurero John C. Frémont; y al Ex-Presidente Millard Fillmore, que era candidato del Partido Americano (conocido popularmente como Know Nothing).
Buchanan obtuvo el 45,28% de los votos populares (1.836.072 votos), mientras Frémont recibió el 33,11% (1.342.345 sufragios), y Fillmore el 21,53% (873.053 votos) en los comicios celebrados el 4 de noviembre de 1856; quedando elegido Buchanan como Presidente de los Estados Unidos formando un gobierno demócrata desde el 4 de marzo de 1857 hasta el 3 de marzo de 1861.
Se retiró a su casa de Wheatland, cerca de Lancaster, Pensilvania, donde murió el 1 de junio de 1868. Yace en el Cementerio de Woodward Hill, en Lancaster.

16. Abraham Lincoln.

Imagen Enviada

(Hodgenville, EE UU, 1809 - Washington, 1865) Político estadounidense. Abraham Lincoln nació en el seno de una familia de colonos cuáqueros. Durante su infancia y su juventud, marcadas por la pobreza de su familia, recorrió el Missisippi y vivió de cerca las condiciones infrahumanas que padecían los esclavos negros.

Abraham Lincoln tenía veintitrés años cuando dejó la granja donde trabajaba para combatir como soldado raso en la guerra contra los indios. Mientras tanto, emprendió su formación autodidacta y hacia 1836 logró licenciarse en derecho. Dos años antes, su actitud contraria a la esclavitud lo había conducido a intervenir en política, lo que le valió su elección como diputado de Illinois para el período 1834-1842. Merced a su defensa de mejores condiciones de vida para los negros y a su gran elocuencia, logró una gran popularidad en todo el estado.

Imagen Enviada
Abraham Lincoln

En 1846 Lincoln alcanzó la jefatura del partido Whig, y como diputado del Congreso federal apoyó a los abolicionistas de Washington. Sin embargo, su decidida oposición a la guerra contra México, a cuya finalización obtuvo los territorios de Alta California, Nuevo México, el norte de Sonora, Coahuila y Tamaulipas y la anexión definitiva de Texas, le hizo perder muchos votos, y fracasó en las elecciones senatoriales de 1849.

Decepcionado, Lincoln se retiró de la política y durante seis años trabajó como procurador. Su regreso a la vida pública se produjo en 1854, cuando la cuestión de la esclavitud volvió al plano político a raíz de que la Kansas-Nebraska Act propugnara extenderla a los estados del noroeste. Si bien él inicialmente no apoyaba la abolición de la esclavitud en los estados en los que ya existía, sobre todo en los del sur, se oponía a que se instaurase en aquellos otros en los que no estaba autorizada. Particularmente célebre por la vehemencia de su verbo y la solidez de sus argumentaciones fue su discurso antiesclavista Peoria, en 1854.

Comprometido con la causa contra la esclavitud, Lincoln se afilió al Partido Republicano dos años más tarde. Derrotado de nuevo en las elecciones al Senado de 1858, la intensidad de la campaña antiesclavista y los duelos dialécticos que mantuvo con el candidato demócrata Stephen A. Douglas, elegido en la ocasión, le devolvieron la popularidad perdida. La moderación de sus posiciones fue decisiva para que en 1860 la convención republicana de Chicago lo eligiera candidato a la presidencia en detrimento de William H. Seward, representante de los abolicionistas más radicales.

Al año siguiente, favorecido por las divisiones internas de los demócratas, ganó las elecciones a la presidencia de la Unión, lo que desencadenó la reacción de los estados sudistas. Antes de que asumiera oficialmente la presidencia, éstos, encabezados por Carolina del Sur, se declararon independientes.

Aunque el estallido de la guerra civil parecía inevitable, Lincoln intentó detenerla y restaurar la unidad formando un gobierno de coalición con los sudistas. Iniciada la guerra de Secesión pese a todo, el presidente promulgó en 1862 la Homestead Act, para la colonización del Oeste, y propuso una abolición progresiva de la esclavitud, con el íntimo propósito de promover un acercamiento a la Confederación sudista que acelerara el fin de la contienda.

Tras comprobar una vez más la intransigencia del otro bando, el 1 de enero de 1863 decretó la emancipación de los esclavos en todo el territorio de la Unión. Al año siguiente, cuando las fuerzas del Norte ya dominaban casi por completo la situación y el fin del enfrentamiento bélico se veía próximo, Lincoln fue reelegido para un nuevo mandato con un programa de reconstrucción nacional que no pudo realizar: a los cinco días de finalizar la guerra de Secesión, Abraham Lincoln fue asesinado mientras asistía a una función teatral en Washington por un actor sudista llamado John Wilkes Booth.

17. Andrew Johnson.

Imagen Enviada

Andrew Johnson (n. 29 de diciembre de 1808 - † 31 de julio de 1875) fue el décimo sexto vicepresidente en (1865) y el décimo séptimo Presidente de los Estados Unidos, sucediendo al fallecido Abraham Lincoln durante el periodo 1865 - 1869.

Johnson era un senador de Greeneville, Tennessee en el momento de la secesión de los Estados del Sur. El fue el único senador del Sur que no dejó su puesto a la secesión, y se convirtió en el más prominente demócrata antiguerra del Sur. En 1862, Lincoln nombró a Johnson como gobernador militar de Tennessee, donde demostró dinamismo y la eficacia en la lucha contra la rebelión. Johnson fue nombrado Vicepresidente en 1864. Fue elegido junto con Abraham Lincoln en noviembre de 1864, y se convirtió en presidente tras el asesinato de Lincoln en 15 de abril de 1865. Como presidente se hizo cargo de la Reconstrucción, la primera fase de reconstrucción, que duró hasta perder el control de los republicanos en el Congreso en las elecciones de 1866. Su política de reconciliación hacia el Sur, su prisa por reincorporar a los ex confederados de nuevo a la Unión Americana, y sus vetos de los proyectos de ley de derechos civiles le envuelve en una amarga disputa con los republicanos. Los republicanos en la Cámara de Representantes intentaron de imponer cargos criminales contra él en 1868, y fue absuelto por un solo voto en el Senado, la de Edmund G. Ross. Fue el primer Presidente de EE.UU. en ser enjuiciado por una conducta tachable Impeachment.

18. Ulysses Simpson Grant.

Imagen Enviada

Hiram Ulysses Grant mejor conocido como Ulysses Simpson Grant (n. 27 de abril de 1822 – † 23 de julio de 1885) fue el décimo octavo Presidente de los Estados Unidos (1869–1877). Logró fama internacional al liderar la Unión en la Guerra Civil Estadounidense, capturando Vicksburg en 1863 y Richmond en 1865. Aceptó la rendición de su oponente confederado Robert E. Lee en la batalla del palacio de justicia de Appomattox. Se opuso a la guerra con México y dijo:
No creo que haya habido una guerra más injusta como la que Estados Unidos le hizo a México, era seguir el mal ejemplo de las Monarquías Europeas
Después de servir en la Guerra México-Estados Unidos,junto a su primo Ricardo Grant con una vida militar en tiempos de paz sin distinción y una serie de trabajos como civil sin éxito, Grant regresó al servicio en 1861 en la etapa de gestación de la Guerra Civil Estadounidense siendo altamente exitoso entrenando nuevos reclutas. Su captura del Fuerte Henry y del Fuerte Donelson en febrero de 1862 marcó las primeras victorias de la Guerra Civil y abrió grandes posibilidades para la invasión del sur, Sorprendido y casi derrotado en la Batalla de Shiloh (abril de 1862), peleó en contra y tomó control del oeste de Kentucky y de Tennessee. Su mayor logro en 1862-63 fue el obtener el control del Río Mississippi derrotando una serie de batallones descoordinados de los estados confederados y el obtener la captura de Vicksburg en julio de 1863. Después de una victoria en Chattanooga a finales de 1863, Abraham Lincoln lo nombró General en Jefe del ejército de la Unión.
Grant fue el primer general de la Unión que inició ofensivas coordinadas en múltiples escenarios. Mientras que sus subordinados William Tecumseh Sherman y Philip Sheridan marcharon a través de Georgia y el Valle de Shenandoah respectivamente, Grant supervisó personalmente la Campaña Overland en 1864 en contra del ejército del General Robert E. Lee en Virginia. Utilizó la guerra de agotamiento contra su oponente, conduciendo una serie de combates a gran escala con grandes bajas que alarmaron a la opinión pública, mientras que se dirigía a la capital Confederada, Richmond. Grant anunció que "pelearía en esta línea así le tomara todo el verano." Lincoln apoyó a su general y reemplazó sus pérdidas, el ejército menguante de Lee fue forzado a defenderse en las trincheras alrededor de Richmond y Petersburg. En abril de 1865, el ejército de Grant, enormemente mayor que el de su oponente, atacó, capturando Richmond, y forzando a Lee a rendirse en Appomatox. J.C.Fuller lo describió como "el mejor general para su edad y uno de los mejores estrategas de cualquiera." Su campaña de Vicksburg en particular ha sido estudiada por especialistas militares de todo el mundo.

19. Rutherford Birchard Hayes.

Imagen Enviada

Rutherford Birchard Hayes (n. 4 de octubre de 1822 - † 17 de enero de 1893) fue un político estadounidense, abogado, líder militar y el décimo noveno Presidente de los Estados Unidos (1877-1881).
No se presentó de nuevo a las elecciones presidenciales de 1880, manteniendo su promesa de que no se presentaría a segundo mandato. Hayes murió de complicaciones de un ataque cardiaco en Fremont, Ohio en 1893.
Carrera política temprana
Hayes nació en Delaware, Ohio, el 4 de octubre de 1822. Sus padres fueron Rutherford Hayes (4 de enero de 1787 Brattleboro, Vermont-20 de julio de 1822 Delaware, Ohio) y Sophia Birchard (15 de abril de 1792 Wilmington, Vermont-30 de octubre de 1866 Columbus, Ohio) y fue el menor de cuatro hijos, sin embargo dos de ellos, Lorenzo Hayes (1815-1825) y Sarah Sophia Hayes (1817-1821) murieron en la infancia. El padre de Hayes murió antes de que Hayes naciera y un tío, Sardis Birchard, vivió con la familia y hizo de guardián de Hayes. Hayes asistió a la escuela pública y la Academia Metodista de Norwalk. Se graduó en el Kenyon College en Gambier en agosto de 1842 y de Harvard Law School en enero de 1845. Fue admitido en la asociación de abogados el 10 de mayo de 1845, y comenzó la práctica en Lower Sandusky (ahora Fremont). Se trasladó a Cincinnati, Ohio en 1849 y reanudó la práctica de la ley.
Era cercano a su hermana Fanny Arabella Hayes (1820-1856) como se puede var en esta entrada de su diario:
July, 1856. —My dear only sister, my beloved Fanny, is dead! The dearest friend of childhood, the affectionate adviser, the confidante of all my life, the one I loved best, is gone; alas! never again to be seen on earth.
Servicio en la Guerra Civil Estadounidense
A pesar de tener cerca de 40 años en el estallido de la Guerra Civil Estadounidense, Hayes se unió como voluntario durante tres años y fue comisionado como mayor del vigésimo tercero regimiento de infantería voluntario de Ohio el 27 de junio de 1861 a pesar de no tener experiencia militar previa. Ascendió a Teniente Coronel el 24 de octubre de 1861, Hayes fue severamente herido en la Batalla de South Mountain mientras comandaba el vigésimo tercero regimiento en Fox Gap cuando una bala de mosquete le golpeó en el brazo izquierdo arm por encima del codo. La bala le fracturó el hueso pero no lo astilló, con lo que hubiera necesitado una amputación del miembro. Ascendió a coronel el 24 de octubre de 1862, y tuvo a su mando a una brigada en la Batalla de Cloyd's Mountain. Ascendió a general de brigada de los voluntarios el 9 de octubre de 1864, durante la Shenandoah Valley Campaign de 1864. Recibió un Brevet a general mayor de los voluntarios el 3 de marzo de 1865.
Servicio en política
Mientras que estaba en Shenandoah en 1864, Hayes recibió la nominación republicana para el congreso desde Cincinnati. Hayes fue elegido y sirvió en el trigésimo noveno y cuadragésimo congresos desde el 4 de marzo de 1865 al 20 de julio de 1867, cuando renunció, habiendo sido nominado para Gobernador de Ohio. Fue gobernador de 1868 a 1872, y un candidato sin éxito en la elección del cuadrigésimo tercero congreso. Fue elegido nuevamente gobernador y sirvió desde enero de 1876 al 2 de marzo de 1877.
Elección de 1876
Votos electorales presidenciales por estadoHayes se convirtió en presidente tras los años tumultuosos y llenos de escandalos de la administración de Grant. Tuvo una reputación de honestidad que venía de sus años en la Guerra Civil. Como gobernador de Ohio, su escrupulosidad a veces consternaba incluso a sus aliados políticos, y le pusieron el sobrenombre de "Old Granny". Hayes fue bastante famoso por su capacidad de no ofender a nadie. No obstante, su oponente en la elección presidencial, el demócrata Samuel J. Tilden, era el favorito para ganar la elección presidencial y, de hecho, ganó el voto popular por unos 250.000 votos (con unos 8,5 millones de votantes en total).
Los votos de los colegios electorales de cuatro estados fueron impugnados. Para ganar, los candidatos tenían que reunir 185 votos: Tilden se quedó corto por sólo uno, con 184 votos, Hayes tuvo 165, con 20 votos representando los cuatro estados donde estaban impugnados. Para empeorar las cosas, tres de estos estados (Florida, Louisiana, y Carolina del Sur) estaban en el Sur, el cual estaba todavía bajo ocupación militar (el cuarto fue Oregón).
Para decidir pacíficamente los resultados de la elección, las dos casas del Congreso establecieron una comisión electoral para investigar y decidir el vencedor real. La comisión estaba constituida por 15 miembros: cinco de la Casa, cinco del Senado y cinco de la Corte Suprema. Además, la comisión era bipartidista consistiendo en 7 demócratas, 7 republicanos y un voto "bisagra" de Joseph P. Bradley, un juez de la Corte Suprema. Bradley, sin embargo, era un republicano de corazón y de esta manera la decisión siguió las líneas de los partidos: 8 votaron por Hayes ganando así las elecciones.
Presidencia (1877-1881)
Como el 4 de marzo de 1877 era un domingo, Hayes hizo el juramento de toma de posesión del cargo en la Habitación Roja de la Casa Blanca el 3 de marzo. Realizó el juramento de toma de posesión del cargo de nuevo públicamente el 5 de marzo en el pórtico este del Capitolio de Estados Unidos, y sirvió hasta el 3 de marzo de 1881.
Política interior
En los asuntos de interior, aparte de la reconciliación con el Sur, su administración fue sobresaliente por dos logros, ambos mostrando la evidencia de un dedicido presidente en resolver sus relaciones con el congreso: reanudación de monedas (principalmente oro) apoyando el papel moneda y bonos que financiaron la guerra, y el comienzo de la reforma del servicio civil. El primer paso de Hayes en la reforma del servicio civil fue la publicación de una orden ejecutiva en junio de 1877 prohibiendo a los criados federal es civiles de tomar parte activa en política.
Política exterior
En 1878, Argentina le pidió a Hayes actuar como árbitro en la Guerra de la Triple Alianza entre Argentina, Brasil y Uruguay contra Paraguay. Los argentinos esperaban que Hayes les daría la región de Chaco; sin embargo, se decidió a favor de los paraguayos. Su decisión le hizo un héroe en Paraguay, y una ciudad (Villa Hayes) y un departamento (Presidente Hayes) fueron llamados en su honor.

20. James A. Garfield.

Imagen Enviada

James Abram Garfield (n. 19 de noviembre de 1831 - † 19 de septiembre de 1881) fue el vigésimo Presidente de los Estados Unidos. Se convirtió en el segundo presidente que murió asesinado en los Estados Unidos, -el presidente, Abraham Lincoln, corrió la misma fatalidad estando en el cargo-. Su presidencia es la segunda más corta en la historia de Estados Unidos tras la de William Henry Harrison.
Su asesinato interrumpió su mandato tras sólo seis meses y quince días en el cargo.
Vida
Garfield nació en la ciudad de Orange Township, actualmente Moreland Hills, un suburbio de la ciudad de Cleveland, Ohio. Su padre murió en 1833, cuando James Abram tenía 18 meses. Creció cuidado por su madre y un tío.
En Orange, Garfield acudió a la escuela, siendo un precursor de las escuelas de la ciudad. De 1851 a 1854, estudió en el Western Reserve Eclectic Institute ( universidad nombrada más tarde como Hiram College) en Hiram, Ohio. Después se trasladó a la universidad de Williams en Williamstown, Massachusetts, donde fue miembro de la hermandad Delta Upsilon. Se graduó en 1856 como estudiante excepcional que sobresalió en todas las materias excepto en química. Más tarde enseñó en el Eclectic Institute idiomas clásicos durante el curso académico de 1856-1857 y fue nombrado director del instituto a partir de 1857 y hasta 1860
El 11 de noviembre de 1858, se casó con Lucretia Rudolph, una de sus antiguas alumnas. Tuvieron un total de siete niños, cinco hijos y dos hijas: Eliza A. Garfield (1860-63); Harry A. Garfield (1863-1942); James R. Garfield (1865-1950); Maria Garfield (1867-1947); Irvin M. Garfield (1870-1951); Abram Garfield (1872-1958); y Edward Garfield (1874-76). Uno de sus hijos, James Rudolph Garfield, siguió los pasos de su padre en política y llegó a ser secretario de Interior con Theodore Roosevelt como presidente del país.
Garfield decidió que la vida académica no era para él y la ley estudió derecho por su cuenta. Fue admitido en el colegio de abogados de Ohio en 1860. Incluso antes de su admisión en este colegio, se incorporó a la política. Lo eligieron un senador del estado de Ohio en 1859, y ocupó el cargo hasta 1861. Permaneció en el Partido Republicano durante toda su vida política. Como anécdota cabe destacar que fue matemático aficionado y llegó a publicar una original demostración del Teorema de Pitágoras en el Diario de Educación de Nueva Inglaterra (New England Journal of Education)
Su elección como candidato y su presidencia
Fue elegido candidato por el partido republicano en 1880 en una convención celebrada en Chicago en la que Garfield supo aprovechar la rivalidad entre los grandes favoritos a la candidatura republicana, James Blaine, John Sherman y el ex presidente Ulysses S. Grant. Después de 35 votaciones en las que no se impuso ninguno de los candidatos, la convención optó por un caballo oscuro, dark horse en inglés. Es decir un candidato que no entraba en la lista de favoritos, y es que las maniobras de Garfield en favor de Sherman hicieron que la convención lo viese como un candidato ideal para la presidencia.
Garfield se impuso en las elecciones a su rival demócrata William Scott Hancock por 214 votos electorales a 85 y fue elegido presidente de los Estados Unidos e investido el 4 de marzo de 1881.

21. Chester A. Arthur.

Imagen Enviada

Chester Alan Arthur (n. 5 de octubre de 1829 - † 18 de noviembre de 1886) fue el vigésimo primer Presidente de los Estados Unidos de América (1881-1885). Siendo vicepresidente, accedió a la presidencia debido al asesinato de James A. Garfield. Nació en Fairfield, Vermont e insistía en que había nacido en 1830, en lugar de 1829 (incluso en su tumba aparece la fecha de 1830).
Sus rivales políticos hicieron circular el rumor de que había nacido al otro lado de la frontera canadiense para hacer dudar sobre su nacionalidad y que no pudiese ser candidato a la presidencia de los Estados Unidos, ya que la Constitución marca esto como un requisisto imprescindible de cumplir.
Realmente, el presidente Arthur nunca había ocupado antes un cargo electo aunque militar en el partido ganador fue lo que proporcionó oportunidades de éxito. Por medio de la ley Pendleton Civil Service de 1883 puso las bases para la selección de los fuconarios del estado mediante una serie de exámenes. También se aprobó bajo su mandato una ley, en 1882, que restringía el acceso de inmigrantes chinos en los Estados Unidos por un período de diez años.

22. Grover Cleveland.

Imagen Enviada
Stephen Grover Cleveland (n. 18 de marzo de 1837 - † 24 de junio de 1908) fue el vigésimo segundo (1885–1889) y vigésimo cuarto (1893–1897) Presidente de los Estados Unidos y el único presidente de ese país en tener dos mandatos no consecutivos. Además de ser el único demócrata electo en una era de preponderancia republicana en el gobierno entre 1860 y 1912, y el primer demócrata electo tras la guerra de secesión. Sus admiradores elogiaron su mandato por su honestidad, independencia de criterio y adherencia a los principios del liberalismo. Sin embargo se le critica la sobrecarga que al parecer sufrió su segundo mandato agobiado por una grave crisis económica y la perdida del control del partido demócrata frente a las ramas agrarias del mismo.
Juventud y Carrera Política temprana
Cleveland nació en Caldwell, New Jersey, hijo del Reverendo Richard Cleveland y su esposa Anne Neal. Su padre un ministro presbiteriano fue trasladado varias veces, por lo que Cleveland, creció en constante mudanza en torno a la costa este de Norteamérica.
Ejerció la abogacía en Buffalo, New York, donde ya se notaba su concentración en el trabajo y el empeño por resolver los casos que se le presentaban. Fue electo sheriff del condado de Erie, New York en 1870 y, mientras ejercía su puesto ejecuto personalmente al menos dos condenas a muerte en la horca de criminales. Sus oponentes políticos le criticarían alos más tarde esto llamándolo el "Verdugo de Buffalo", Cleveland aclaraba que el quería tener la responsabilidad de las ejecuciones para evitar ese peso a sus subordinados.
A la edad de 44 empezó su carrera política en ascenso que lo llevaría a la Casa Blanca en tres años. Afín al reformismo demócrata fue electo mayor de Buffalo, con el eslogan "Public Office is a Public Trust" (la gestión publica es confianza publica) como marca registrada de su gestión. En 1882, fue electo gobernador de New York.
Primer mandato como Presidente (1885-1889)
Campaña de 1884
Cleveland gano las elecciones presidenciales de 1884 con el apoyo combinado de Demócratas y Republicanos reformistas que disentían con el candidato opositor, Senador por el estado de Maine James G. Blaine, por presunta corrupción en sus funciones. La campaña fue relativamente negativa, dado que la oposición para mermar la imgen de honestidad que emanaba Cleveland le adjudico varios hijos extramatrimoniales producto de sus años en el ejercicio de la abogacía. Cleveland nunca admitió o negó el rumor, pero si admitió pagar manuntención a un hijo con el nombre de Oscar Folsom Cleveland.
Vida Personal
Grover Cleveland fue el único cuya boda se realizó en la casa blancaEn Junio de 1886 Cleveland contrajo matrimonio con Frances Folsom, hija de un compañero de su buffet de abogado, en el Salon Azul de la Casa Blanca. Fue el segundo presidente en casarse en ejercicio y el único en tener su boda en la Casa Blanca. Folsom fue además la Primera Dama más joven en la historia de Estados Unidos de America. En octubre de 1886 Cleveland inauguró la Estatua de la Libertad.
Políticas
La gestión de Cleveland puede resumirse en una de sus frases más características, "solo tengo algo que hacer y es hacer lo correcto", el mismo insistía que su labor en la presidencia debía consistir en frenar las malas ideas de otros políticos. El hecho fue Cleveland hizo un uso del veto, mayor que otros presidentes de su época, casi siempre destinándolo a frenar políticas de ayuda social siguiendo así el liberalismo clásico imperante en su época; entre las maniobras destacadas de Cleveland para frenar la ayuda social a los desfavorecidos podemos encontrar el veto de una ley que destinaba u$s 10.000 a la compra de granos para distribuir entre granjeros tejanos empobrecidos por la sequía, en este caso escribió: "La ayuda federal en estos casos aumenta la expectación de recibir cuidado paternal de parte del gobierno y disminuye la dureza de nuestro carácter nacional". Este presidente también veto cientos de peticiones de pensiones privadas para veteranos de la guerra civil estadounidense que según argumento él eran fraudulentas. Cleveland comenzó también una sensacional pero sanguinaria campaña contra los aborígenes Apache acaudillados por su líder Gerónimo. Estos nativos eran una molestia para la progresiva invasión de colonos blancos en el oeste estadounidense. También se enfrentó con las compañías de ferrocarril investigando la posesión de las tierras dadas a estas en el oeste por el gobierno consiguiendo la devolución al Estado de 328.000 km². Firmó además la ley de comercio interestatal, primera norma regulatoria de los ferrocarriles en su país. En política exterior Cleveland se caracterizó por un aislacionismo caracterizado por un parentesis en las groseras intervenciones del ejército estadounidense sobre el resto de América. Sin embargo, no hubo un desvío significativo en la costumbre, rechazó la presencia de su país en la conferencia de Berlin. frenando las pretensiones de Washington sobre el Congo. En política económica este presidente inicio una cruzada contra las tarifas proteccionistas implantadas por anteriores gestiones que obtuvo éxitos parciales.

23. Benjamin Harrison.

Imagen Enviada
Benjamin Harrison (n. 20 de agosto de 1833 - † 13 de marzo de 1901) fue el vigésimo tercer Presidente de los Estados Unidos. Previamente fue senador por Indiana. Su gestión es mejor conocida por una serie de leyes entre las que se incluye la tarifa MacKinley, y por alcanzar un presupuesto federal de gastos de mil millones de dólares, este ultimo principal causa de que fuera derrotado por los democratas en 1892.
Presidencia
Benjamin Harrison no ganó por una victoria aplastante, pero recogió una herencia política y económica desconocidas hasta la fecha. En primer lugar y por primera vez en décadas, tenía mayoría el Partido Republicano tanto en el Senado, como en la Cámara de Representantes. Y en segundo lugar, la Unión consiguió un superávit de mil millones de dólares, que se invirtieron en una serie de grandes obras públicas, como la mejora de numerosas instalaciones portuarias y fluviales. Se subvencionaron desde compañías de vapores hasta envasadoras de carne de cerdo y se pagaron muchas pensiones a veteranos de guerra; siendo la devolución de impuestos especiales cobrados durante la Guerra Civil a los Estados de la Unión uno de los mayores gastos.
La ley Sherman, concebida contra los trusts, ratificada en 1890, declaraba ilegal cualquier fusión de empresas que restringiera el comercio entre Estados o con naciones extranjeras. No obstante, ésta ley no fue muy efectiva, al menos no inmediatamente.

24. Grover Cleveland.

Imagen Enviada
Stephen Grover Cleveland (n. 18 de marzo de 1837 - † 24 de junio de 1908) fue el vigésimo segundo (1885–1889) y vigésimo cuarto (1893–1897) Presidente de los Estados Unidos y el único presidente de ese país en tener dos mandatos no consecutivos. Además de ser el único demócrata electo en una era de preponderancia republicana en el gobierno entre 1860 y 1912, y el primer demócrata electo tras la guerra de secesión. Sus admiradores elogiaron su mandato por su honestidad, independencia de criterio y adherencia a los principios del liberalismo. Sin embargo se le critica la sobrecarga que al parecer sufrió su segundo mandato agobiado por una grave crisis económica y la perdida del control del partido demócrata frente a las ramas agrarias del mismo.
Juventud y Carrera Política temprana
Cleveland nació en Caldwell, New Jersey, hijo del Reverendo Richard Cleveland y su esposa Anne Neal. Su padre un ministro presbiteriano fue trasladado varias veces, por lo que Cleveland, creció en constante mudanza en torno a la costa este de Norteamérica.
Ejerció la abogacía en Buffalo, New York, donde ya se notaba su concentración en el trabajo y el empeño por resolver los casos que se le presentaban. Fue electo sheriff del condado de Erie, New York en 1870 y, mientras ejercía su puesto ejecuto personalmente al menos dos condenas a muerte en la horca de criminales. Sus oponentes políticos le criticarían alos más tarde esto llamándolo el "Verdugo de Buffalo", Cleveland aclaraba que el quería tener la responsabilidad de las ejecuciones para evitar ese peso a sus subordinados.
A la edad de 44 empezó su carrera política en ascenso que lo llevaría a la Casa Blanca en tres años. Afín al reformismo demócrata fue electo mayor de Buffalo, con el eslogan "Public Office is a Public Trust" (la gestión publica es confianza publica) como marca registrada de su gestión. En 1882, fue electo gobernador de New York.
Segundo mandato como Presidente 1893-1897
Campaña
Los primeros objetivos de campaña de Cleveland fueron reducir las tarifas proteccionistas y detener una descontrolada producción de monedas de plata, que estaba dejando vacías las reservas de oro del Departamento del Tesoro de su país. Con la reelección de 1892 Cleveland se convirtió en el primer presidente de los Estados Unidos ser elegido para dos mandatos no consecutivos.
Políticas
A poco de llegar a la presidencia Cleveland tuvo que enfrentar una crisis conocida como el "Pánico de 1893", caracterizada por un serio declive en la economía producto de las escasas reservas de oro del estado. Lidiando directamente con el desempleo y la quiebra de numerosas industrias agrícolas, Cleveland ayudado por leyes de regulación, la J.P. Morgan y Wall Street logro contener el espiral inflacionario. Lucho en vano por disminuir tarifas aduaneras a través de leyes que fueron frenadas por el Congreso. En Junio de 1894 debió enfrentar una huelga de trabajdores ferroviarios en Chicago la cual reprimió con dureza enviando un contigente del ejército. Invocando la Doctrina Monroe, Cleveland forzó a Gran Bretaña a aceptar su arbitrio en una cuestión de límites con Venezuela. También modernizo la Armada estadounidense estrategia que serviría más tarde para ganar la guerra contra España. Tras una investigación sobre el derrocamiento de Liliuokalani, reina de Hawaii, apoyo la restauración de la monarquía en ese país. Retirando del Senado el proyecto de anexión de Hawaii a la Unión.
Retiro y muerte
Al dejar la presidencia se retiró a Princeton, New Jersey donde durante un tiempo trabajo en la Universidad oponiéndose a las políticas del por entonces Rector Woodrow Wilson, falleció en 1908 de un infarto y fue sepultado en un cementerio de Princeton.

25. William McKinley.

Imagen Enviada

William McKinley (29 de enero de 1843 – 14 de septiembre de 1901) fue el vigésimo quinto Presidente de los Estados Unidos, y el último veterano de la Guerra Civil Estadounidense elegido presidente.
Durante la década de 1880 fue un importante miembro del partido republicano y como congresista fue responsable del incremento de los aranceles a las importaciones (McKinley Tariff), como medida de prosperidad. Su candidatura a presidente en las elecciones presidenciales de 1896 se caracterizó por promover el pluralismo entre los grupos étnicos. Su campaña fue diseñada por Mark Hanna, quien introdujo nuevas técnicas de publicidad que revolucionaron las campañas políticas realizadas hasta la fecha lo que le permitió vencer claramente al representante demócrata William Jennings Bryan. Con su mandato comenzó un período de dominio del Partido Republicano, durante el cual se fomentó la actividad mercantil y Estados Unidos se convirtió en una potencia mundial tras su victoria en la Guerra Hispano-Estadounidense. Esto permitió a McKinley volver a ser elegido presidente en 1900 tras otra intensa campaña también frente a Bryan. En lo referente a política internacional anexionó Filipinas, Guam, Puerto Rico y Hawai e impuso un protectorado sobre Cuba.
El 6 de septiembre de 1901 fue tiroteado por el anarquista Leon Czolgosz. Falleciendo ocho días después, se convirtió en el tercer presidente en ser asesinado en el cargo, a causa de las múltiples heridas. Fue sucedido en el cargo por Theodore Roosevelt.
Infancia y juventud
Nacido en Niles, Ohio el 29 de enero de 1843, William McKinley fue el séptimo de nueve hermanos. En 1869 fijó su residencia en Canton, Ohio, donde vivió hasta su muerte. Sus padres William y Nancy tenían orígenes escoceses e irlandeses.
En junio de 1861, al comenzar la guerra civil, se alistó en el ejército federal dentro del vigésimo tercer regimiento de infantería de voluntarios de Ohio. El regimiento fue enviado al oeste de Virginia, donde pasó un año luchando frente a pequeños destacamentos confederados. Su superior, Rutherford B. Hayes, también futuro presidente de los Estados Unidos, le ascendió al rango de Sargento. Posteriormente continuó ascendiendo hasta que en 1865, al finalizar la guerra, había alcanzado el rango de Mayor. En 1869 conoce a quien sería su esposa, Ida Saxton, con la que contraería matrimonio dos años después.
Carrera política
Tras la guerra acudió a la Albany Law Scholl, donde estudió abogacía. Ejerció como abogado entre 1869 y 1871.
Con la ayuda de Rutherford B. Hayes es elegido como miembro del partido republicano para la Cámara de Representantes, donde serviría en los periodos 1877–1882 y 1885–1891. Asimismo fue presidente del Comité de Revisión de Leyes entre 1881 y 1883. En 1890 autorizó la McKinley Tariff, consistente en un incremento de los aranceles a las importaciones. Esta impopular medida, junto con una gerrymandering, provocó que perdiera su sillón en la Cámara de Representantes.
Gobernador de Ohio
Tras abandonar el Congreso, Mckinley venció en las elecciones para gobernador de Ohio de 1891, derrotando al demócrata James E. Campbell. En 1893 fue reelegido venciendo en esta ocasión a Lawrence T. Neal. Entre sus medidas como gobernador se encuentra la aprobación de leyes para aumentar las medidas de seguridad en el transporte de trabajadores.
Elecciones de 1896
En azul los estados ganados por McKinley y en rojo los ganados por Bryan. Los números indican los votos electorales de cada estado.McKinley abandonó el sillón de gobernador a principios de 1896, y con el apoyo de su amigo Marcus Hanna comenzó una activa campaña para ser elegido por el partido republicano. Tras la designación en el congreso del partido regresó a su casa en Canton, Ohio desde donde dirigió toda su campaña. El responsable de toda la campaña fue Hanna, un rico industrial. McKinley basó su discurso de campaña, en fomentar la industria y la banca y garantizando la prosperidad para cada grupo en una nación plural. Gracias a este discurso McKinley obtuvo numerosos votos en zonas obreras y de minorías étnicas, hasta ese momento feudo del partido demócrata. Durante la campaña Hanna invirtió 3,5 millones de dólares, y desarrollo innovadoras maniobras publicitarias para difundir el discurso de McKinley. Finalmente y aunque inicialmente Bryan encabezaba las encuestas, la victoria se decantó del lado de McKinley por un amplio margen.
Presidencia 1897–1901
Política interna
Mckinley cumplió lo prometido en el proceso electoral, dado que 1897 se convirtió en el año de la recuperación bursátil y agrícola y un incremento de la prosperidad. Esto se debió en parte a una reducción de la agitación política y en parte a la confianza de los grandes empresarios en la nueva Administración.
El 16 de junio de 1897 se firmó el Tratado de anexión de Hawaii a los Estados Unidos de América. El gobernador de Hawaii ratificó la medida rápidamente pero era necesaria una mayoría de 2/3 en el Senado. La solución fue anexionar Hawaii mediante una resolución común que tan sólo requería mayoría en ambas cámaras del Congreso. Mediante la anexión, los Estados Unidos se comprometía a hacer frente a la deuda de 4 millones de dólares que tenía Hawaii.La resolución fue aprobada pero contó con el voto en contra de la mayor parte de los miembros del partido demócrata y muchos republicanos, entre los que se encontraba Speaker Reed. Se creó una comisión formada por Shelby M. Cullom, John T. Morgan, Robert R. Hitt, Sanford B. Dole, y Walter F. Frear, que se encargó de dotar de un sistema de gobierno a las islas. Este sistema fue aprobado por ley el 30 de abril de 1900. El acta de exclusión de la población China de 1882, fue ampliado también a las islas y la inmigración desde Hawaii al continente fue prohibida.
Política exterior
Durante su mandato McKinley se propuso alcanzar la supremacía en los mercados mundiales; para ello durante su mandato se buscaron nuevos mercados, y dentro de esta política se incluyó la anexión de Hawaii y diversos intereses en China. Durante su época como congresista Mckinley defendió la anexión de Hawaii con la finalidad de «americanizarla» y establecer una base naval.
Durante este periodo se produjeron varios conflictos, principalmente con España. Los Estados Unidos tenían interés en Cuba, Filipinas, Hawaii y China. McKinley no pretendía anexionar Cuba sino mantener un control comercial sobre ella. En Filipinas pretendía instalar una base para negociar con China y posicionarse dentro de la política asiática.
McKinley llegó a decir:
"Yo caminaba por la Casa Blanca, noche tras noche, hasta medianoche; y no siento vergüenza al reconocer que más de una noche he caído de rodillas y he suplicado luz y guía al Dios Todopoderoso. Y una noche, tarde, recibí Su orientación, no sé cómo, pero la recibí: primero, que no debemos devolver las Filipinas a España, lo que sería cobarde y deshonroso; segundo, que no debemos entregarlas a Francia ni a Alemania, nuestros rivales comerciales en el oriente, lo que sería indigno y mal negocio; tercero, que no debemos dejárselas a los filipinos, que no están preparados para auto-gobernarse y pronto sufrirían peor desorden y anarquía que en tiempos de España; y cuarto, que no tenemos más alternativa que recoger a todos los filipinos y educarlos y elevarlos y civilizarlos y cristianizarlos, y por la gracia de Dios hacer todo lo que podamos por ellos, como prójimos por quienes Cristo también murió. Y entonces, volví a la cama y dormí profundamente, y a la mañana siguiente mandé llamar al ingeniero jefe del Departamento de Guerra (nuestro creador de mapas) y le dije que pusiera a las Filipinas en el mapa de los Estados Unidos, ¡y allí están, y allí quedarán mientras yo sea Presidente!"
En Cuba McKinley encontró el apoyo de la oligarquía cubana la cual anhelaba la independencia para poder comerciar libremente. El Capitán General español Weyler, designado para la isla, decidió recurrir a la política de «Reconcentración», consistente en concentrar a los campesinos en reservas vigiladas. Muchos cubanos pudientes empezaron a reclamar en Washington la intervención estadounidense. Mientras, en La Habana se sucedían las manifestaciones entre independentistas y españolistas. La opinión pública estadounidense influenciada por la prensa amarilla dirigida por el magnate William Randolph Hearst comenzó a apoyar una salida armada al conflicto. Inicialmente tanto McKinley como los principales empresarios estadounidenses no apoyaron esta medida, pero la misteriosa explosión del Maine el 18 de febrero de 1898 encendió aún más a la opinión pública lo que provocó que el Congreso aprobara un ultimátum a España en la que le exigía su retirada de la isla. Ante este ultimátum el gobierno español se posicionó rechazando su vinculación con la explosión del Maine y declarando la guerra en caso de invasión de sus territorios. La guerra finalmente duró tan sólo 113 días y terminó con el Tratado de París que permitió a los Estados Unidos controlar Guam, Filipinas y Puerto Rico y de forma temporal Cuba.
Reelección en 1900
En azul los estados ganados por McKinley y en rojo los ganados por Bryan. Los números indican los votos electorales de cada estado.En las elecciones de 1900 McKinley volvió a tener como rival al candidato demócrata William Jennings Bryan, el cual había apoyado la guerra de Cuba incluso alistándose como voluntario pero que por el contrario se había opuesto a la anexión de Filipinas. Los éxitos económicos y la victoria frente a España permitieron a McKinley una fácil victoria.
Asesinato
McKinley y su esposa acudieron el 5 de septiembre de 1901 a la exposición panamericana que tenía lugar en Buffalo, Nueva York, dado que el presidente iba a pronunciar un discurso relativo a comercio exterior. El segundo día, acudió al Templo de la Música donde comenzó a saludar a las personas congregadas en el mismo. Una de esas personas era el autodenominado anarquista Leon Czolgosz quien le esperó con una pistola en su mano derecha, tapada por un pañuelo. A las 16.07 el presidente fue tiroteado dos veces. El primer disparo le alcanzó el hombro, mientras que el segundo le atravesó el estómago, el colon uno de los riñones y quedó alojado en la espalda.
La primera bala fue fácilmente extraída, pero los doctores no fueron capaces de encontrar la segunda. Dado que los posibles daños derivados de la extracción de la segunda bala podían ser graves, los doctores decidieron dejar la bala.
En la feria se había presentado la máquina de rayos X, pero los doctores eran reacios a su utilización dado que desconocían los posibles efectos secundarios. Asimismo, y a pesar de que muchos de los edificios de la feria contaban con luz eléctrica la sala de operaciones del hospital carecía de ella por lo que los doctores se vieron obligados a utilizar cacerolas para reflejar la luz del sol y así poder tratar las heridas del presidente.
Los doctores de McKinley creyeron que el presidente se recuperaría, y de hecho estuvo convaleciente durante una semana en el hogar del director de la exposición. En la mañana del 12 de septiembre, recibió su primer alimento oral lo que le hizo sentirse mejor. Pero esa misma tarde su estado de salud empeoró, lo que le hizo entrar en shock. A las 2:15 de la mañana del día 14 falleció debido a la gangrena. Fue enterrado en Canton, Ohio.
Czolgosz fue juzgado y condenado a pena de muerte. Fue electrocutado en la prisión de Auburn el 29 de octubre de 1901.

hado

    hado

  • EXPULSADO
  • vida restante: 0%
  • Registrado: 25 abr 2008
  • Mensajes: 1.546
#9

Escrito 13 julio 2008 - 11:57

26. Theodore Roosevelt.

Imagen Enviada
Theodore Roosevelt (n. 27 de octubre de 1858 - † 6 de enero de 1919) fue el vigésimo sexto Presidente de los Estados Unidos. Sucedió a William McKinley, asesinado por un anarquista en septiembre de 1901. Roosevelt accedió a la presidencia con tan solo cuarenta y dos años. Es la persona más joven en haber alcanzado la presidencia de los Estados Unidos.[1] Fue reelegido en 1905, por abrumadora mayoría. Se trataba de un hombre de fortísima personalidad y extraordinariamente activo. Así, su administración se caracterizó por un fuerte intervencionismo en política exterior, lo que lo diferenció de la mayoría de sus antecesores. Por ello, se suele considerar que su presidencia marca el paso de los Estados Unidos al estatus de gran potencia. Fue muy popular, y tras abandonar la presidencia en el año 1909 mantuvo una gran influencia en la política estadounidense.
Biografía
Coronel Theodore RoosevelSus padres, Theodore Roosevelt Sr y Martha Bulloch, procedían de familias aristocráticas de origen holandés y vivían holgadamente gracias a los ingresos proporcionados por su empresa de importación y exportación. Durante su adolescencia sufrió asma. Esto provocó posiblemente su obsesión por el ejercicio y la vida sana. Profesaba la fe calvinista.
En 1880, finaliza sus estudios en la Universidad Harvard y se casa con Alice Hathaway, hija de un banquero. Empieza a estudiar Derecho, pero lo abandona al ser elegido para la Asamblea del Estado de Nueva York de 1882 a 1884 por el Partido Republicano. Su madre y su esposa mueren el mismo día, esta última muere al dar a luz a su hija, Alice Roosevelt Longworth. Theodore se retira a una granja de Dakota del Norte para olvidar esas tragedias.
Durante dos años vivirá como un cow-boy estadounidense. "No se puede soñar una vida más atractiva para un joven con buena salud que la de un rancho en esa época. Es una verdaderamente agradable y sana; me enseño a ser independiente, tenaz y a adoptar decisiones con rapidez... Aprecié este tipo de vida real y completamente." Este período fue muy importante para alcanzar la madurez: "Nunca hubiera podido llegar a presidente sin la experiencia adquirida en Dakota del Norte."
En 1886, regresa a Nueva York y reinicia su carrera política, escribe tres libros y se vuelve a casar con Edith Kermit Carow. El presidente Benjamin Harrison le nombra miembro de una comisión sobre los funcionarios federales. Dirige a continuación la prefectura de policía de Nueva York en 1895. En 1897, el presidente William McKinley le nombra secretario adjunto para la Armada, puesto desde el que prepara la Guerra contra España. Roosevelt actuó astutamente: acusó a España de la destrucción del acorazado Maine en Cuba, sin ninguna prueba. Apoyado por el magnate de la prensa William Randolph Hearst, puso a la Armada en estado de alerta sin autorización del presidente McKinley.
Al estallar en 1898 la guerra contra España, se enrola a la cabeza de un regimiento de caballería, los rough riders ("los duros jinetes"), lo que le permite ganarse una desproporcionada reputación de héroe. Después de la guerra reanuda su carrera política en el estado de Nueva York, del que es elegido gobernador en ese mismo año. Consigue enfrentarse a los dirigentes del Partido Republicano luchando contra la corrupción, y estos, para deshacerse de él, lo proponen como candidato a la vicepresidencia, un puesto de escasa relevancia.
Presidencia
Primer mandato
Imagen Enviada
Retrato de Theodore Roosevelt junto a un globo terraqueo que usaba para señalar las posiciones de las flotas estadounidense, británica y alemana. Año 1903.
1901 14 de septiembre: el presidente McKinley muere a consecuencia de las heridas infligidas por un asesino anarquista. Conforme a las previsiones de la Constitución de los Estados Unidos, el vicepresidente Théodore Roosevelt pasa a ser el vigésimo sexto presidente de los Estados Unidos de América. Sólo tiene 42 años y su llegada al poder desespera a su propio partido debido a sus ideas sociales demasiado avanzadas en algunos terrenos.
1902 29 de abril: El Congreso vota, y Roosevelt firma una ley que prohíbe la inmigración china desde Filipinas (en esa época protectorado estadounidense).
12 de mayo: Roosevelt ejerce de árbitro en el conflicto entre 100.000 mineros de Pennsylvania en huelga durante más de tres meses y sus patronos. La huelga prosigue hasta octubre, fecha en la que Roosevelt consigue para ellos un aumento de salario de un 10 % y una limitación de la duración de la semana laboral. Las minas de carbón eran en esa época cruciales para el desarrollo de la economía estadounidense.
20 de mayo: Las tropas estadounidenses se retiran de Cuba, país en el que se establece el primer gobierno nacional.
28 de junio: se vota la ley que financia la construcción del canal de Panamá.
2 de septiembre: Roosevelt pronuncia un discurso sobre política exterior, en el que utiliza una fórmula que se ha hecho famosa: "Hay que hablar tranquilamente a la vez que se sostiene un gran garrote". (Doctrina del Big Stick)
1903 14 de febrero: Roosevelt crea el Ministerio de Comercio y Trabajo (que más adelante separaría).
14 de marzo: Roosevelt crea la primera reserva natural de aves en Pelican Island, Florida.
3 de noviembre: el gobierno de Roosevelt fomenta, financia y apoya la rebelión de Panamá contra Colombia. Los Estados Unidos reconocen la independencia de Panamá el 6 de noviembre y negocia con el nuevo gobierno un tratado que le deja el control de la zona del canal durante 100 años, previo pago de 10 millones de dólares y un alquiler anual de 250.000 $.
1904 11 de febrero: Roosevelt declara la neutralidad de los Estados Unidos en la guerra entre Rusia y Japón.
26 de junio: el Partido Republicano designa a Roosevelt candidato a las elecciones presidenciales.
8 de noviembre: Roosevelt vence en las elecciones presidenciales al demócrata Alton B. Parker. La votación del Colegio Electoral muestra una clara división entre los estados del sur, favorables al Partido Demócrata, y los estados del centro y norte, favorables al Partido Republicano.
6 de diciembre: en su discurso anual en el Congreso de los Estados Unidos, Roosevelt pronuncia el Corolario Roosevelt que amplía la doctrina establecida por el presidente James Monroe (hacia 1823) al conjunto del mundo occidental, al afirmar que los Estados Unidos intervendrían en cualquier asunto de importancia que afectara a sus intereses.
Segundo mandato 1905
21 de enero: aplicando la doctrina intervencionista, los Estados Unidos invaden y toman el control del gobierno de la República Dominicana.
1 de febrero: Roosevelt crea el Servicio Forestal Nacional.
4 de marzo: investidura de Theodore Roosevelt para un segundo mandato presidencial.
6 de septiembre: termina la guerra entre Rusia y Japón. Roosevelt que realizó labores de intermediación en dicho conflicto recibe el Premio Nobel de la Paz el 10 de diciembre de 1906.
1906
16 de enero: apertura de la Conferencia de Algeciras en España, en la que Roosevelt trata de ejercer labores de arbitraje en el conflicto entre Francia y Alemania sobre Marruecos.
8 de junio: Roosevelt crea los primeros dieciocho "monumentos nacionales", espacios naturales protegidos.
29 de junio: Roosevelt apoya una ley que da al gobierno federal poderes para controlar las tarifas ferroviarias. Esta ley limita la competencia entre las diferentes compañías e impide que se establezcan tarifas preferenciales a los grandes grupos industriales.
30 de junio: Roosevelt firma una ley que autoriza al gobierno federal a inspeccionar las empresas de alimentación y que obliga a los fabricantes a especificar la lista de ingredientes.
23 de agosto: el presidente cubano solicita la intervención de las tropas estadounidenses tras una serie de disturbios. Roosevelt envía al ejército en octubre.
9 de noviembre: Roosevelt realiza sendas visitas oficiales a Puerto Rico y Panamá para inspeccionar los trabajos en el canal. Es la primera visita oficial que un presidente de los Estados Unidos lleva a cabo en el extranjero.
12 de diciembre: Roosevelt nombra a Straus ministro de comercio y trabajo. Es el primer representante de la minoría judía que obtiene un cargo en el gobierno de los Estados Unidos.
20 de febrero: Roosevelt firma una ley acerca de la inmigración que le permite impedir la llegada de japoneses.
22 de octubre: se produce un pánico financiero a causa de las grandes oscilaciones de la Bolsa. Roosevelt regresa de un viaje de modo precipitado para intervenir, pero el temor a una nueva depresión es constante.
16 de noviembre: Se admite a Oklahoma como estado de la Unión; es el 46º estado.
16 de diciembre: Roosevelt envía a la Armada de los Estados Unidos a realizar una gira por todo el mundo que duró hasta febrero de 1908. Los barcos son recibidos con entusiasmo en numerosos puertos y los Estados Unidos llevan a cabo una exhibición de su potencia militar.
1908
20 de junio: Roosevelt crea el Parque Nacional de Mesa Verde.
Al finalizar su segundo mandato, Roosevelt, fiel a sus compromisos, no se vuelve a presentar. Viaja a África para realizar un safari y regresa después de haber comprado más de 3.000 animales.
Política exterior
En política exterior, Theodore Roosevelt aparece como el creador de un Imperio Estadounidense tras pasar a controlar las posesiones españolas en el Caribe y en el Océano Pacífico. Instiga una revuelta en Panamá para conseguir la independencia de esta región que pertenecía a Colombia con el objetivo de construir un canal que quedara bajo control de los Estados Unidos. Roosevelt, ferviente defensor de la Marina, opina que el paso a través del istmo de Panamá es fundamental para poder crear una marina fuerte y cohesionada.
Durante el período de su presidencia, el ejército de los Estados Unidos estableció en 1903 en Cuba la base de Guantánamo, con unas condiciones tan abusivas, que ni siquiera el gobierno socialista de Fidel Castro pudo ejercer la soberanía nacional y conseguir su devolución al país. También intervino en la República Dominicana en 1904 y ocupó Cuba en (1906).
Roosevelt instituye un corolario a la doctrina del presidente Monroe al afirmar que los Estados Unidos deben intervenir para defender sus intereses en el conjunto del mundo. Interviene personalmente en el arbitraje del conflicto entre Rusia y Japón, lo que le sirve para obtener el Premio Nobel de la Paz, y en el que se produce entre Francia y Alemania sobre Marruecos.
Política interna
Roosevelt era partidario de un fuerte poder federal, capaz de regular la actividad económica. Atacó a las grandes empresas, a las que acusaba de obtener enormes beneficios en detrimento de los consumidores, e inicia procedimientos contra los grandes capitalistas del ferrocarril, del petróleo y de la industria agro-alimentaria. El inicio formal de esta cruzada contra los trusts industriales se producen un largo discurso de más de 30 páginas que pronuncia en la Cámara de Representantes. Theodore Roosevelt se compromete a conseguir que se respete el acta Sherman. También interviene para arbitrar el conflicto entre los mineros en huelga y la patronal; este hecho permite que consigan una jornada de 8 horas y unos salarios más justos, lo que se llamó un "acuerdo equitativo". Roosevelt pertenece a la corriente progresista y algunos conflictos, como el que le enfrentó a J. P. Morgan le dieron esa reputación.
El Parque Nacional de Crater Lake
Roosevelt es el primer presidente que se preocupa de modo efectivo por la conservación de los espacios naturales y por la fauna. Creó las bases del sistema de Parques Nacionales, de Monumentos Nacionales y de Bosques Nacionales así como de las Reservas Naturales, haciendo pasar estos terrenos al control federal. Del mismo modo, en 1902, el National Reclamation Act (o Newlands Act) daba al gobernador federal los poderes supremos para la construcción de presas o para los proyectos de irrigación. Se crea una nueva agencia federal, el Reclamation Service para colaborar con los científicos. La gestión del agua pasa a control federal, lo que es especialmente relevante en la parte oeste del territorio. En total fueron más de un millón de km² los que pasaron a ser controlados y protegidos por el gobierno federal. Durante su mandato se crearon los parques de Crater Lake, Wind Cave y Mesa Verde.
En el terreno de la lucha contra la discriminación, el balance de sus acciones y de sus actitudes es poco progresista. Estaba contra la igualdad entre hombres y mujeres y consideraba inferiores a los miembros de las minorías amerindia, asiática y, muy especialmente, negra. Hay que destacar que en sus memorias, así como en los cuadros que representan la batalla que hace de él un héroe nacional, se oculta la presencia y la acción determinante de regimientos de soldados afroamericanos. Roosevelt apoyó la votación de las leyes que prohibían el linchamiento, pero más con el objetivo de impedir los alborotos que para proteger a los negros, que eran las víctimas más frecuentes. Sin embargo, hay que señalar que fue el primer presidente que nombró un representante de la minoría judía en un puesto ministerial.
Carrera política posterior a sus dos mandatos
7 de agosto: Roosevelt, descontento con la política desarrollada por su sucesor, William Howard Taft, trata de conseguir la nominación del Partido Republicano para volver a presentarse a las elecciones. El Partido vuelve a elegir a Taft y Roosevelt decide unirse a un partido reformista recien creado, el Partido Progresista. Consigue mejores resultados que Taft, pero la división en el Partido Republicano permite al candidato demócrata, Woodrow Wilson, ganar las elecciones.
Tras esta derrota Roosevelt siguió llevando una vida aventurera que le llevó a diversos lugares del mundo, llegando a conseguir que un río explorado por él en Brasil en 1914 lleve en su honor el nombre de río Teodoro.
Al estallar la Primera Guerra Mundial (1914-1918), Roosevelt se pronunció en favor del apoyo a Gran Bretaña lo que el presidente Wilson no hizo hasta 1917).
Homenajes y honores recibidos
Theodore Roosevelt está considerado por los estadounidenses como uno de sus presidentes más importantes. Roosevelt inauguró el 18 de marzo de 1911 una presa cerca de Phoenix, en el estado de Arizona, que lleva su nombre y que aún hoy en día es la presa de mayor tamaño de los Estados Unidos. Es uno de los cuatro presidentes esculpidos en el granito del Monte Rushmore junto a George Washington, Thomas Jefferson y Abraham Lincoln. El portaaviones de desplazamiento nuclear de la Marina de Estados Unidos CVN-71 lleva su nombre, USS Theodore Roosevelt.

27. William Howard Taft.

Imagen Enviada

William Howard Taft (n. 15 de septiembre de 1857 - † 8 de marzo de 1930) fue el vigésimo séptimo Presidente de los Estados Unidos.
Fue enviado por el presidente Theodore Roosevelt a las Filipinas como comisionado en la base naval de los Estados Unidos, durante la invasión de 1898, lo que le permitió adquirir experiencia en política exterior llegando a ser un perito; esto le serviría mucho durante su administración. Gobernador civil de Cuba en 1906 fue enviado por Roosevelt a petición del presidente de Cuba, Don Tomás Estrada Palma para evitar una guerra interna en el país entre las diferentes tendencias politicas. Taft sería el único mandatario de la historia que fue presidente de dos poderes de la unión, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Ejecutivo.
Educado en Yale fue elegido en 1909 para presidente de los Estados Unidos de América. en octubre de ese mismo año concebio dos entrevistas: la primera en El Paso, Texas y la ultima en Ciudad Juarez, realizada en la aduana fronteriza, ubicada en la avenida 16 de septiembre, siendo así, las primeras entrevistas hechas en la frontera norte con Estados Unidos de América y en Mexico.

28. Woodrow Wilson.

Imagen Enviada

Thomas Woodrow Wilson (n. 28 de diciembre de 1856 - † 3 de febrero de 1924) fue el vigésimo octavo Presidente de los Estados Unidos. Llevó a cabo una política exterior intervencionista en Iberoamérica y neutral en la Gran Guerra hasta 1917. Su entrada en el bando aliado inclinó la victoria de este lado. En enero de 1918 expuso sus famosos catorce puntos. Participó en la Conferencia de París y fue premio Nobel de la Paz en 1919.
Hijo del reverendo presbiteriano Joseph Ruggles Wilson y Janet Mary Woodrow. A pesar de padecer dislexia, consiguió graduarse en 1879 para entrar después en la Universidad de Virginia, donde estudió Derecho.
En enero de 1882, Wilson abrió un bufete de abogados en Atlanta, aunque esta experiencia no fue satisfactoria para él, teniendo en mente una futura carrera política. Así pues volvió a la Universidad para conseguir un Doctorado en Ciencias políticas por la Universidad Johns Hopkins. En 1902 fue escogido Presidente de la Universidad de Princeton, cargo que desarrolló hasta 1910.
Carrera política
En 1911 fue elegido Gobernador de Nueva Jersey por el Partido Demócrata, cargo que desarrolló hasta 1913. En 1912 consiguió ganar la nominación por el Partido Demócrata en las elecciones presidenciales de 1913, elecciones que ganó y que le convirtió en el 28º Presidente de los Estados Unidos.
Uno de los primeros actos al tomar la presidencia, fue su asistencia al Congreso de los Estados Unidos para discutir una ley sobre aduanas. Wilson fue el primer presidente en un siglo en dirigirse directamente al Congreso. Así mismo fue el primero en impulsar el sufragio universal directo por la elección de los senadores. El 10 de octubre de 1913 accionó el botón de explosión que dio inicio a las obras del Canal de Panamá.
Su presidencia estuvo marcada por el intervencionismo hacia Iberomerica dando lugar así al hoy conocido como idealismo wilsoniano.Este consistía en asegurar que los gobiernos "interesantes" (importantes para los intereses de los Estados Unidos) en el extranjero debían ser depositados en manos de los "buenos" (es decir, favorables a aquellos intereses) aunque estos no fuesen más que la representación de una minoría de la población. Su idea del gobierno predicaba la necesidad de que una elite poderosa, "moral" y con capacidad era la que debía ostentar el poder en detrimento y con el desconocimiento de la mayoría de la población siendo así la garantía de la democracia liberal, lo cual es un poco contradictorio. Así, en 1914, invadió México para hacer dimitir el general golpista Victoriano Huerta y poner en su lugar al dictador Venustiano Carranza; en 1915, Haití una vez asesinado el presidente Sam, aprovechando la confusión general para desembarcar tropas y empresas estadounidenses; en 1916 nuevamente México, con la excusa de capturar al bandolero Pancho Villa, intervención que duró hasta 1917; en 1916, la República Dominicana para establecer el orden, hasta 1924, dejando un gobierno afín que abriría las puertas a las inversiones estadounidenses, luego de haber fracasado en el Congreso la propuesta de anexión presentada por John Calvin Coolidge.
Realizó políticas sociales, como el establecimiento de las 8 horas de trabajo así como el Servicio Nacional de Parques Nacionales, favoreció la inserción de la minoría judía en la vida política con la designación del primer magistrado de origen judío. En 1917 instauró el servicio militar obligatorio, un servicio que no había tenido los Estados Unidos desde la Guerra de Secesión. Aquel mismo año instauró una de las leyes más ambiciosas de sus mandatos, la prohibición de fabricación, transportes y venta de alcohol, iniciándose así la denominada Ley seca.
Inicialmente neutral en el conflicto armado de la Primera Guerra Mundial, no realizó el primer gesto de condena del régimen alemán hasta el hundimiento del barco británico RMS Lusitania el 7 de mayo de 1915, donde murieron 114 estadounidenses. No fue hasta el 2 de abril de 1917 cuando Wilson pidió al Congreso la intervención de su país en el conflicto armado europeo. El 8 de enero de 1918, Wilson pronunció en el Congreso de su país la Lista de 14 puntos de Wilson, con el objetivo de la obtención de la paz:
-El final de la diplomacia secreta
-La libertad de navegación y comercio
-La desaparición de las barreras económicas
-La reducción de los armamentos militares
-Reglamentación de las rivalidades coloniales
-La evacuación de Rusia
-La restitución de la soberanía en Bélgica
-La restitución de Alsacia y Lorena a Francia
-El reajuste de las fronteras de Italia
-La autonomía de los pueblos del Imperio Austrohúngaro
-La evacuación de Rumanía, Serbia y Montenegro
-La autonomía de los pueblos del Imperio Otomano
-La restitución de la soberanía de Polonia
-La creación de una Liga de Naciones, claro antecedente de la Sociedad de Naciones.
Todos estos puntos sirvieron para establecer el Tratado de Versalles de 1919, que significó el final de la Primera Guerra Mundial.
El 2 de octubre de 1919 Wilson sufrió un accidente cerebrovascular que le dejó inmóvil. Este ataque le incapacitó para desarrollar su cargo presidencial, pero su vicepresidente Thomas R. Marshall no utilizó el derecho vigente para conseguir el poder, por la cual Wilson fue presidente hasta las elecciones de 1921. Aquel mismo año fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz por su impulso a la Sociedad de Naciones y por la promoción de la paz después de la Primera Guerra Mundial mediante el Tratado de Versalles el cual, paradójicamente, algunos historiadores consideran como la principal causa de la Segunda Guerra Mundial.
Wilson murió en Washington D.C. el 3 de febrero de 1924.
Su figura en otros medios
Aparte de biografías y estudios sobre su personalidad y trayectoria política y personal, el cine se ocupó de recrear algunos de los momentos más destacables de su carrera presidencial en un film bastante sonado: Wilson (1944) de Henry King, una superproducción rodada en color y con todo lujo de medios que, huyendo de la típica hagiografía o biopic al uso, intentaba reflejar con honestidad las formas y tiempos del personaje. Con la presencia de varios de los mejores actores de Hollywood en ese tiempo, donde Woodrow era encarnado con muy buen hacer por el gran actor Thomas Mitchell, acompañado por excelentes secundarios como Vincent Price, Geraldine Fitzgerald, Cedric Hardwicke o Charles Coburn, el film tiene un contexto histórico de rodaje y estreno que le hace poseedor de varias lecturas para según qué críticos. Sale en los billetes de nada mas y nada menos que de 100'000 dolares americanos.

29. Warren G. Harding.

Imagen Enviada

Warren Gamaliel Harding (n. 2 de noviembre de 1865 - † 2 de agosto de 1923) fue el vigésimo noveno Presidente de los Estados Unidos y fue el sexto presidente de ese país que murió durante su mandato.
Tras ocupar el puesto de senador por Ohio, consiguió la nominación como candidato presidencial por el Partido Republicano, su administración se caracterizó por los escándalos finales de su mandatao que implicaban a varios amigos suyos que fueron denominados como "la banda de Ohio" y que en parte motivaron la crisis cardiaca que le costó la vida.

30. Calvin Coolidge.

Imagen Enviada

John Calvin Coolidge ( * 4 de julio de 1872 - † 5 de enero de 1933) fue el trigésimo Presidente de los Estados Unidos.
Experiencia anterior: abogado, funcionario, gobernador del estado de Massachusetts y Vicepresidente durante la presidencia de Harding. Al morir el Presidente Harding, asumió la presidencia, y luego estuvo otro período como Presidente electo.

31. Herbert Hoover.

Imagen Enviada

Herbert Clark Hoover (n. 10 de agosto de 1874 - † 20 de octubre de 1964) fue el trigésimo primer Presidente de los Estados Unidos.
Experiencia anterior: Secretario de comercio.
Herbert Hoover, ingeniero de profesión, hizo fortuna gestionando minas e industrias de capital estadounidense en el extranjero, retirado de la actividad empresarial desarrolló una amplia campaña filantrópica, principalmente tras la Primera Guerra Mundial, que le dio un notable prestigio social, tras ello entró en política.
Su administración se vio marcada por el inicio de la Gran Depresión que sus medidas económicas, que se basaban en considerarla una crisis pasajera, no atajó, lo que le llevó a perder en las siguientes presidenciales.
No obstante su prestigio de gestor se mantuvo, presidiendo tras la Segunda Guerra Mundial dos Comisiones Presidenciales destinadas a la reforma de la Administración.
Política exterior
Durante su presidencia medió entre Chile y Perú para que resolvieran el conflicto que mantenían sobre la soberanía de Arica y Tacna, ambas posesiones peruanas, que Chile quería apoderarse luego de la guerra que declaró a Perú y Bolivia. en virtud del Tratado de Paz y Amistad firmado en 1883 y que dio fin a la Guerra del Pacífico. Finalmente, ambos países firmaron un nuevo tratado en 1929 por el que Tacna volvía a soberanía del Perú, quedando el conflicto zanjado.
Libros
En 1912 Hoover, junto con su esposa, tradujo la obra clásica sobre minería, "De Re Metallica", de Agricola, desde el Latin. Esta traducción sigue siendo publicada y mantiene su vigencia.

32. Franklin D. Roosevelt.

Imagen Enviada

Franklin Delano Roosevelt (n. 30 de enero de 1882 — † 12 de abril de 1945) fue el trigésimo segundo Presidente de los Estados Unidos y ha sido el único en ganar cuatro elecciones presidenciales en esa nación.
Primeros años
Franklin Delano Roosevelt nació el 30 de enero de 1882, en Hyde Park, Nueva York. Su padre, James Roosevelt (1828–1900), era un adinerado terrateniente y vicepresidente del ferrocarril de Delaware y Hudson. La familia de Roosevelt (véase árbol de familia de Roosevelt) había vivido en Nueva York durante más de doscientos años: Claes van Rosenvelt, originalmente de Haarlem en Países Bajos, llegó a Nueva York (entonces llamada Nieuw Amsterdam) hacia 1650. En 1788, Isaac Roosevelt era miembro de la convención del estado de Poughkeepsie nuevo que votó para ratificar la constitución de Estados Unidos, una cuestión que llenaba de orgullo a su descendiente Franklin.
En el siglo XVIII la familia Roosevelt se dividió en dos ramas, los "Roosevelts de Hyde Park", quienes a finales del siglo XIX eran el "Partido Demócrata de los Estados Unidos" o "Demócratas", y el "Oyster Bay, New York" o "Oyster Bay". El presidente Theodore Roosevelt, un republicano del Oyster Bay, era el quinto primo de Franklin. A pesar de sus diferencias políticas, las dos ramas siguieron llevándose bien. James Roosevelt conoció a su esposa en una reunión de la familia Roosevelt en Oyster Bay, y Franklin se casó con la sobrina de Theodore.
La madre de Roosevelt, Sara Ann Delano (1854–1941) era descendiente de los protestantes franceses hugonotes. En 1621 su antepasado, Phillippe de la Noye llegó a Massachusetts. Su madre pertenecía a los Lyman, otra familia de gran tradición en los Estados Unidos. Franklin fue su único hijo, y se convirtió en una madre extremadamente posesiva. Puesto que James era un padre ausente y muy mayor (tenía 54 años cuando nació Franklin), Sara fue la influencia dominante en los primeros años de Franklin. El mismo, mucho más tarde, indicó a sus amigos que durante toda su vida tuvo miedo de ella.
Roosevelt creció en una atmosfera privilegiada. Aprendió a montar a caballo, tiro, lucha y a jugar al polo y a tenis. Sus frecuentes viajes a Europa permitieron que pudiera hablar alemán y francés. No obstante, el hecho de que su padre fuera demócrata, le apartó de la mayoría de los miembros de la aristocracia de Hudson Valley. Los Roosevelt creían en el servicio público, y eran lo suficientemente ricos para emplear su tiempo y dinero en tareas filantrópicas.
Roosevelt acudió al Groton School, una residencia de estudiantes de la Iglesia Episcopal en los Estados Unidos de América cercana a Boston. Estaba profundamente influído por su director, Endicott Peabody que predicaba el deber cristiano de ayudar a los menos afortunados y fomentaba que sus alumnos ingresaran en el servicio público. Roosevelt se graduó en Groton en 1900, y posteriormente ingresó en la Universidad Harvard, donde estudió moda doméstica y se graduó en artes en 1904 sin muchos esfuerzos para estudiar. Mientras estaba en Harvard, Theodore Roosevelt se convirtió en Presidente, y su vigoroso estilo de gobierno y su celo reformista se convirtieron en el modelo de Franklin. En 1903, conoció a su futura mujer Eleanor Roosevelt, sobrina de Theodore, en una recepción en la Casa Blanca (previamente se habían conocido como niños, pero éste fue su primer encuentro serio).
Posteriormente, Roosevelt acudió a la Facultad de Derecho de la Universidad Columbia. Pasó el bar exam y satisfizo los requisitos para graduarse en Derecho en 1907, pero finalmente no lo hizo. En 1908 comenzó a trabajar con Ledyard y Milburn, prestigiosa firma de Wall Street, donde ejerció fundamentalmente el derecho de sociedades.
Matrimonio e hijos
Pese a la fuerte oposición de Sara Delano Roosevelt, que no quería perder el control sobre Franklin, éste se casó con Eleanor el 17 de marzo de 1905. Se trasladaron a una casa comprada para ellos por Sara, que se convirtió en invitada habitual, para desgracia de Eleanor. Ésta era terriblemente tímida y odiaba la vida social y, al principio, sólo deseaba estar en casa y criar a los hijos de Franklin, los cuales fueron seis en una rápida sucesión:
Anna Eleanor (1906–1975).
James (1907–1991).
Franklin Delano, Jr. (Marzo a Abril de 1909).
Elliott (1910–1990),
un segundo Franklin Delano Jr. (1914–1988),
John Aspiwall (1916–1981).
Todos los hijos supervivientes de los Roosevelt tuvieron vidas tumultuosas ensombrecidas por sus famosos padres. Entre todos ellos, tuvieron 15 matrimonios, 10 divorcios y 29 hijos. Todos los hijos fueron oficiales en la Segunda Guerra Mundial y fueron condecorados por sus meritos y bravura. Sus carreras posteriores a la Guerra, tanto en política como en los negocios, fueron un desastre. Dos de ellos fueron brevemente elegidos para la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, pero ninguno llegó más alto, pese a numerosos intentos. Uno de ellos fue republicano.
Carrera Política
FDR como Secretario de Marina, en 1913En 1910, Roosevelt se presentó como candidato para el Senado del Estado de Nueva York, por el distrito de Hyde Park, el cual no había elegido un Demócrata desde 1884. El apellido Roosevelt, el dinero Roosevelt y la corriente demócrata de ese año, le llevaron a la capital del Estado Albany, donde lideró un grupo de reformistas que se opusieron a la maquinaria de Manhattan de Tammamy Hall que dominaba al Partido Demócrata del estado. Roosevelt era joven (30 años en 1912), alto, bien parecido y bien hablado, y pronto se convirtió en una figura dentro de los Demócratas de Nueva York. Cuando Woodrow Wilson fue elegido Presidente en 1912, Roosevelt asumió el cargo de Secretario Adjunto de la Armada. En 1914, se presentó a la elección demócrata para el Senado de los Estados Unidos, pero fue duramente derrotado en las primarias por Tammany Hall-BAcked James W. Gerard.
Entre 1913 y 1917, Roosevelt trabajó para expandir la Armada (con la importante oposición de los pacifistas de la Administración, como por ejemplo el Secretario de Estado William Jennings Bryan), y fundó la Reserva de la Armada de los Estados Unidos, para proporcionar una reserva de hombres entrenados para ser movilizados en tiempos de guerra. Wilson envió a la Armada y a los Marines a América Central y al Caribe para que intervinieran en países de dichas zonas. Roosevelt redactó en persona la Constitución de Haití de 1915, impuesta por los Estados Unidos. Cuando los Estados Unidos entraron en la Primera Guerra Mundial, en abril de 1917, Roosevelt se convirtió en el más alto administrador de la Armada de los Estados Unidos, ya que el Secretario de la Armada, Josephus Daniels, había sido elegido por razones políticas y tan sólo desempeñaba funciones representativas.
Roosevelt desarrolló un afecto por la Armada para toda la vida. Demostró un gran talento administrativo y rápidamente aprendió a negociar con los líderes congresistas y otros departamentos gubernamentales para aprobar presupuestos y conseguir una rápida expansión de la Armada. Se convirtió en un firme defensor del submarino y de las formas para combatir la amenaza de los submarinos alemanes a la flota Aliada: propuso crear una barrera de minas a través del Mar del Norte desde Noruega a Escocia. En 1918, visitó Inglaterra y Francia para inspeccionar las instalaciones navales estadounidenses — en esa visita coincidió con Winston Churchill por primera vez. Con el fin de la guerra en noviembre de 1918, se encargó de la desmovilización, aunque se opuso al completo desmantelamiento de la Armada.
En 1920, la Convención Demócrata Nacional le eligió como candidato a Vicepresidente de los Estados Unidos en la candidatura encabezada por el Gobernador de Ohio, James M. Cox. Los oponentes republicanos denunciaron los ocho años de falta de gestión y pidieron un "Retorno a la Normalización". La candidatura Cox-Roosevelt fue ampliamente derrotada por el republicano Warren Harding. Entonces, Roosevelt se retiró de la práctica legal en Nueva York, pero pocos dudaron que pronto volvería a la carrera política de nuevo.
Vida privada
Roosevelt era un hombre carismático, bien parecido y activo socialmente, mientras que su mujer Eleanor era tímida y retraída, más aún teniendo en cuenta que prácticamente estuvo embarazada durante toda la década posterior a 1906. Roosevelt encontró pronto amantes fuera de su matrimonio. Una de ellas fue la secretaria social de Eleanor, Lucy Mercer, con quien Roosevelt comenzó una relación al poco tiempo de ser contratada a principios de 1914.
En septiembre de 1918, Eleanor encontró cartas en el equipaje de Franklin que revelaron la infidelidad. Se enfureció y entristeció al mismo tiempo, enseñándole las cartas y demandando el divorcio. La madre de Franklin, Sara Roosevelt se enteró rápidamente de la crisis e intervino de forma decisiva. Argumentó que un divorcio arruinaría la carrera política de Franklin y apuntó que si Eleanor se divorciaba de Franklin, tendría que criar a cinco hijos ella sola. Dado que Sara financiaba a la pareja, es comprensible que este hecho fuera decisivo para evitar la ruptura del matrimonio.
Se alcanzó un acuerdo en el que se mantendría una apariencia de matrimonio, pero las relaciones sexuales cesaron. Sara pagaría una casa separada para Eleanor en Hyde Park y financiaría, así mismo, las actividades de beneficencia de Eleanor. Cuando Franklin se convirtió en Presidente—de lo que Sara siempre estuvo convencida—Eleanor sería capaz de usar su influencia para llevar a cabo sus actos de beneficencia. Eleanor aceptó estos términos y desde entonces, Franklin y Eleanor llevaron una nueva relación como amigos y colegas políticos, pero manteniendo vidas separadas. Franklin continuó viéndose con varias mujeres, incluida su secretaria Missy LeHand.
En agosto de 1921, mientras la familia Roosevelt estaba de vacaciones en la isla de Campobello, New Brunswick, Franklin enfermó con poliomielitis, una infección viral de las fibras nerviosas de la columna vertebral, que probablemente contrajo nadando en el agua estancada de un lago cercano. El resultado fue que Roosevelt se quedó total y permanentemente paralizado de cintura para abajo. Al principio, los músculos de su abdomen y la parte más baja de la espalda también se vieron afectados, pero más tarde se recuperaron. De esta forma, podía levantarse y, con la ayuda de muletas, mantenerse de pie, pero no podía andar. Al contrario que en otras formas de paraplejia, sus intestinos, vejiga y funciones sexuales no se vieron afectadas.
Pese a que la parálisis por la polio no tenía cura (y, actualmente, sigue sin tenerla aunque es muy rara la infección por esta enfermedad en países desarrollados), Roosevelt rechazó durante toda su vida que estaría permanentemente paralizado. Probó con numerosos tratamientos, pero ninguno tuvo ningún efecto. No obstante, estaba convencido de los beneficios de la hidroterapia y, en 1926, compró un resort en Warm Springs, Georgia, donde fundó un centro de hidroterapia para tratar a los pacientes infectados por la polio, el cual continúa abierto y se llama Roosevelt Warm Springs Institute for Rehabilitation (con un objetivo aún más extenso) donde pasó mucho tiempo durante la década de los 20. Esto lo hizo en parte para escapar de su madre, la cual trató de recuperar el control sobre su vida mediante el seguimiento de su enfermedad.
En una época en que las intromisiones de la prensa en la vida privada de personajes públicos era mucho menos intensa que hoy en día, Roosevelt fue capaz de convencer a mucha gente de que estaba recuperándose, lo que pensaba que era esencial para retornar a la política. (La Enciclopedia Británica, por ejemplo, dice que "por medio de cuidadosos ejercicios y tratamiento en Warm Springs, está recuperándose paulatinamente", aunque esto no fue cierto en absoluto.) Sujetando sus piernas y caderas por medio de abrazaderas de hierro, aprendió a caminar distancias cortas girando su torso mientras se apoyaba con un bastón. Usaba silla de ruedas en la intimidad, pero se cuidó mucho de no ser visto en público con ella, aunque en ocasiones apareció con muletas. Normalmente se mostraba de pie, mientras se apoyaba en un lado sobre uno de sus hijos. Pese a lo poco que le gustaba verse así, su estatua en silla de ruedas fue instalada en el Monumento a Franklin Delano Roosevelt en la ciudad de Washington.
Gobernador del Estado de Nueva York: 1928-1932
En torno a 1928 Roosevelt pensó que ya estaba plenamente recuperado como para relanzar su carrera política. Durante todo el tiempo que duró su retiro, se encargó de mantener sus contactos dentro del Partido Demócrata.
Asistió en 1924 a la Convención Demócrata e hizo un discurso de apoyo a la candidatura para la presidencia en favor del gobernador de Nueva York, Alfred E. Smith. Aunque Smith no fue elegido, volvió a optar de nuevo en 1928 y en esta ocasión también contó con el apoyo de Roosevelt.
Esta vez lo consiguió, proponiéndole a Roosevelt que optara a ser Gobernador de Nueva York. Para conseguir su nombramiento como candidato, Roosevelt tuvo que hacer las paces con Tammany Hall, lo que hizo con grandes reparos.
En las elecciones de noviembre, Smith fue ampliamente derrotado por el republicano Herbert Hoover, pero Roosevelt fue elegido Gobernador por un margen de 25.000 votos en una participación de 2,2 millones. Nacido al norte del Estado de Nueva York, tuvo más facilidad para ganar el voto de los residentes del Estado que no vivían en la ciudad de Nueva York con mucha más ventaja que otros candidatos demócratas.
En la presidencia de los EE.UU.
La crisis económica de 1929 y su apuesta por una nueva política, el conocido como New Deal (nuevo trato), le hizo ganar la confianza de los estadounidenses en las elecciones de 1932 derrotando al candidato republicano Herbert C. Hoover, y convirtiéndose en el 32º presidente de Estados Unidos de América por el Partido Demócrata.
Tras superar la crisis económica potenció la política exterior luchando por conseguir la primacía mundial estadounidense, estableciendo relaciones diplomáticas con la Unión Soviética en 1933.
Como respuesta a la amenaza de la Alemania de Hitler, puso en marcha una serie de medidas preventivas (rearme, economía de guerra, alineación con las potencias democráticas) que prepararon a su país para un posible enfrentamiento armado. El fantasma de la guerra se presentó con el ataque a Pearl Harbor proveniente del mando japonés a la base militar en Oahu Pearl Harbor en el Pacífico en el año 1941. Ante esta agresión, Roosevelt declaró ante el congreso que ese día sería conocido como el día de la infamia y pidió el estado de guerra al Congreso. Actuó firme y enérgicamente en todos los aspectos necesarios para llevar a su país y su industria a un óptimo esfuerzo de guerra.
Ordenó el internamiento de 110.000 japoneses en campos de concentración en la costa oeste de EE.UU. Aprobó presupuestos de guerra destinados no sólo a reconstruir los acorazados hundidos en Pearl Harbor sino también a la implementación de una flota superior a la que se tenía a la entrada de la guerra. Propuso y apoyó la Incursión Doolittle como primera respuesta ofensiva al territorio japonés en marzo de 1942 y mantuvo un fuerte ascendiente sobre el alto mando de las fuerzas armadas.
Partidario de la vía diplomática y de mantener contactos personales con los políticos aliados, se entrevistó en varias ocasiones, por separado y conjuntamente, con Winston Churchill y Stalin para conseguir acuerdos al finalizar la Segunda Guerra Mundial en la llamada Conferencia de Yalta. En esta línea y de acuerdo a su deseo de lograr un entendimiento pacífico entre los distintos países, promovió la creación de una Organización de las Naciones Unidas (ONU). En su labor política, además, destaca el importante papel jugado por su esposa Eleanor.
Aunque tenía conocimientos del proyecto Manhattan sobre el desarrollo de la bomba atómica, no alcanzó a administrar su uso.
El avanzado cáncer cerebral que padecía pudo más que la fortaleza y el tesón del político, muriendo en su escritorio en la residencia en Warm Springs, Georgia, el 12 de abril de 1945, a las puertas del fin del conflicto, sin ver concluida la Segunda Guerra Mundial y sin lograr un acuerdo con el cada vez más poderoso Stalin.
La muerte le impidió completar su último mandato tras las elecciones de noviembre de 1944. Se trata del único presidente, tras romper la tradición establecida por George Washington de no poder ser reelegidos para más de dos mandatos, que ha gobernado durante cuatro mandatos (1933-1945). Le sucedió en el cargo el entonces Vicepresidente Harry Truman a quien poco conoció en vida.

33. Harry S. Truman.

Imagen Enviada

Harry S. Truman (8 de mayo de 1884 - 26 de diciembre de 1972) fue el trigésimo tercer Presidente de los Estados Unidos. vicepresidente electo en 1945 junto a Franklin Delano Roosevelt, pasa a ser presidente a la muerte de éste ese mismo año. Es reelegido para un segundo mandato hasta 1953.
La presidencia de Truman fue abundante en acontecimientos históricos de todo tipo (final de la Segunda Guerra Mundial, lanzamiento de las únicas armas nucleares arrojadas en la historia, inicio de la guerra fría, fundación de la ONU, guerra de Corea). Truman fue el presidente más impopular de la Historia, acabando sun mandato con tan sólo un 22% de opiniones favorables según Gallup. Con el paso de los años, en cambio, la mayoría de los historiadores le consideran el Presidente más importante de la época contemporánea.
Biografía
Harry Truman a los 13 añosHarry S. Truman nació el 8 de mayo de 1884 en el estado de Misuri. Sus padres, John Truman y Martha Young eran granjeros. Se trasladan en 1890 y se establecen en Independence (Missouri), en donde Truman pasa la mayor parte de su juventud. Después de titular en 1901 en la High School (escuela secundaria), Truman tendrá diversos empleos antes de convertirse en granjero durante una década a partir de 1906. Es el último presidente de los Estados Unidos que no posee título universitario.
Con la entrada de los Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, Truman se incorpora a la Guardia Nacional. Es nombrado oficial, y pasa a dirigir una batería de artillería en Francia. Su regimiento destaca en los Vosgos, lo que le sirve para obtener el grado de teniente coronel en la Guardia Nacional y poder enorgullecerse de su carrera militar. Al final de la guerra, Truman regresa a Independence, en donde se casa con Bess Wallace. Tendrán una hija a la que llamarán Margaret.
Carrera política.
Su experiencia militar le convenció de que tenía dotes de mando y decidió dedicarse a la política. Como otros muchos candidato, recurre a todos los grupos con influencia, llegando incluso a inscribirse en el Ku Klux Klan para conseguir su apoyo en su primera contienda electoral. Permanece poco tiempo en él, ya que había trabado amistad con numerosos católicos en su regimiento, y el Clan está claramente en contra de Iglesia Católica Romana y que su mejor amigo y compañero en una tienda de ropa, Eddie Jacobsen, es judío y el Clan es claramente antisemita.
Consigue su primer mandato local en 1922 ayudado por la maquinaria demócrata. Pierde las elecciones en 1924 pero es reelegido con facilidad en 1926 y luego en 1930. Truman trabaja a conciencia en las distintas funciones y se le concede el mérito, a título personal, del éxito de algunos proyectos de obras públicas. Es elegido en 1934 para ser el candidato del Partido Demócrata a senador por Misuri. Se presenta como partidario del "New Deal" de Franklin D. Roosevelt y una vez elegido éste, apoyará su política.
H. Truman se interesó siempre por los asuntos internacionales y destacó durante su segundo mandato al ocuparse de la Comisión encargada entonces de poner en marcha el estado de alerta del Ejército. Sus ideas de simple sentido común para ahorrar en el presupuesto militar le valen el respeto de sus iguales y pasa a ser un candidato lógico a la vicepresidencia en 1944. Al poco tiempo de ocupar este cargo, el 12 de abril de 1945, Franklin Delano Roosevelt muere y él se convierte en presidente.
Presidencia
1945
12 de abril: el presidente Franklin D. Roosevelt muere en Warm Spring (Georgia); Harry S. Truman se convierte en el trigésimotercer presidente de los Estados Unidos.
26 de junio: firma de la Carta de las Naciones Unidas.
6 - 14 de agosto: los Estados Unidos lanzan dos bombas atómicas sobre Japón, el 6 en Hiroshima y el 9 en Nagasaki, matando a casi 300.000 japoneses. Japón se rinde el 14.
6 de septiembre: Truman presenta sus proyectos de leyes sociales en el Congreso y especialmente las medidas destinadas a la protección del empleo.
1946
20 de febrero: Truman firma la "ley de pleno empleo" que prevé el aumento de las obras públicas para reducir el paro. Es la única medida que el Congreso vota de los 21 puntos de que constaba su programa social.
12 de septiembre: las medidas sociales propuestas por Truman son criticadas dentro de su propio gobierno por el ministro de comercio Henry Wallace, quien dimitirá días más tarde.
5 de noviembre: las elecciones parciales al Senado dan mayoría al Partido Republicano.
1947
Harry S Truman en noviembre de 194512 de marzo: Truman anuncia su política de lucha contra la expansión del comunismo, la "doctrina Truman", y solicita un presupuesto adicional para evitar que Grecia y Turquía se alineen al este.
21 de marzo: Truman firma un decreto que exige que todos los empleados del gobierno federal hagan un juramento de fidelidad. Se crea una comisión para investigar su pasado y su afiliación, que se pronuncia sin tener que hacer exposición de motivos y es inapelable.
5 de junio: Truman propone un programa de asistencia económica para la reconstrucción de Europa. Este programa se conocerá con el nombre de "Plan Marshall".
20 de junio: Truman utiliza su capacidad de veto para una ley que convertía en obligatoria la pertenencia de determinados trabajadores a una organización sindical.
29 de junio: Truman es el primer presidente que pronuncia un discurso ante la Asociación para la Defensa de los Derechos Cívicos de la minoría negra (NAACP).
26 de julio: el Congreso vota la ley de "seguridad nacional" que crea el Consejo Nacional de Seguridad (NSC), la Agencia Central de Información (CIA), la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y el puesto de Secretario de Defensa.
1948
2 de febrero: Truman solicita al Congreso la aprobación de leyes que refuercen los derechos cívicos de las minorías (esencialmente los negros).
2 de abril: el Congreso aprueba el Plan Marshall.
14 de mayo: los Estados Unidos reconocen la creación del Estado de Israel.
26 de junio: Truman, de acuerdo con el Reino Unido, decide aprovisionar Berlín occidental por avión para luchar contra el bloqueo impuesto por la Unión Soviética.
15 de julio: el Partido Demócrata designa a Truman como candidato a la presidencia, quien inicia su campaña sobre una plataforma que imcluye el seguro de enfermedad, los derechos cívicos y los derechos sindicales.
26 de julio: Truman reúne una sesión especial del Congreso para votar leyes sobre derechos civiles, sobre la vivienda y sobre el control de precios.
30 de julio: Truman firma el decreto que acaba con la segregación racial en el seno de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.
2 de noviembre: Truman es reelegido para un segundo mandato contra el candidato del Partido Republicano Thomas E. Dewey, que aparecía como favorito en los sondeos con gran ventaja. Su partido recupera la mayoría en el seno de las dos Cámaras legislativas.
Truman firmando una proclama que declara Corea urgencia nacionalAlgunos meses después de su elección para un segundo mandato, la opinión pública vuelve a enfocarse una vez más en la política exterior con la alineación de China en el bando comunista tras el acceso al poder de Mao Zedong. Este incidente tiene efectos desastrosos para el Partido Demócrata puesto que la opinión lo percibe como una prueba de la incapacidad de los demócratas para ganar la guerra fría. Menos de un año después de la caída de China, Alger Hiss, un alto funcionario del gobierno es identificado como antiguo comunista, Corea del Norte invade Corea del Sur y el senador Joseph McCarthy declara públicamente que el Ministerio de Asuntos Exteriores es un nido de comunistas. Inicialmente el caso de Alger Hiss fue un problema para Truman y permitió adquirir notoriedad al senador McCarthy, pero la primera línea de la actualidad iban a llenarla pronto el general Douglas MacArthur y la guerra de Corea. Tras una intervención china en noviembre de 1950, MacArthur propone extender la guerra a territorio chino; Truman muestra su disconformidad y lo releva de sus funciones en el momento en el que hace públicas sus opiniones. Esta decisión es mal valorada por los estadounidenses y afecta a la credibilidad de Truman. Su impopularidad crece al mismo ritmo en el que la situación militar en Corea evoluciona hacia un callejón sin salida y es posiblemente la causa principal de su decisión de no presentarse a la reelección.
Política interna
La política interna está marcada por muchos intentos de extender los derechos cívicos de las minorías, en especial de los negros, para mejorar la protección social y disminuir los riesgos relacionados con el paro, y por último para ampliar los derechos sindicales. A pesar de algunos éxitos en cada uno de estos terrenos, el Congreso, que tiene una composición favorable al presidente en el momento de su elección, votará en contra del conjunto de propuestas e incluso votó leyes ante las que el Presidente se vio obligado a ejercer su derecho a voto. La política social llamada "‘Fair deal’ equitativo" que propone al inicio de su segundo mandato no tendrá el mismo impacto que el New Deal de Roosevelt y no le permitirá contemplar la perspectiva de ser reelegido.
Retirada de la vida política
Truman siguió manteniendo una gran actividad después de retirarse del escenario político, continuó dando conferencias y tuvo tiempo para escribir sus memorias en su ciudad natal de Independence, en Misuri. Una caída en el cuarto de baño en 1964 limitó mucho su movilidad y su vida a partir de ese momento transcurrió de modo más discreto, se apartó de la vida pública. Murió en 1972.
Anécdotas
Dos de los aforismos utilizados por Truman adquirieron notoriedad y siguen siendo utilizados con frecuencia por los estadounidenses: "The buck stops here" La bola termina aquí, transliterado: Asumir la responsabilidad total de una acción, en alusión a la expresión "to pass the buck" que transliterado significa pasar la bola) además de; "if you can't stand the heat, get out of the kitchen" Si tú no soportas el calor, sal de la cocina.
La inicial "S." de Truman
Harry Truman no tenía segundo nombre, sólo una inicial "S." entre el nombre y el apellido. Era muy habitual en los estados del sur y del medio oeste, en especial en Missouri, llamar a alguien por sus iniciales más que por su nombre. Truman decía que esa inicial era un compromiso entre los apellidos de sus dos abuelos (Anderson Shippe Truman y Solomon Young). Una vez bromeó diciendo que esa "S." era un nombre, no una inicial y que no había que poner punto al final, pero todos los documentos oficiales utilizan "S.".
La nueva Casa Blanca
Al contrario que otros presidentes, Truman no reside en la Casa Blanca durante la mayor parte de sus mandatos. Análisis realizados en el edificio habían mostrado que el edificio tenía riesgo de hundirse a causa de problemas estructurales relacionados con el incendio ocasionado por los británicos a principios del siglo XIX. El presidente se mudó a la Blair House que se convierte en su Casa Blanca mientras la auténtica se desmonta y se vuelve a construir de modo idéntico, pero utilizando materiales más sólidos. Un nuevo balcón, que hoy se conoce como el "Truman Balcony" se instala encima de la fachada principal.
Homenajes
La buena reputación de Truman creció después de su retirada de la vida política a la vez que el país se veía sacudido por la guerra de Vietnam y por el escándalo de Watergate en los años 1960 y 1970. Incluso el grupo musical Chicago escribió una canción acerca del antiguo presidente.
Principales medidas de su gobierno
-Proyecto Paperclip - septiembre de 1946
-National Security Act - 26 de julio de 1947

hado

    hado

  • EXPULSADO
  • vida restante: 0%
  • Registrado: 25 abr 2008
  • Mensajes: 1.546
#10

Escrito 13 julio 2008 - 12:36

34. Dwight D. Eisenhower.

Imagen Enviada

Dwight David Eisenhower, también conocido como Ike Eisenhower, nacido el 14 de octubre de 1890 en Denison, estado de Texas, y fallecido el 28 de marzo de 1969 en Washington, fue un político y militar estadounidense, destacado por haber sido el trigésimo cuarto Presidente de los Estados Unidos. Anteriormente fue, durante la Segunda Guerra Mundial, el comandante supremo de las tropas de los Aliados en el Frente Occidental del Teatro Europeo en la Segunda Guerra Mundial,[1] ostentando el rango de general de Ejército (o general de cinco estrellas), siendo el organizador del desembarco de Normandía en 1944, así como del desembarco en el norte de África en 1942. También fue presidente de la Universidad de Columbia desde 1948 hasta 1952.
Como presidente de los Estados Unidos impulsó el desarrollo del sistema de autopistas en su país, tomando como referencia el sistema alemán de los años 1930. En el ámbito social no promovió leyes que ayudasen a disminuir la segregación racial. Como curiosidad, fue el primer presidente de los Estados Unidos que había nacido en el estado de Texas.
Su política exterior se basó en la Doctrina de Represalias Masivas, también conocida como Doctrina Eisenhower. Esta doctrina, implementada junto a John Foster Dulles e inscrita en el contexto de la Guerra Fría, ponía el énfasis en el uso disuasivo de las armas nucleares y en la intervención en cualquier conflicto en cualquier parte del mundo donde se observara la influencia soviética.
Fue el primer presidente de los Estados Unidos en hacer una visita a España en 1959, dando un espaldarazo al regimen dictatorial del general Franco, convertido entonces en un aliado, por su oposición al comunismo.
Orígenes familiares y formación
Eisenhower (aunque su apellido históricamente era "Eisenhauer") nació con el nombre de Dwight David Eisenhower en la ciudad de Denison, en el estado de Texas,[2] el 14 de octubre de 1890. Eisenhower fue el tercero de los siete hijos del matrimonio formado por Jacob David Eisenhower e Ida Elizabeth Stover. Sus orígenes familiares se hallaban en Alemania, más concretamente de Odenwald, en el Sarre, ya que su antepasado Hans Nicolas Eisenhauer y su familia emigraron desde allí en 1741 hacia Lancaster, en el estado de Pensilvania. Su familia se estableció posteriormente en Abilene, en Kansas, en 1892. Para 1895 su madre se unió a los Testigos de Jehová,[3] sirviendo la casa familiar como lugar de reunión de los Testigos de Jehová entre 1896 y 1915.
Ingreso en la Academia Militar. En 1911 Eisenhower ingresó en la Academia Militar de West Point. Con ese motivo, al parecer, se relajó su vinculación con los Testigos de Jehová, que no son favorables al uso de las armas.
Carrera militar. En 1915 salió licenciado de la Academia Militar de West Point, con el grado de cadete de Infantería,[5] pasando a ocupar sus primeros destinos como militar de carrera.
Primera Guerra Mundial. Durante la Primera Guerra Mundial, en la que Estados Unidos se incorporó a los Aliados en 1917, en las últimas fases de la guerra, Eisenhower se encargó del adiestramiento de las tropas reclutadas para su envío al Frente Occidental, sin llegar pues a adquirir experiencia real de combate, aunque alcanzó el grado de comandante para el final de la guerra.
Estado Mayor. Acabada la guerra, y tras ampliar los estudios efectuados en la Academia Militar, fue destinado al Estado Mayor del Ejército, donde permanecería la mayor parte de su carrera, hasta 1935.[5] La presencia en oficinas de planificación marcaría su carrera posterior, encarada a la planificación de operaciones militares.
Matrimonio. En este período, Eisenhower contrajo matrimonio con Mary Mamie Geneva Doud (1896-1979), natural de Denver, en Colorado, el 1 de julio de 1916. La pareja tuvo dos hijos: Doud Dwight Eisenhower, nacido en 1917 y fallecido de niño, y John David Sheldon Doud Eisenhower, nacido en 1922.
Filipinas. En 1935, Eisenhower pasó a ocupar un destino como piloto de aviones en Filipinas, país que los Estados Unidos ocupaban desde 1898, tras la cesión efectuada por España tras la Guerra Hispano-Estadounidense en el Tratado de París.
Segunda Guerra Mundial. Cuando el 7 de diciembre de 1941 los japoneses lanzaron su ataque de Pearl Harbor, Estados Unidos entró en la Segunda Guerra Mundial, formando parte de los Aliados, Dwight Eisenhower ya había ascendido a general, y fue enviado a principios de 1942 a Londres para iniciar contactos con el Ejército británico con el fin de organizar un segundo frente en Europa para luchar contra la Alemania nazi, lo que estaba reclamando la Unión Soviética para reducir la presión que ejercía la Wehrmacht sobre el Ejército Rojo.
África del norte
Operación Torch: tropas del Ejército de los Estados Unidos desembarcan en la playa de Arzeu, muy cerca de Orán, en Argelia.Finalmente, se sentaron las bases para un desembarco conjunto de británicos y estadounidenses en el norte de África, la llamada Operación Torch. Para la planificación definitiva de la compleja operación, Eisenhower instaló su cuartel general en el punto más cercano posible, en la base naval británica de Gibraltar, desde donde inició discretos contactos con las autoridades de la Francia de Vichy en Marruecos, Argelia y Túnez para lograr el éxito del desembarco, contactos que llegaron a efectuarse con el almirante François Darlan, uno de los líderes del Gobierno de Vichy (y que el día del desembarco se hallaba presente en Argel), y con Henri Giraud, en quien estadounidenses y británicos veían una posible alternativa a la Francia Libre del general Charles de Gaulle, así como con Alphonse Juin, jefe de las tropas de Vichy en la zona. Los contactos fueron llevados a cabo por Robert Murphy, representante personal del presidente Roosevelt.
Tras el éxito del desembarco, ejecutado el 8 de noviembre de 1942, Eisenhower fue puesto al mando de todas las tropas de los Aliados en la Campaña en África del Norte, quedándole subordinado el general británico Bernard Montgomery, con quien tuvo algunos roces, debido al afán de protagonismo de Montgomery.
Debido al cargo que ocupaba, empezó a ocuparse de diversos aspectos políticos, intentando en un primer momento mantener alejados del norte de África a los partidarios de de Gaulle, con quien los anglosajones ya habían tenido algunos roces. Sin embargo, tras el asesinato en Argel del almirante Darlan el 24 de diciembre de 1942 cometido por el joven gaullista Fernand Bonnier de La Chapelle, desaparecieron esos problemas políticos, reconociendo los franceses de África como jefe a de Gaulle, con lo que Eisenhower pudo ocuparse en planificación del siguiente paso militar, la campaña de Túnez, lugar a donde se había retirado el Afrika Korps del mariscal Erwin Rommel, que había recibido mientras tanto importantes refuerzos.
A pesar del mal inicio de la campaña, con la derrota sufrida por el II Cuerpo de Ejército estadounidense en la batalla del paso de Kasserine el 16 de febrero de 1943, Eisenhower, que había reclamado al general George Patton para que asumiese el mando del II Cuerpo tras la derrota en el paso de Kasserine, logró la capitulación de las tropas del Eje en África el 13 de mayo de 1943.
Campaña de Italia
Sicilia
El desembarco de los Aliados en Gela, durante la Operación Husky.Para el regreso a Europa de las tropas de los Aliados, se eligió la zona de Sicilia, que ofrecía claras ventajas: se atacaba a Italia, el miembro más débil de la alianza nazi-fascista, en su propio territorio, cerca de las bases establecidas por los Aliados en el norte de África recién conquistado, y se daba un paso definitivo para el control del mar Mediterráneo, expulsando de él a los alemanes. Era además una buena oportunidad para probar las capacidades de los Aliados para llevar a cabo una operación militar de gran envergadura, con la vista puesta en el futuro.
Eisehower decidió que la Operación Husky, nombre que recibió la invasión, fuese llevada a cabo conjuntamente por tropas británicas y estadounidenses, para lo que se creó un Grupo de ejércitos, el 15º Grupo de Ejércitos, a cuyo frente se puso al mariscal británico Harold Alexander, que estaría formado por el 7º Ejército estadounidense, mandado por George Patton, y el 8º Ejército británico, al mando de Bernard Montgomery. Por su parte, el Eje contaba con tropas italianas, el 6º Ejército, al mando del general italiano Alfredo Guzzoni, pero también con el 14º Ejército alemán al mando del general Albert Kesselring, estando nominalmente al frente de todas las tropas del Eje en la isla el italiano Guzzoni.
Por otra parte, con el fin de reducir el coste en vidas humanas de la operación, se iniciaron discretos contactos con la Mafia, a través de Lucky Luciano, quien a la sazón se hallaba encarcelado en Nueva York. Los contactos fructificaron, debido además a que el Fascismo había mostrado su radical voluntad de acabar con la Mafia.
Finalmente, el 10 de julio de 1943, con un importante despliegue aéreo y naval, se efectuaron los desembarcos previstos, iniciándose una carrera entre jefes de los dos ejércitos Aliados por ver quién llegaba antes a Messina dando por acabada la campaña. Patton resultó vencedor en esta lucha personal con Montgomery, entrando en Messina el 17 de agosto.
Con la toma de Sicilia quedaba despejado el camino para seguir el avance, ahora a través de un desembarco en la península italiana.
Italia
Mapa de las operaciones de invasión de Italia en 1943, según la planificación efectuada por Eisenhower.Siempre desde su cuartel general, que había instalado en Argel, Dwight D. Eisenhower inició pues la planificación del siguiente paso, la invasión de Italia, con el objetivo puesto en apartar a Italia de la guerra, provocando la caída del régimen de Benito Mussolini. Sin embargo, las circunstancias se precipitaron debido al hecho de que Mussolini fue defenestrado por una mayoría de los miembros del Gran Consejo Fascista, el máximo órgano del Partido Nacional Fascista italiano, en una operación urdida por el rey Víctor Manuel III, tras lo cual se iniciaron conversaciones secretas en Lisboa con vistas a la firma de un armisticio, a solicitud de los italianos.
Las conversaciones acabaron por desembocar en la firma del armisticio de Cassabile, por el cual Italia abandonaba su alianza con el Tercer Reich, aunque los italianos rogaron que la firma del armisticio permaneciese en secreto hasta el desembarco en Italia de las tropas de los Aliados. En cumplimento de los acuerdos pactados, el 3 de septiembre de 1943 los Aliados cruzaron desde Sicilia el estrecho de Mesina, ocupando sin excesiva oposición italiana el puerto de Mesina. Se trataba de una estrategia sumamente conservadora, ya que las circunstancias posiblemente hubiesen permitido el desembarco en algún lugar más al norte, con lo que la campaña de Italia que tuvo lugar a continuación hubiese sido mucho menos lenta.
En cualquier caso, los acontecimientos en Italia se precipitaron. Por un lado, Mussolini fue liberado por los alemanes del confinamiento a que se encontraba sometido, formando la llamada República Social Italiana, que seguía colaborando con la Alemania nazi. Por otro, el mariscal Pietro Badoglio, aunque mantenido aparte por los Aliados, intentó organizar un Ejército italiano que luchase junto con las tropas de los Aliados. Finalmente, se avanzó lentamente hacia el norte, tan lentamente que en diciembre los Aliados se vieron frenados unos 100 km al sur de Roma por las defensas apresuradamente preparadas por los alemanes en la Línea Gustav.
Desembarco en Normandía
El general Eisenhower dando instrucciones el 5 de junio de 1944 a paracaidistas estadounidenses del 502º Regimiento Paracaidista (101ª División Aerotransportada) a punto de participar en el Día D saltando en Normandía esa misma noche.Artículo principal: Desembarco de Normandía
El 28 de noviembre de 1943 se inició en Teherán (Persia) la llamada Conferencia de Teherán, celebrada con asistencia de los tres principales líderes políticos de los Aliados: Churchill por los británicos, Roosevelt por los estadounidenses y Stalin por los soviéticos. Entre los varios acuerdos tomados en la misma, destacaba el de la apertura de un segundo frente en Europa, que debería añadirse al ya existente en Italia y al Frente Oriental, a petición de Stalin, ya que el Ejército Rojo estaba llevando el peso de la lucha en Europa contra la Wehrmacht.
Puesto que los Estados Unidos iban a ser los suministradores de la mayor parte de los hombres que tomarían parte en el previsto desembarco, y puesto que la mayor parte del material militar con el que estarían equipadas las tropas iba a ser estadounidense, se decidió que fuese también un estadounidense quien estuviese al mando de la operación y de sus preparativos. Roosevelt no deseaba desprenderse de su consejero militar, el general George Catlett Marshall, con lo que finalmente optó por encargar la planificación y ejecución de la operación a un hombre que ya había probado sus dotes de planificación y de mando en las campañas en el norte de África y en Italia. Otra alternativa hubiese sido el general George Patton, pero la mala imagen que arrastraba desde algunos incidentes en Sicilia y los enfrentamientos que había sostenido con el general británico Bernard Montgomery hicieron que se le relegase, aunque se le encargó de poner a punto un ejército fantasma simulado con el que se iba a encubrir la operación real, amenazando a los alemanes con una posible invasión en la zona de Calais, la Operación Fortitude, tarea en la que Patton obtuvo un éxito total.
Eisenhower se encargó pues de planificar las operaciones militares del Desembarco de Normandía, el 6 de junio de 1944, así como de efectuar todos los contactos políticos necesarios en función de la gran complejidad de la operación y del gran número de países Aliados que participaron en la operación: Francia Libre, Bélgica, Luxemburgo, Holanda, Checoslovaquia, Polonia o Grecia tuvieron participación, además de Estados Unidos y el Reino Unido, sin olvidar a dominios británicos como Canadá, Sudáfrica, Nueva Zelanda o Australia, además de la India. Basta la mera enumeración de países cuyas unidades militares tomaron parte en el desembarco y las operaciones subsiguientes para comprender la enormidad de la tarea.
El general Eisenhower, en una imagen vestido de uniforme.El general Eisenhower y su equipo de ayudantes eligieron la costa de Normandía para el desembarco, prefiriéndola a otras posibles alternativas. Especialmente interesante era el hecho de que las playas en las que se realizaría el desembarco quedaban dentro del radio de acción de los aviones con base en la isla de Gran Bretaña, sin olvidar que en el canal de la Mancha era muy fácil lograr una absoluta supremacía aérea y naval para los Aliados.
La planificación de la operación, la mayor operación de desembarco de tropas llevada a cabo hasta hoy en día, supuso un esfuerzo considerable, para el que se tuvieron en cuenta innnumerables factores: desde los climatológicos, con análisis de las condiciones climatológicas previstas en la zona de desembarco en la fecha del mismo y en los días posteriores, hasta la forma de abastecer a las tropas una vez desembarcadas, para lo que se llegó a diseñar puertos artificiales (puertos Mulberry) o incluso un oleoducto que trasladaría el carburante necesario a través del canal, PLUTO, pasando por el diseño y construcción, por parte de los británicos, de carros de combate especializados pensados especialmente para apoyar y facilitar el desembarco.
Sin embargo, pese a las dotes diplomáticas de Eisenhower, se plantearon graves problemas respecto de la Francia Libre de Charles de Gaulle, ya que los franceses entendían que se les dejaba al margen de la toma de decisiones. Presionado por Winston Churchill, Eisenhower se negó a otorgar mayor protagonismo a los franceses libres hasta que se hubiesen celebrado elecciones en Francia. Estos hechos comportaron consecuencias cara a la situación posterior en la campaña de Francia, especialmente en agosto de 1944, al tratarse la posible Liberación de París.
La operación planificada comportaba un desembarco en cinco playas distintas, con los siguientes nombres en clave: Utah, Omaha, Gold, Juno y Sword. El primer objetivo del desembarco era el de asegurar las propias playas, para lo cual se lanzaron tropas paracaidistas desperdigadas por todo el interior de Normandía, la 82ª División Aerotransportada y la 101ª División Aerotransportada estadounidenses y la 6ª División Aerotransportada británica. La misión de los paracaidistas era la de retrasar o evitar la llegada de refuerzos alemanes, especialmente de las divisiones blindadas desplegadas en la zona de Caen y que el engaño de George Patton con su Operación Fortitude mantenía allí en espera de una hipotética invasión.
Una vez logrado el control de las playas, el objetivo para la semana siguiente a la operación era el de asegurar el interior de Normandía, con la finalidad de garantizar la supervivencia de las tropas desembarcadas, tras lo que se lanzaría un asalto hacia los principales puertos de la zona (especialmente Cherburgo) para poder desembarcar en ellos suministros y nuevas tropas con las que poder desplegar la capacidad de combate en forma de hombres y equipamiento militar de los Aliados.
Tras varios sucesivos aplazamientos, finalmente, aunque Eisehower seguía teniendo dudas, quedó definitivamente fijado el día de la invasión, el Día D, para el 6 de junio de 1944.
A pesar de algunos contratiempos, que afectaron en mayor medida a algunas de las playas del desembarco, y a pesar de los temores del propio Eisenhower, finalmente la batalla de Normandía abrió la puerta a la recuperación de la Francia ocupada por los alemanes.
Campaña de Francia
El Alto Mando de los Aliados en París, con Charles de Gaulle y Dwight D. Eisenhower, tras la Liberación de París en agosto de 1944.Con la consolidación de la presencia militar de los Aliados en Europa tras el exitoso resultado de la batalla de Normandía, Ike Eisenhower quedaba acreditado como quien había conducido a la victoria a los Aliados, y ello desde los primeros compases de la presencia en el conflicto de las tropas estadounidenses. Lógicamente, fue el encargado de planificar la siguiente fase de la guerra en el Frente Occidental. Se ponía el acento en el rápido avance hacia el este, presionando a los alemanes en retirada, asegurando el control de la costa del canal de la Mancha, y dejando de lado el interior de Francia. Para completar la presión ejercida, a la vez que para intentar superar la férrea oposición que los alemanes mantenían en Italia, el equipo de Eisenhower planeó un desembarco en el sur de Francia, en la costa del Mediterráneo, lo que sería finalmente la Operación Anvil, realizada el 15 de agosto de 1944.
Respecto de la Liberación de París, Eisenhower pretendía pasar de largo la ciudad de París por el norte, para poder aprovechar la situación de desorganización de la Wehrmacht y alcanzar la línea del río Rin antes de que pudiesen reaccionar.
Sin embargo, el general Charles de Gaulle ordenó en agosto al jefe de la 2ª División Blindada de la Francia Libre, el general Leclerc, que se dirigiese hacia París, contraviniendo las órdenes del superior de Leclerc, el general estadounidense Leonard T. Gerow, y del propio Eisenhower. De Gaulle pretendía apoyar la sublevación de la población de París, evitando que la misma fuese utilizada como medio propagandístico por el Partido Comunista Francés. Igualmente, de Gaulle buscaba sustraer a Francia de quedar sometida tras la liberación a un Allied Military Government of Occupied Territories (AMGOT), es decir, a un control militar de los anglosajones sobre el país. Finalmente, de Gaulle comprendía que la liberación de París serviría como palanca para lograr no sólo la consolidación de su persona al frente de la Francia Libre sino también la conversión de la propia Francia Libre en el elemento de conexión de Francia con los Aliados vencedores.
No obstante, ante la situación de hecho creada por el avance hacia París de la 2ª División Blindada francesa en solitario y sin autorización, Eisenhower, aunque molesto al tener que asumir el coste de alimentar a los ciudadanos parisienses tras la liberación, lo que iba a sobrecargar las líneas de suministros de sus ejércitos, se rindió a la evidencia, aceptando los hechos consumados y enviando como respaldo de la operación, además de para obtener réditos políticos y propagandisticos, a la 4ª División de Infantería estadounidense hacia París.
En cualquier caso, Eisenhower y su equipo dieron comienzo a la planificación a la siguiente fase de la ofensiva, la campaña en Bélgica y Holanda para controlar la desembocadura del Rin.
Campaña en el Benelux. Tras los resultados de la campaña en Francia, la estrategia diseñada por Eisenhower buscó un equilibrio entre las exigencias de dos de los principales líderes militares de los Aliados, el general británico Bernard Law Montgomery y el general estadounidense George Patton.
Debido a la escasez de suministros, puesto que los Aliados no habían ocupado todavía o no habían logrado poner en servicio ninguno de los grandes puertos franceses del Atlántico, bien en el canal de la Mancha bien en el golfo de Vizcaya, el avance de las tropas hacia Alemania empezaba a reducir su impulso. Por otro lado, el propio Eisenhower había estimado mal la capacidad de resistencia de los alemanes, esperando tardar mucho más tiempo en avanzar hasta la antigua frontera francoalemana del que realmente había sido necesario.
Ante esta situación, Patton pretendía obtener prioridad en el suministro de carburante, recambios y abastecimientos en general para sus tropas, con lo que lograría un avance rápido hacia la frontera alemana, atravesando el río Rin y penetrando en el corazón industial de Alemania, esperando poner rápidamente fin a la guerra. Adicionalmente, Montgomery debería guardar su flanco, avanzando hacia el valle del Ruhr.
Por el contrario, la visión de Montgomery era diferente, y solicitaba ser él quien recibiese prioridad en los suministros, para avanzar pegado al canal de la Mancha, atravesando Bélgica y Holanda para penetrar por el norte en Alemania, por la desembocadura del Rin. En esta concepción, sería Patton quien guardaría el flanco de Montgomery en su avance.
Es decir, ambos deseaban atribuirse la gloria del avance, y que fuese el otro el que asumiese el trabajo menos brillante.
La decisión inicial de Eisenhower fue pues buscar un equilibrio entre ambas concepciones, con lo que se atuvo al plan inicial, de avance más lento a lo largo de toda la línea del frente. Sin embargo, debido a consideraciones de tipo político para con sus aliados británicos, finalmente Eisenhower optó por dar mayor prioridad de suministros a Montgomery, ya que además esperaba que el avance por la orilla del canal de la mancha les permitiese a los Aliados la toma del importante puerto de Amberes, solventando así los problemas de falta de suministros.
Finalmente, Montgomery presentó un nuevo plan, que sería el finalmente aceptado por Eisenhower, y que desembocaría en la llamada Operación Market Garden.
El general Eisenhower.
Paracaidistas británicos hechos prisioneros por los alemanes en la Operación Market Garden marchan hacia su destino en un campo de prisioneros.
Tropas del XXX Cuerpo de Ejército británico atraviesan el río Waal en Nimega tras la toma de la ciudad y de su puente.La versión definitiva del plan propuesto por Montgomery y aceptado por Eisehower para la Operación Market Garden era sumamente ambiciosa, comportando dos partes diferenciadas, Market y Garden.
Market era una operación aérea, para la que se utilizaría a tropas paracaidistas británicas, estadounidenses y polacas, que consistía en el lanzamiento de los paracaidistas en una serie de puentes a lo largo de Bélgica y Holanda, con la misión de tomarlos antes de que fuesen destruidos por los alemanes, conservándolos intactos en su poder hasta la llegada de las tropas terrestres de los Aliados.
Garden era una operación terrestre, que suponía el avance rápido en columna de las tropas Aliadas, a la mayor velocidad posible, relevando a su llegada a los paracaidistas y asegurando la zona, siguiendo inmediatamente al siguiente puente, como si los paracaidistas hubiesen tendido una alfombra a través de la cual se desplazasen las tropas terrestres, atravesando definitivamente el Rin.
Ciertamente, el plan ofrecía una serie de ventajas caso de realizarse con éxito. En primer lugar, permitiría controlar el vital puerto de Amsterdam, poniendo fin definitivamente a la penuria de suministros. En segundo lugar, se habría evitado forzar la Línea Sigfrido, barrera defensiva establecida en sus fronteras por los alemanes, y que se pensaba que estaba bien protegida. En tercer lugar, esta estrategia iba a permitir tomar los puntos de lanzamiento de los cohetes V-2 alemanes contra Londres y los puertos y ciudades ingleses. Y para terminar, se lograría avanzar en un sector que se hallaba protegido al norte por las costas del canal de la Mancha y del Mar del Norte, que se hallaba además más cercano a las bases aéreas de la Royal Air Force y de la USAAF en el Reino Unido.
Sin embargo, el plan adolecía de muy graves defectos. En primer lugar, la propia complejidad de la operación hacía que cualquier mínimo imprevisto afectase muy negativamente a las siguientes fases de la operación, como de hecho así sucedería posteriormente. La marcha de las tropas de tierra a través de una única carretera practicable, en una zona situada a veces bajo el nivel del mar y muy fácilmente inundable favorecía la defensa alemana. Puesto que la operación era en realidad una carrera contrarreloj, cualquier retraso sería fatal para los paracaidistas lanzados en los puntos más lejanos de la línea de avance prevista.
En segundo lugar, se produjo un fallo de gran alcance en los servicios de información aliados, que minusvaloraron la calidad y cantidad de las tropas alemanas desplegadas en la zona. Mientras que según los servicios de información se trataba de tropas escasas, mal equipadas y de escasa moral de combate, en realidad se ignoró la llegada a la zona de dos divisiones de las SS, la 9ª División Panzer SS Hohenstaufen y la 10ª División Panzer SS Frundsberg, divisiones experimentadas en combate y que ya se habían enfrentado a los Aliados en la batalla de Normandía, y que habían sido enviadas a la zona para reponerse de los combates anteriores.
En definitiva, tal como indica el libro del periodista e historiador Cornelius Ryan dedicado a esta batalla, la operación requería para su completo éxito la toma de un puente demasiado lejano, el situado en la ciudad holandesa de Arnhem sobre el río Rin.
Finalmente, el 16 de septiembre de 1944 dieron inicio las operaciones, con el bombardeo aéreo de las posiciones alemanas, seguido el 17 a primera hora del lanzamiento de los paracaidistas en los lugares designados. A mediodía, tras saber que los paracaidistas habían tomado la mayor parte de los objetivos asignados, se inició la parte terrestre de la operación, con el avance del XXX Cuerpo de Ejército británico. Aunque el avance fue inicialmente rápido, pronto aparecieron los problemas, ya que algunos de los puentes habían sido destruidos por los alemanes, debiendo tender puentes Bailey los ingenieros británicos, con los consiguiente retrasos que se iban acumulando. Además, el avance directo a través de una única carretera hacía que las constantes escaramuzas ralentizasen todavía más el avance, ya que era necesario eliminar todos y cada uno de los puntos de resistencia alemanes antes de proseguir el avance.
Además, a lo largo de los días siguientes, el mal tiempo impidió el envío de refuerzos y suministros a las unidades paracadistas, con lo que las tropas de la 1ª División Aerotransportada británica, que habían sido lanzadas e el extremo más alejado hacia el norte de la operación, en Arnhem, no pudieron recibir suministros ni refuerzos, además de constatar que por defectos de diseño sus radios no les permitían comunicarse con sus bases en la retaguardia y ni siquiera entre sí. Con mucho retraso, y cuando la situación ya era insostenible, recibieron como refuerzo a la 1ª Brigada Paracaidista polaca, al mando del general Sosabowski, cuando ya sólo podía lograrse incrementar el número de bajas y prisioneros con dicho lanzamiento.
El día 25 de septiembre se dio la orden de retirada a los bitánicos y polacos que se hallaban combatiendo en Arnhem, sin que se hubiese pues logrado la conquista de una cabeza de puente al otro lado del río Rin como pretendía la operación, que se saldó pues con un fracaso respecto de los planteamientos iniciales.
Batalla de las Ardenas. Plan alemán para la Operación Wacht Am Rhein.Tras el fracaso en el avance que había supuesto la Operación Market Garden, con la llegada del invierno Eisenhower dio por terminadas las operaciones de envergadura, dedicándose a la consolidación de los territorios recuperados desde la partida de Normandía un par de meses antes, así como a la acumulación de recursos para reemprender el avance con el buen tiempo.
Sin embargo, el respiro fue también aprovechado por los alemanes, a la vez que Adolf Hitler encargaba a Gerd von Rundstedt la preparación de una contraofensiva, que pretendía que expulsase a los Aliados de Bélgica, Holanda y Luxemburgo, tomando el puerto de Amberes y soñando incluso con una reedición de la batalla de Francia en 1940 que volviese a abrir a los alemanes las puertas de París. La contraofensiva fue denominada por los alemanes Operación Wacht Am Rhein, y dio lugar a la batalla de las Ardenas.
En consecuencia, el 16 de diciembre de 1944 el 5º Ejército Panzer, con siete divisiones, y el 6º Ejército Panzer SS, con nueve divisiones, lanzaron un ataque, que arrolló a las primeras líneas defensivas de los Aliados, formadas por tropas inexpertas del Ejército estadounidense. El avance alemán estaba protegido en sus flancos por el 15º Ejército y por el 7º Ejército. El ataque produjo el desconcierto entre los Aliados, incluyendo a Eisenhower, ya que se pensaba que los alemanes estaban escasos de tropas y de recursos y, además, bajos de moral. Una de las claves de los primeros éxitos de los alemanes fue el mal tiempo, que impidió el despegue de la aviación aliada, para labores de observación del avance y para castigar a las columnas alemanas en marcha.
Tras unos primeros momentos en que cundió la alarma entre los Aliados, Eisenhower ordenó a las tropas del 3º Ejército estadounidense de George Patton, que se hallaban al sur, en la zona de la Lorena, y al 9º Ejército estadounidense del general William Hood Simpson, que se hallaba al norte de la zona atacada, que apoyasen al 1º Ejército estadounidense de general Courtney Hodges, que era el que estaba soportando la parte principal de la ofensiva. Finalmente, tras la mejora del buen tiempo, que permitió la actividad aérea de los Aliados, y el agotamiento de las reservas de combustible de la Wehrmacht, que fracasó en conseguir capturar los almacenes de suministros Aliados, la batalla se dio por concluida hacia finales de enero de 1945, habiendo supuesto el agotamiento definitivo de la capacidad de los alemanes por mantener una mínima iniciativa estratégica.
Desde la derrota sufrida por los alemane, pues, quedaban abiertas definitivamente las puertas para el siguiente paso a dar, la invasión del propio territorio alemán, y para el avance hacia el interior de Alemania, para lo cual iba a ser necesario atravsar la importante barrera que suponía el río Rin.
Invasión de Alemania. Para la invasión de Alemania, Eisenhower tomó la decisión de avanzar por el norte, en las tierras llanas de la cuenca baja del Rin, desestimando las propuestas de Patton de hacerlo más al norte, y concediendo nuevamente el protagonismo a Montgomery. Así, el 8 de febrero de 1945 dio comienzo la Operación Veritable, ejecutada por Montgomery, con el 2º Ejército británico y el 1º Ejército canadiense, agrupados en el 21º Grupo de Ejércitos, para despejar el terreno para preparar el cruce de Rin, en el marco de la llamada Operación Grenade. Aunque en líneas generales Veritable cumplió con lo previsto, los estadounidenses no lograron impedir la destrucción de las presas en el río Ruhr, con lo que la operación se saldó con un fracaso.
Se inició entonces la búsqueda de un puente intacto sobre el río Rin, hasta que se dio con un puente intacto en la localidad renana de Remagen: el puente de Remagen. El puente fue tomado el 7 de marzo de 1945 por tropas de la 9ª División Blindada estadounidense (12º Grupo de Ejércitos, del general Omar Bradley), con lo que Eisenhower, modificando sus previsiones iniciales, ordenó el paso del mayor número de tropas posible a la orilla oriental del río, antes del hundimiento del viejo puente el 17 de noviembre. Aunque posteriormente se logró habilitar otros pasos en el río, la toma de este puente fue la que abrió definitivamente el corazón del territorio alemán a la ofensiva aliada, que se abrió en varias líneas de avance.
Por un lado, se ordenó a los británicos de Bernard Law Montgomery el avance hacia Hamburgo y Dinamarca, mientras que los estadounidenses de George Patton avanzaban por el centro de Alemania, siguiendo camino hasta alcanzar Praga, en Checoslovaquia, al acabar la guerra, no sin protestas de Patton, que deseaba haber avanzado hacia Berlín para arrebatar al Ejército Rojo la gloria de su conquista. Para terminar, tropas estadounidenses y francesas penetraban hacia el sur de Alemania, por Baviera, alcanzando Austria, aunque tampoco lograron llegar a Viena antes que el Ejército Rojo.
Rendición de Alemania. Finalmente, tras la batalla de Berlín el almirante Karl Dönitz, que había sucedido a Adolf Hitler tras el suicidio de éste, aceptó la rendición incondicional del Tercer Reich, el 7 de mayo de 1945. Eisenhower recibió en Reims a la delegación alemana enviada para firmar la rendición.[5]
Carrera política. Una vez finalizada la guerra, tras regresar a los Estados Unidos, fue nombrado jefe del Estado Mayor de Ejército, aunque en 1947 solicitó una excedencia en su carrera militar, pasando a ejercer la presidencia de la Universidad de Columbia.[5]
Aún regresó a la carrera militar posteriormente, siendo nombrado en 1950 comandante en jefe de las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, en momentos de tensión con la Unión Soviética por coincidir con los inicios de la llamada Guerra Fría.
Presidente de los Estados Unidos. Durante su carrera militar, y especialmente en los años de la Segunda Guerra Mundial, Eisenhower había estado siempre más cerca de los despachos en que se trataba de asuntos políticos que de los campos de batalla, con lo que había acumulado una amplia experiencia política en contactos con la mayor parte de la clase política, tanto en Europa como en Estados Unidos.
Por ese motivo, en 1951 Eisenhower aceptó participar en la carrera electoral por la Presidencia de los Estados Unidos, en las filas del Partido Republicano, el más próximo a sus ideas políticas. Sin embargo, ya habís sido cortejado para las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 1948 por ambos partidos, tanto por el Republicano como por el Partido Demócrata, ofreciéndole el presidente Harry S. Truman ocupar la vicepresidencia en su candidatura.
Presidencia en 1952
Eisenhower dio inicio en 1951 a una larga campaña, que le condujo a lo largo de 45 de los estados de los Estados Unidos, durante la que buscó especialmente dar seguridades a los ciudadanos estadounidenses, sin jamás mencionar el nombre de su oponente, el demócrata Adlai Stevenson, a la vez que sistemáticamente se dedicaba a criticar los resultados de las presidencias demócratas anteriores. Centró su campaña en tres temas pincipales: poner fin al estado de corrupción que, según él, reinaba en la clase política; poner fin a la Guerra de Corea; y acabar con la subversión que suponía, en su opinión, el comunismo.
Durante las primarias internas del Partido Republicano, Eisenhower se impuso a sus adversarios: el senador por Ohio Robert A. Taft, el gobernador de California Earl Warren, el gobernador de Minnesota Harold Stassen, el general Douglas MacArthur y el gobernador Thomas E. Dewey, recibiendo en la primera vuelta de la Convención del Partido Republicano el voto de 595 delegados y el de 845 delegados en segunda vuelta.
Para la campaña eligió como vicepresidente a Richard Nixon, quien fue acusado en la misma campaña de malversación de fondos, aunque logró zafarse de la acusación. Eisenhower recibió igualmente el apoyo del ultraconservador senador Joseph McCarthy, presidente del Comité de Actividades Antiamericanas, quien afirmaba que la clase política demócrata estaba completamente infiltrada por agentes comunistas al servicio de la Unión Soviética.
En las elecciones del 4 de noviembre de 1952, la pareja Eisenhower-Nixon logró 34.075.529 votos, el 55,2% del electorado, con 442 delegados, mientras que los candidatos demócratas, Adlai Stevenson y John Sparkman, lograron 27.375.090 votos, el 44,3% del censo, con 89 delegados. Eisenhower logró la victoria en la mayor parte de los estados, salvo en los estados del sur.[12]
Como consecuencia de su victoria, el 20 de enero de 1953 Dwight D. Eisenhower fue investido como 34º presidente de los Estados Unidos, teniendo como vicepresidente a Richard Nixon. La política exterior de Eisenhower estuvo fuertemente marcada por el secretario de Estado John Foster Dulles (hasta 1959).[5]
Uno de los primeros actos de su mandato fue la creación, el 1 de abril, de un Ministerio de la Salud, Educación y Asuntos Sociales. El 22 de abril firmó la Ley de las tierras sumergidas, que sustraía a los estados el control de los recursos mineros existentes en las aguas territoriales del país para atribuirlo al Gobierno federal, lo que comportaba la atribución de las concesiones de explotación de las plataformas petrolíferas.
El 26 de julio de ese mismo año de 1953, Eisenhower dio cumplimiento a una de sus promesas electorales, la de poner fin a la Guerra de Corea, mediante la firma de un armisticio que consagró la división del país en dos estados, separados por el paralelo 38: Corea del Norte y Corea del Sur. El 1 de agosto, prosiguiendo con sus medidas de tipo social, firmó una prórroga de la ley sobre el seguro médico; y el 7 de agosto, una ley por la que Estados Unidos recibiría a 241.000 refugiados, a añadir a la cuota normal de inmigración fijada por las leyes.
El 8 de octubre, Eisenhower anunció que la Unión Soviética había hecho explotar una bomba H. Para el 8 de diciembre propuso en un discurso ante la Organización de las Naciones Unidas el uso de la energía nuclear con fines pacíficos, lo que desembocaría en la creación de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA).
El presidente Eisenhower con el secretario de Estado John Foster Dulles, el 14 de agosto de 1956.El 23 de abril de 1954 (y hasta el 17 de junio), el senador McCarthy pasó a presidir una Comisión encargada de la eliminación de los simpatizantes comunistas en el seno del Ejército de los Estados Unidos. No obstante, en esas mismas fechas Eisenhower rechazó apoyar a Francia en la Guerra de Indochina que mantenía con el Viet Minh, guerra que concluyó tras la derrota francesa en la Batalla de Dien Bien Phu en mayo con la Conferencia de Ginebra, por la que Francia abandonaba Indochina, aceptándose la división del país en dos mitades, como había sucedido en Corea: Vietnam del Norte y Vietnam del Sur.
El 13 de mayo, Eisenhower firmó un acuerdo con Canadá que permitía la apertura de una vía de comunicación marítima entre la región de los Grandes Lagos y el Océano Atlántico, a través del río San Lorenzo.
El 16 de marzo de 1955, Eisenhower declaró que los Estados Unidos estaban dispuestos a utilizar sus armas nucleares en caso de un conflicto con la China comunista. El 21 de julio propuso en Ginebra, en el curso de una Conferencia entre las grandes potencias, un derecho a sobrevolar la instalaciones militares de otros países para fomentar de ese modo una confianza mutua.
El 24 de septiembre de 1955 sufrió un ataque cardíaco, a pesar de lo cual el 29 de febrero de 1956 anunció públicamente que optaría a un segundo mandato presidencial, para lo cual intentó (sin éxito) convencer a Rchard Nixon de que no le acompañase como vicepresidente.
En fecha 6 de febrero de 1956, el presidente Eisenhower aprobó la creación de la PFIAB (President's Foreign Intelligence Advisory Board o Junta Asesora de Inteligencia Exterior del Presidente, una Agencia de la Oficina Ejecutiva del Presidente cuya misión es la de asesorar al presidente del país respecto de los datos e informaciones recabados por otras agencias gubernamentales. Eisenhower nombró como primer presidente de la nueva Agencia a James Killian.
El 31 de mayo de 1956, Eisenhower autorizó que los aviones espía U-2 efectuasen vuelos secretos de espionaje sobre el territorio de la Unión Soviética. El 29 de junio aprobó la creación de una red de autopistas sometidas al control del Gobierno federal, cuya misión en principio era la de servir a la defensa de la nación.
El 1 de octubre de 1956 Eisenhower aprobó una medida de largo alcance, al suprimir la normativa que obligaba a los negros a ceder su asiento a los blancos en el transporte público.
Presidencia en 1956
El secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, Nikita Jrushchov, junto a Dwight Eisenhower y sus respectivas esposas, durante su viaje oficial a Estados Unidos en septiembre de 1969.
Eisenhower felicita a John Fitzgerald Kennedy en diciembre de 1960 por su elección como nuevo presidente de los Estados Unidos.Tras haber anunciado su presentación a la reelección, Eisenhower fue elegido sin oposición candidato a las elecciones presidenciales de 1956 por el Partido Republicano en la Convención Nacional Republicana de 1956, celebrada en San Francisco. Como candidato para la vicepresidencia iba nuevamente acompañado de Richard Nixon, a pesar de haberle insistido para que no se presentase. El Partido Demócrata eligió nuevamente como candidato a la presidencia a Adlai Stevenson, gobernador de Illinois, acompañado de Estes Kefauver, senador por Tennessee, como candidato a la vicepresidencia.
Durante la campaña electoral, Eisenhower se vio reforzado por dos crisis internacionales, la Revolución húngara de 1956 y la Guerra del Sinaí, en la que Eisenhower dejó a su suerte a Francia y Reino Unido, sin intervenir en el conflicto.[5] Adlai Stevenson basó su campaña en un aumento del gasto social y en acuerdos con la Unión Soviética.
En las elecciones, el dúo Eisenhower-Nixon obtuvo 35.579.180 votos, el 57,4% de los votos, y 457 compromisarios, mientras que la pareja formada por Stevenson y Kefauver obtuvo 26.028.028 votos, es decir, el 42,0%, con sólo 73 delegados.[13]
El 5 de enero de 1957, Eisenhower definió la línea geopolítica de los Estados Unidos, especialmente en lo relativo a la situación en Oriente Medio y Extremo Oriente, la doctrina Eisenhower, que comportaba igualmente apoyo económico a los países que se viesen amenazados por la expansión comunista. El 20 de enero tomó posesión para su segundo mandato como presidente de los Estados Unidos.
El 9 de septiembre, Eisenhower firmó una ley sobre derechos civiles, siendo la primera de dicho tipo que se aprobaba desde los tiempos de Abraham Lincoln. El 25 de noviembre padeció un segundo ataque cardíaco.
El 31 de enero de 1958, los Estados Unidos lanzaron al espacio exterior su primer satélite artificial, el Explorer 1, habiendo sido adelantados por el programa espacial soviético, que había lanzado el Sputnik 1 el 4 de octubre de 1957. El siguiente 2 de abril, Eienhower propuso la creación de una Agencia civil estadounidense encargada del programa espacial estadounidense, aprobándose la creación de la NASA el 29 de julio de 1958. La medida fue consecuencia de creer Eisenhower y su equipo de colaboradores que la carrera espacial con la Unión Soviética era esencial para la seguridad de los Estados Unidos.
El 3 de enero de 1959 se incorporó a los Estados Unidos como un estado de pleno derecho el estado número 49º, Alaska, mientras que el 21 de agosto se incorporó el número 50, Hawai.
Del 15 al 27 de septiembre el secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, Nikita Jrushchov, giró una visita oficial a los Estados Unidos.
El 1 de mayo de 1960, un avión espía estadounidense U-2 fue derribado por la artillería del Ejército Rojo mientras sobrevolaba la Unión Soviética en una misión de espionaje, lo que trajo como consecuencia la anulación de la cumbre entre las dos grandes potencias, Estados Unidos y a Unión Soviética, que staba previsto se celebrase dos semanas más tarde en París; por otro lado, se produjo un incremento de la tensión en las relaciones entre ambos países.
Finalmente, el 8 de noviembre de 1960, John Fitzgerald Kennedy, el candidato del Partido Demócrata, derrotó en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 1960 a Richard Nixon, el vicepresidente de Eisenhower, que había sido elegido candidato en las elecciones por el Partido Republicano.
El 17 de enero de 1961, Eisenhower pronunció la alocución final (retransmitida por televisión) de su mandato,[14] acuñando en la misma una frase que se hizo célebre, que advertía de la peligrosa influencia del reciente complejo industrial-militar de los Estados Unidos, aunque el propio Eisenhower admite en ese mismo discurso que se trata de un elemento necesario para la defensa de la nación, pero entendiendo que su existencia debe conjugarse con una sabia y vigilante tutela activa por parte de la ciudadanía, para que los fines de dicho complejo concuerden con los ideales de libertad y democracia a los que necesariamente deben servir.
Ejes de su política presidencial
Política exterior
Eisenhower y el secretario de Estado John Foster Dulles reciben al presidente de Vietnam del Sur, Ngo Dinh Diem, el 8 de mayo de 1957 en el aeropuerto de Washington.En materia de política exterior, las dos administraciones de Eisenhower estuvieron marcadas por una política de contención y de firmeza ante la Unión Soviética, en un contexto claramente dominado por la Guerra fría. Ello tuvo entre sus consecuencias inmediatas una expansión de la carrera de armamentos con la Unión Soviética, y la consolidación y expansión del armamento nuclear estadounidense.
Sin embargo, con la muerte de Stalin en 1953, Eisenhower comprendió que ese hecho iba a modificar las relaciones Este-Oeste, y se prestó a un relajamiento de la tensión entre los dos grandes bloques policos y militares mediante la firma de los acuerdos que pusieron fin a la Guerra de Corea (27 de julio de 1953),[15] a la vez que rechazaba comprometerse junto con Francia en la Guerra de Indochina que los franceses mantenían con el Viet Minh.[15] ESto último trajo como consecuencia la independencia de Camboya y Laos y la partición del Vietnam en dos estados, Vietnam del Norte y Vietnam del Sur, sembrando a su vez la semilla para el inicio poco después de la Guerra de Vietnam, en la que los Estados Unidos se implicaron profundamente.
Sin embargo, aunque de puertas afuera se presentaba esa política de contención de los enfrentamientos, paralelamente se llevaron a cabo diversas acciones encubiertas, llevadas a cabo por la CIA, destacando el derrocamiento en agosto de 1953 del primer ministro izquierdista iraní, Mohammad Mosaddeq, que había nacionalizado el petróleo iraní el 20 de marzo de 1951, lo que permitió el establecimiento de una dictadura por parte del sha Mohammad Reza Pahlavi. También destacó el derrocamiento en junio de 1954 del gobierno de Jacobo Arbenz Guzmán en Guatemala y el intento de golpe de estado en Indonesia en 1958. También se apoyó discretamente la Revolución húngara de 1956, aunque sin ninguna implicación directa en un país que era miembro del Pacto de Varsovia. Igualmente, marines estadounidenses desembarcaron en el Líbano en 1958.
Dentro de su doctrina de contención militar respecto de la Unión Soviética, impulsó todo un conjunto de pactos militares de tipo regional, para configurar un cordón sanitario alrededor de la URSS: Pacto de Bagdad, SEATO o impulso al rearme de la República Federal Alemana.
Por otra parte, ante el éxito del programa espacial soviético, que logró lanzar al espacio el primer satélite artificial (el Sputnik 1, el 4 de octubre de 1957), creyendo que la superioridad soviética en el espacio podría comprometer en el futuro la seguridad de los Estados Unidos, impulsó un programa espacial estadounidense, que se inició el 31 de enero de 1958, con el lanzamiento exitoso al espacio del satélite Explorer 1, y que se desarrolló con la creación de la NASA el 29 de julio siguiente. Todo ello desembocó en la llamada carrera espacial mantenida entre los Estados Unidos y la Unión Soviética paralelamente a la carrera de armamentos que ya mantenían desde el final de la Segunda Guerra Mundial.
Política interior
Martin Luther King hablando en la marcha por los derechos civiles en el monumento a Abraham Lincoln durante la marcha de 1963.
Eisenhower en el Salón oval de la Casa Blanca.En lo relativo a los aspectos de política interior, los mandatos del presidente Eisenhower se caracterizaron por una relativa prosperidad económica, así como por el relanzamiento del consumo tras los años de cierta restricción debido a la Segunda Guerra Mundial. Su gran impulso a la red de autopistas del país[15] (es el responsable de la existencia de casi 65.000 km de autopistas) contribuyó a la mejora de las comunicaciones entre los diversos estados, comportando un impacto en el modo de vida estadounidense. Por otra parte, dotó de un cierto impulso a algunos programas sociales, extendido por ejemplo el seguro médico, extendiendo la jubilación para las mujeres a los 62 años o incrementando los derechos sindicales.
El aspecto más controvertido sucedido durante sus mandatos lo constituye el senador Joseph McCarthy, creador del Macarthismo a través del Comité de Actividades Antiamericanas. El senador, aunque jamás logró obtener ninguna inculpación de ningún supuesto espía soviético infiltrado en la Administración, sí que era considerado por muchos ciudadanos estadounidenses un valladar contra una presunta infiltración comunista. Eisenhower recibió el apoyo de McCarthy en la primera elección presidencial, en 1952; sin embargo, si bien nunca se enfrentó frontalmente con él, sí que mantuvo ciertas distancias. Cuando McCarthy intentó una nueva caza de brujas en el Pentágono, los dirigentes del Ejército de los Estados Unidos y el propio Eisenhower maniobraron hasta lograr que el Senado de los Estados Unidos aprobase un voto de censura contra el senador McCarthy en 1954, lo que quebró abruptamente el macarthismo. No obstante, las actividades del senador McCarthy supusieron graves consecuencias para muchas personas acusadas injustamente, siendo el caso más claro el de Julius y Ethel Rosenberg, acusados falsamente de espionaje y ejecutados el 19 de junio de 1953 en una situación de paranoia inducida por el macarthismo.
Durante su mandato igualmente comenzó a despuntar el conflicto racial entre negros y blancos, propiciado por el conjunto de cambios sociales producidos en el país en los años de la Segunda Guerra Mundial. Para descativar el problema, sus gobiernos aprobaron y propiciaron algunos cambios legislativos, como una decisión de la Corte Suprema en mayo de 1954 prohibiendo la segregación racial en las escuelas o la admisión de una estudiante de raza negra en 1955 en una universidad de un estado del profundo sur, Alabama. Fue la época del nacimiento del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos, dirigido por el reverendo Martin Luther King.
Por último, uno de los aspectos destacados de su política interior fue el fortalecimiento del Gobierno federal, en detrimento de los poderes de los estados. Ello se manifestó en la ley sobre el control federal de las aguas territoriales o en la ley que propugnó la misma medida respecto de las autopistas. La propia situación de lucha por los derechos civiles propició el incremento del poder federal, aunque éste no logró asegurar el cumplimento total de las leyes de integración racial.
Retiro. Concluido su segundo mandato, Eisenhower fue muy solicitado para dictar conferencias y para diversas actividades (incluyendo el asesoramiento de sus sucesores en la presidencia),[15] a la vez que se dedicó a la preparación de sus Memorias.
Dwight D. Eisenhower falleció el 28 de marzo de 1969 en el Walter Reed Army Hospital de Washington.[15]
Descendencia. De su matrimonio con Mary Mamie Geneva Doud, Dwight D. Eisenhower tuvo dos hijos: Doud Dwight Eisenhower nació el 24 de septiembre de 1917, y fue apodado Icky por sus padres, pero murió de escarlatina el 2 de enero de 1921, a la edad de tres años;[16] John David Sheldon Doud Eisenhower nació al año siguiente, el 3 de agosto de 1922; John serviría en el Ejército de los Estados Unidos (se licenciaría con el grado de general de brigada en la reserva), se convirtió en un escritor y ejerció como embajador de los Estados Unidos en Bélgica entre 1969 y 1971. El hijo de John, David Eisenhower, se casó con la hija de Richard Nixon, Julie, en 1968.

hado

    hado

  • EXPULSADO
  • vida restante: 0%
  • Registrado: 25 abr 2008
  • Mensajes: 1.546
#11

Escrito 13 julio 2008 - 13:17

35. John Fitzgerald Kennedy.

Imagen Enviada

John Fitzgerald Kennedy (29 de mayo, 1917 – 22 de noviembre, 1963) (conocido como John F. Kennedy, llamado por sus amigos Jack Kennedy y popularmente conocido como JFK) fue el trigésimo quinto Presidente de los Estados Unidos.
Pocos personajes como Kennedy a lo largo de la Historia han tenido una carga simbólica y representativa tan importante. Su figura sirve como icono cargado de los valores de toda una época, los años sesenta, probablemente sobrevalorada en cuanto a los logros efectivos y los cambios y transformaciones conseguidas, pero sin duda apasionante en cuanto al espíritu de renovación, al ímpetu y la búsqueda de nuevas formas políticas, sociales y culturales. Si en los años sesenta confluyen dos mundos, uno que se acaba -el de la posguerra- y otro que empieza a brotar -el de la globalización y la postmodernidad de finales del siglo XX-, Kennedy puede por sí solo representar la piedra de toque del cambio y el proceso de transformación. Y no es que, en lo personal, sus acciones difirieran demasiado de las de algunos de sus predecesores o introdujera modos excesivamente radicales de hacer política, sino que su figura, su carisma, su imagen pública, sus gestos fueron entendidos por una sociedad ávida de cambios como el símbolo de la llegada de nuevos tiempos. Y su muerte, revestida de cierta teatralidad y repetida hasta la saciedad por un medio -la televisión- cuya capacidad de creación de personajes y mitos ya se empieza a vislumbrar, contribuye aun en mayor medida a agrandar la figura del personaje, dando a la sociedad lo que ella misma tan ansiosamente demanda e incluso necesita. Como el de Lincoln, el asesinato de Kennedy contribuyó a magnificar su imagen y su recuerdo, a veces incluso deformando aspectos concretos de su persona y sobrevalorando u obviando algunos extremos de su acción política. Kennedy fue un político de fuerte imagen y tirón popular, pues no se debe olvidar que fue el más joven presidente de los Estados Unidos. Simpático, bien parecido, sus discursos llegaban a un electorado que recibía de buen gusto consignas de apertura y renovación. La utilización de un medio audiovisual de importancia creciente como la televisión le dio una popularidad parangonable con la alcanzada por Roosevelt en sus discursos radiofónicos. Kennedy, en fin, es producto de su época en la misma medida en que él mismo, más aun, su imagen como personaje, contribuye a representar aires de cambio y renovación en una sociedad como la norteamericana de los años sesenta, que se ve a sí misma en la vanguardia del mundo occidental.
Segundo hijo de una familia numerosa, su padre supo hacer un imperio económico a partir del patrimonio modesto heredado de su abuelo Patrick, de origen irlandés. Gracias a la especulación en bolsa, las inversiones en la pujante industria cinematográfica, el negocio del alcohol en los tiempos de la Ley Seca o el alquiler de viviendas populares, Joseph Kennedy logró amasar una inmensa fortuna que le colocó entre lo más granado de la cerrada sociedad bostoniana. Conseguida una inmejorable posición económica, el acceso al poder político se produjo en virtud de su matrimonio con Rose, hija del alcalde de Boston, lo que le colocaba en una envidiable situación cercana a los círculos del poder.
Su olfato político y empresarial le llevó a apoyar la campaña electoral del futuro presidente Roosevelt, lo que sin duda acrecentó su poder e influencia en el ámbito norteamericano. La crisis de 1929 y el crack de la bolsa de Nueva York no mermaron su posición económica, saliendo reforzado gracias a su visión para los negocios y a los contactos políticos. Después de la recesión, fue nombrado inspector general de Wall Street, no sin levantar recelos y suspicacias en el mundo financiero y empresarial de Nueva York, que le consideraba un recién llegado o advenedizo. En 1938 fue nombrado embajador en Londres, cargo que desempeñará hasta 1941, gracias a su amistad con Roosevelt, lo que significa el punto culminante de su carrera política. Consciente de su papel como fundador de una dinastía política y económica, su ambición personal se proyecta a partir de entonces en sus hijos, a los que preparará para asumir en el futuro altos cargos en la administración norteamericana. Ambiciona que alguno de sus vástagos ocupe el sillón presidencial, para lo que les inculca valores como el sacrificio y la competitividad.
En un principio, las esperanzas del patriarca están puestas en el hermano mayor, Joseph. Este ejerce un papel protector sobre John, un niño débil y enfermizo, con problemas en la espalda que le causan fuertes dolores a lo largo de toda su vida.
John estudia en el Croate College de Wallinford (Connecticut), sin lograr brillantes resultados. En 1936 ingresa en la Universidad de Harvard, cantera de altos cargos en la Administración estadounidense, donde estudia Derecho. Hasta entones no muestra un especial interés por la política. Sin embargo, su padre estimula sus inquietudes políticas y sociales al enviarle durante dos años (1937-38) de gira por varios países europeos. Parece ser que la Guerra Civil española, acontecimiento en el que muchos jóvenes de la época adquirieron conciencia política, sirvió de catalizador de sus intereses y le encaminó hacia el abandono de los estudios en Derecho y su licenciatura en Ciencias Políticas. Así, en 1940, se graduó con una tesis sobre la "política de apaciguamiento" hacia el expansionismo nazi desempeñada por Gran Bretaña y su primer ministro Chamberlain, titulada "¿Por qué dormía Inglaterra?".
Su conciencia democrática y patriótica le hizo intentar alistarse en la Marina al iniciarse la entrada de Estados Unidos en la II Guerra Mundial, siendo rechazado por sus problemas de espalda. La intercesión de su padre logró que fuera finalmente admitido, prestando servicio como comandante en una lancha torpedera destinada en el Océano Pacífico. Una acción de guerra le valió ser condecorado, pues ayudó a salvar a un compañero de morir ahogado tras ser hundido su barco por el destructor japonés Amagiri, en 1943.
De vuelta a Estados Unidos hubo de pasar una larga temporada reponiéndose de su lesión, agravada por la Guerra, tras lo cual encaminó sus actividades hacia el desempeño de la profesión periodística. En este momento no confía en poder iniciar su carrera como político, pues ve fuertemente mermada su capacidad física por su lesión de espalda. Trabaja entonces como comentarista político en el International News Service, si bien a los pocos meses su vida da un giro inesperado. En 1944, su hermano mayor Joseph, que prestaba servicio en la aviación estadounidense, muere accidentalmente cuando se dirigía a destruir una fábrica alemana de bombas. Ante este hecho, el patriarca familiar decide proyectar en el joven John las ambiciones políticas que tenía puestas en Joseph.
La carrera política de John se inicia en 1946, cuando consigue un puesto de congresista por el estado de Massachusett. La larga mano de su padre está detrás de su nominación: su influencia política y su poder económico se ponen al servicio de la campaña electoral de John en el seno del Partido demócrata, quien sólo cuenta 29 años y debe transformar su vida y su personalidad para conseguir hacer de sí mismo un político profesional.
Comienza así una ascensión fulgurante tanto en el seno del Partido como del ámbito político norteamericano. En 1948 y 1950 es reelegido para el cargo, lo que acrecienta su popularidad y capacidad de influencia. Ya no es aquél joven tímido de cuando empezó, sino que sabe valorar y utilizar sus armas físicas e intelectuales. El electorado y su propio partido le ven como un joven pujante, emprendedor y culto, representante de una nación y una sociedad que se ven a sí mismas poseedoras de valores semejantes. Estados Unidos ha sido la gran triunfadora de la Guerra. Su entrada en la contienda ha servido para salvar a las rancias democracias europeas del acoso de los totalitarismos y su aportación económica se empieza antojar fundamental para la reconstrucción de Europa, como demostrará el Plan Marshall. Los Estados Unidos, con menos de doscientos años de historia, ocupan ahora una posición hegemónica en el conjunto del mundo occidental, gracias a su capacidad de sacrificio, esfuerzo y superación. Son todos ellos valores que el electorado proyectará sobre la figura del joven Kennedy, quien se plantea ahora dar un paso más en su fulgurante carrera política: ser senador. Resultará fácil, pues logra una diferencia de más de 70.000 votos sobre su oponente, Henry C. Lodge.
El mismo año de su elección como senador conoció a su futura esposa, Jacqueline Lee Bouver, por entonces periodista del Washington Times Herald. El papel de su esposa en la carrera política de Kennedy no debe ser desdeñado, pues contribuyó a dar del futuro presidente una imagen de hombre de familia que complementaba las aptitudes antes citadas. Incluso tras la muerte de John, la figura de Jacqueline juega un papel simbólico de primer orden en la sociedad norteamericana, como la "viuda de América".
En 1957, Kennedy gana el premio Pulitzer gracias a su libro "Perfiles de Coraje", en el que describe, a través de la figura de personajes importantes de la historia de Estados Unidos, los valores y características que aportaron para el desarrollo de la nación: el sacrificio personal, la entrega, la fortaleza de carácter. No en vano, Kennedy escribe este libro durante un periodo de convalecencia, pues ha sido operado de la espalda.
Su ambición política, detrás de la que está la figura de su padre, le hace intentar formar parte de la candidatura demócrata a la presidencia, acompañando como vicepresidente a Adlai. E. Stevenson. Sin embargo, su propuesta es rechazada por su propio partido, lo que hace que en las siguientes elecciones se postule directamente como candidato presidencial.
Reelegido para el senado en 1958, es designado por la Convención como candidato para las siguientes elecciones nacionales. En torno a sí, reúne un grupo de trabajo formado por jóvenes liberales, entre los que destaca su hermano Robert. Aunque derrota a su oponente Johnson, posteriormente le incorpora como vicepresidente en su etapa de gobierno.
El dúo Kennedy-Johnson se presenta a las elecciones con un programa demócrata liberal. Enfrente está, por el partido republicano, Richard Nixon. La campaña electoral es dura, pues el electorado norteamericano parece remiso a confiar en un candidato a presidente demasiado joven, conforme a los precedentes. Se le achaca también, en un país de mayoría protestante, su condición de católico, ante lo que Kennedy alega que, caso de ser elegido, sus creencias religiosas no interferirán en sus decisiones políticas.
Aprovechando su imagen jovial, lanza un programa renovador, muy crítico con el estatismo de la etapa presidencial de Eisenhower. Kennedy quiere que el electorado identifique su figura con la de los pioneros que construyeron la nación americana: jóvenes, dinámicos, luchadores. Denomina a su programa como Nueva Frontera, bajo el cual promete emprender una renovación de las estructuras sociales, políticas y económicas que acaben con las desigualdades raciales y económicas. Pretende, además, integrar al electorado en la presidencia del país e incorporarlo a los ámbitos de decisión, siguiendo una frase para él muy querida: "No preguntes lo que América puede hacer por ti sino lo que tú puedes hacer por América".
Sólo 130.000 votos de diferencia le permiten derrotar a Nixon en 1960. Muy importante resulta, por primera vez, el debate televisado que enfrenta a ambos. La imagen de un Kennedy joven, seguro de sí mismo e inteligente se opone a la de un Nixon con barba, algo torpe y lento de reflejos.
Llegado al poder, nombra a su hermano secretario de Justicia, e incorpora a Robert McNamara como responsable de Defensa y Rusk como secretario de Estado.
Los objetivos del nuevo gabinete son el desarrollo económico, la elaboración de una eficaz política de defensa frente a la URSS y el comunismo, la reforma de una Administración anquilosada y el despliegue de una política de intervención en América Latina -llamada Alianza para el progreso- que, a partir del desarrollo económico, impida la expansión del comunismo en los que muchos entienden como el "patio trasero" de Estados Unidos. Igualmente son importantes sus iniciativas de contenido social, fundamentalmente dirigidas por su hermano Robert.
Volcado en política exterior -no olvidemos que la URSS y EEUU juegan en esta época una partida de ajedrez, con misiles de por medio-, su primera crisis importante surge con la Cuba comunista de Fidel Castro. Kennedy teme que el ejemplo cubano se transmita a otros países latinoamericanos, "efecto dominó", por lo que emprende un programa de ayudas por un importe de 46.000 dólares, destinado a lograr el desarrollo económico regional. Todos los países americanos aceptan de buen grado la ayuda americana, excepto Cuba, en la órbita de la URSS.
En 1961, siguiendo un plan trazado durante la presidencia de Eisenhower, un grupo de cubanos exiliados en Miami intentaron, con el visto bueno de Kennedy, tomar la isla caribeña desembarcando en Bahía de Cochinos. El intento acabó en un sonado fracaso y dio al traste con la política de distensión que EEUU y la URSS, con Kruschev al frente, intentaban implantar. Además, sirvió para que Castro fortaleciera su posición en el poder, inaugurando un problema de malas relaciones que se extenderá hasta la actualidad. No obstante, un episodio de mayor gravedad sucederá en 1962, cuando aviones espía norteamericanos descubran la instalación de misiles soviéticos en Cuba. La reacción de Kennedy fue imponer un bloqueo total de la isla hasta que los misiles no fuesen desmantelados. Las relaciones entre EEUU y la URSS empeoraron hasta el punto que durante unos meses se temió el estallido de una guerra nuclear. Finalmente, el líder soviético accedió a desmantelar las instalaciones. Con ello, Kennedy se apuntó diversos tantos: su política de firmeza le ganó los apoyos de su electorado y del bloque occidental; además, se apuntó un tanto en el particular enfrentamiento con la Unión Soviética y enseñó el camino de lo que pasaría si en otros países intentara imponerse un sistema comunista.
A pesar de ello, la partida continuaba, y esta vez el tablero se desplazaría al sudeste asiático. En Indochina, expulsados los franceses, el comunismo parecía instalarse en Laos. Kennedy lanzó un programa de ayuda militar al gobierno pro-estadounidense que incluía la intervención directa de tropas norteamericanas. La situación llegó a un "impasse" en el que se produjo un alto el fuego y una reunión en Viena con Kruschev, en la que ambos líderes acordaron la neutralidad de Laos.
Otro punto de fricción entre ambos dirigentes tuvo relación con la ciudad de Berlín. Ocupada por los aliados tras la II Guerra Mundial, la ciudad estaba dividida en dos sectores, uno occidental, bajo influencia norteamericana, y otro oriental, bajo control soviético. La decisión de estos de levantar un Muro que impidiera el acceso entre ambos lados supuso un motivo enfrentamiento, que nuevamente dio como resultado el envío de tropas norteamericanas. El mismo Kennedy viajó a Berlín en 1963 para mostrar su apoyo a la población del margen occidental. "Yo también soy berlinés", pronunció. Kennedy estaba en la cresta de su popularidad, aclamado por las poblaciones que visitó. Su deseo de implantar una distensión en las relaciones con la URSS le llevó a sugerir el establecimiento de una línea de comunicación directa entre el presidente norteamericano y el máximo dirigente soviética, que en adelante evitara la posibilidad de un incremento en la escala de tensión. Es el llamado "teléfono rojo".
Su pretensión de acabar con la Guerra Fría, en los que coincide con otra personalidad notable, Kruschev, le llevan a firmar un tratado con la URSS y Gran Bretaña por el que se prohíben las pruebas nucleares.
Si son notables sus logros en política exterior, sí que cabe achacarle un error mayúsculo y de importancia capital para la historia de su país. Solucionada la crisis de Laos, promueve la intervención directa de Estados Unidos en Vietnam, en contra del gobierno comunista de Diem. El envío de 16.000 soldados supone el comienzo de un conflicto cuya significación en la memoria histórica norteamericana no puede ser más negativa, pues supusieron la pérdida de miles de vidas humanas en un conflicto que aquélla sociedad nunca pudo entender.
En política interior, su programa de reformas hubo de hacer frente a la mayoría republicana en el Congreso. Su primera iniciativa fue la sujeción de la inflación, a la que siguió el establecimiento de un salario mínimo, la implantación de un programa de obras públicas y la reducción de impuestos.
Su política social incluyó algunos programas de distribución de alimentos a los grupos desfavorecidos y la subvención de la enseñanza pública. Sin embargo, la promoción de una igualdad entre negros y blancos resulta un punto negativo en su política interior, pues sólo realizó tímidos avances una vez lograda la presidencia. No obstante, aunque más efectistas que efectivas -como le achacaría Martin Luther King-, sus intervenciones, en especial la de su hermano Robert, en favor de la igualdad racial abrieron un camino que terminaría por expandirse en los próximos años, en especial durante el periodo liberal de Johnson.
El 22 de noviembre de 1963 Kennedy se encontraba en Dallas con motivo de una gira electoral que le había llevado por varios estados. Saludando a la multitud desde un coche descubierto, recibió varios disparos en cabeza y cuello que le causaron la muerte. El autor único, según la investigación del suceso a cargo del juez Warren, fue Lee Harvey Oswald, un enajenado ex-marine pro-comunista. Arrestado poco después de los sucesos en el interior de un cine, dos días más tarde fue asesinado por Jack Ruby, quien murió también poco más tarde en circunstancias poco claras.
A partir de entonces, las dudas, lagunas y conjeturas acerca del asesinato de Kennedy no han hecho sino aumentar, apuntando la posibilidad, nunca desvelada, de que fueran varios los autores del crimen y respondieran a una conjura contra el Presidente.
Su asesinato conmocionó a la opinión pública, contribuyendo, aun más que su carrera política, a la creación de un mito.

36. Lyndon B. Johnson.

Imagen Enviada

Lyndon Baines Johnson (27 de agosto de 1908 – 22 de enero de 1973), apodado «LBJ», fue el trigésimo sexto Presidente de los Estados Unidos.
Johnson asumió el cargo de Presidente, luego del asesinato de John F. Kennedy, en el avión que trasladaba los restos de éste desde Dallas. Johnson aprobó la Ley de Derechos Civiles de 1964, la cual prohibió la discriminación racial en establecimientos públicos y en cualquier negocio o institución que recibiera fondos federales. Johnson fue elegido para un nuevo período presidencial en 1964, ganando las elecciones con un 61,1% de los votos populares contra apenas un 38,5% que obtuvo su rival republicano Barry Goldwater. Alentado por su gran victoria electoral, Johnson envió al Congreso muchos programas sociales que fueron aprobados por este: ayuda federal para la educación, las artes y las humanidades; seguro de salud para los ancianos (Medicare) y para los pobres (Medicaid); viviendas de bajo costo y renovación urbana. La Ley de Derecho al Voto de 1965 finalmente permitió a los negros estadounidenses acudir a las urnas. La discriminación en la inmigración también llegó a su fin: se abolieron las cuotas por origen nacional, lo cual permitió un gran aumento en el número de visas de inmigrante para los asiáticos.
Aunque para entonces la mayoría de los estadounidenses había alcanzado la prosperidad, el libro de Michael Harrington, The Other America ('Los otros Estados Unidos'), de 1962, identificó persistente pobreza: en los barrios bajos urbanos, en la mayoría de los vecindarios de negros y entre los blancos pobres de las montañas Apalaches orientales. El Presidente Johnson respondió con su programa Guerra contra la Pobreza, que incluía educación preescolar especial para los niños pobres, capacitación vocacional para quienes habían abandonado la escuela y empleos de servicio comunitario para los jóvenes de los barrios bajos.
Con todos estos programas, el objetivo de Johnson era construir una gran sociedad: una nación donde la igualdad de oportunidades y una alta calidad de vida fueran el patrimonio de todos. Y en 1965 había muchas razones para sentirse optimista acerca del futuro de la nación. Todas las formas de discriminación racial legal se habían eliminado, la pobreza iba en descenso, y los estadounidenses gozaban de mayor prosperidad y mejor educación que en cualquier período anterior de su historia. Todo esto se vería truncado por la Guerra de Vietnam.
Recientemente, el agente de la CIA Howard Hunt, en su lecho de muerte, afirmó que Johnson había sido el responsable del asesinato de John F. Kennedy, dando como motivo el que quería hacerse rápidamente con el poder, puesto que tras dos años de vicepresidente, veía que las posibilidades de suceder a Kennedy en la presidencia de los Estados Unidos se reducían y tendría que esperar seis años más.

37. Richard Nixon.

Imagen Enviada

Richard Milhouse Nixon (n. 9 de enero de 1913 - f. 22 de abril de 1994). Fue el trigésimo séptimo Presidente de los Estados Unidos. Ha sido el único en dimitir del cargo.
Biografía
Se graduó en 1934 por el Whittier College de California, (12 millas de Los Ángeles), y en 1937 por la Duke University Law School. Alistado en la Marina en 1942, sirvió en el Pacífico Sur durante la Segunda Guerra Mundial. En 1947 fue elegido diputado republicano a la Cámara de Representantes.
En 1948 y 1949 se hace famoso como miembro del Comité de Actividades Antiestadounidenses durante la investigación del caso Alger Hiss. En 1951 fue elegido senador. En el año 1952 fue nominado a la vicepresidencia en la candidatura presidencial de Dwight David Eisenhower. Desde su cargo de vicepresidente inició una intensa actividad de política internacional al visitar numerosos países, incluida la Unión Soviética.
Finalizado el segundo mandato presidencial de Eisenhower, consiguió la nominación republicana en 1960. Sin embargo John Fitzgerald Kennedy lo venció en las elecciones presidenciales por un estrecho margen de votos. Tampoco consigue ser elegido gobernador de California en 1962, con lo que parecía que su carrera política había terminado para siempre.
Vida política
Elección Presidencial de 1968
A principios del año 1968 Nixon presentó su precandidatura presidencial para competir por la nominación oficial del Partido Republicano. Los principales rivales internos de Nixon en la carrera por la candidatura presidencial eran Nelson Rockefeller (para ese momento Gobernador de Nueva York) y Ronald Reagan (para ese entonces Gobernador de California). Rockefeller representaba al ala liberal republicana (izquierdista), Reagan al ala conservadora republicana (derechista) y Nixon al sector o ala moderada republicana (centrista). Nixon tenía una maquinaria electoral más poderosa y derrotó con relativa facilidad a Reagan y a Rockefeller en las elecciones primarias internas de la mayoría de los Estados; y por eso, cuando se reunió la Convención Nacional Republicana en Miami Beach el 5 de agosto de 1968, Nixon obtuvo en la primera votación el voto de 692 delegados contra 277 de Rockefeller y 182 de Reagan, quedando elegido como candidato presidencial del Partido Republicano.
Por su parte, el Partido Demócrata elige en la Convención Nacional Demócrata de 1968 al entonces vicepresidente de los Estados Unidos Hubert H. Humphrey como su candidato presidencial. Pero un sector del partido, el de los demócratas racistas de los estados del sur, se separó del partido molestos por las políticas a favor de la igualdad entre blancos y negros que impulsaban Humphrey y el presidente Lyndon B. Johnson. Este grupo de demócratas disidentes fundaron un nuevo partido llamado el American Independent Party; y lanzaron la candidatura presidencial de George Wallace, para ese entonces ex gobernador de Alabama.
Nixon inicia su campaña para la presidencia con una nueva imagen que le presentaba como un elemento más moderado; pero al mismo tiempo él prometía "Ley y Orden" (el lema principal de su campaña) para restablecer el orden en una sociedad sacudida por violentos disturbios contra la guerra y contra la segregación racial. Esta promesa era hecha en términos ambiguos en un esfuerzo para atraer el voto de los blancos del sur. Por eso la campaña de Nixon reclutó a antiguos demócratas sureños que se habían pasado al Partido Republicano, descontentos con las medidas a favor de los derechos civiles promovidas por Johnson. Pero el esfuerzo de conquistar el sur se estrellaba con el mensaje mucho más radical de Wallace, que resultaba más atractivo para los racistas.
Pero a la larga la estrategia moderada en el norte y el oeste, y más derechista en el sur le dio resultado a Nixon; y la Guerra de Vietnam fue un grave obstáculo para Humphrey. El 5 de noviembre de 1968 se celebraron las elecciones presidenciales; Nixon obtuvo 31.783.783 votos populares, equivalentes al 43,42% de los sufragios emitidos; Humphrey obtuvo 31.271.839 votos populares, que equivalían al 42,72% de los votos; y Wallace obtuvo 9.901.118 votos populares, equivalentes al 13,53% de los sufragios. Otros candidatos minoritarios obtuvieron en total 243.258 votos populares, un 0,33% de los votos. Así que Nixon derrotó a Humphrey en el sufragio popular por una diferencia de un poco más de 500.000 votos; pero como Nixon ganó en 32 Estados, Humphrey en 13 Estados (y el Distrito de Columbia) y Wallace en 5 Estados, al final Nixon tuvo 301 electores en el Colegio Electoral contra 191 de Humphrey y 46 de Wallace. Nixon era el presidente electo y tomó posesión el 20 de enero de 1969.
Primera presidencia
Casi un año después de ser elegido, el 3 de noviembre de 1969, se dirige a la nación estadounidense en uno de los mensajes presidenciales más famosos de la historia, el denominado discurso de la Mayoría Silenciosa, en el que intenta unir a los estadounidenses para resolver juntos la crisis ocasionada por la impopular Guerra de Vietnam. Junto con el secretario de estado Kissinger, redefinió el papel de Estados Unidos en el escenario mundial. Se realizó una retirada gradual de los 500.000 soldados estadounidenses que combatían en Vietnam del Sur, aunque la retirada se prolongó durante cuatro años. Su mayor logro fue su aproximación y apertura de relaciones con la República Popular de China. Nixon también viajó a Moscú para negociar el primer paso para un acuerdo sobre limitación de armas estratégicas. En Oriente Próximo, estableció relaciones con Egipto manteniendo los compromisos con Israel.
En política nacional, adoptó numerosas medidas sociales y el denominado New Federalism, un programa que asignó 30.000 millones de dólares para necesidades de los estados y sus ciudades.
Reelección de 1972 [
El Primer mandatario de EE. UU. Richard Nixon junto a Rafael Caldera Presidente de Venezuela.En el año 1972 Nixon era un Presidente muy popular, por lo que su reelección parecía fácil; aún así dos Representantes (diputados) republicanos, uno liberal (izquierdista) y otro conservador (derechista) se atrevieron a competir contra él por la Candidatura oficial del partido. Pero Nixon los aplastó en las elecciones primarias internas con facilidad; y por eso cuando la Convención Nacional Republicana se reunió nuevamente en Miami Beach desde el 21 de agosto hasta el 23 de agosto de 1972, Nixon fue elegido Candidato del partido con los votos de 1.347 delegados contra un solo voto para su rival izquierdista y ninguno para el conservador.
El Partido Demócrata por su parte tuvo que elegir entre 10 Pre-candidatos en una dura elección interna; finalmente el elegido fue George McGovern, para ese entonces Senador por el Estado de Dakota del Sur al Senado de los Estados Unidos.
McGovern ha sido el candidato presidencial más izquierdista en la historia del Partido Demócrata[cita requerida] y su Plataforma Electoral estaba muy orientada al gasto social, con propuestas para aumentar los impuestos, el gasto público y la burocracia. Igualmete su programa pretendía aumentar el tamaño del Estado y su intervención en la economía; e iniciar un desarme unilateral en plena Guerra Fría. Por eso los republicanos lo atacaron presentándolo como un radical peligroso y "medio loco"; mientras la popularidad de Nixon iba en aumento gracias a la buena situación económica.
El 7 de noviembre de 1972 se celebraron las elecciones presidenciales; Nixon obtuvo 47.168.710 votos populares, que equivalían al 60,67% de los sufragios populares emitidos; McGovern obtuvo 29.173.222 votos populares, equivalentes al 37,52% de los sufragios; John Schmitz, del American Independent Party, obtuvo 1.100.868 votos populares que equivalían a un 1,42%; y otros candidatos minoritarios sumaron 301.227 votos populares, un 0,39%. Nixon ganó en 49 Estados y McGovern en apenas un Estado (Massachusetts) y el Distrito de Columbia; en el Colegio Electoral, Nixon obtuvo 520 Electores contra 17 para McGovern y uno para un candidato minoritario. Fue una de las victorias electorales más aplastantes de la historia estadounidense.
Escándalo y renuncia
No obstante, meses antes se había producido un extraño caso de allanamiento de la sede central del Partido Demócrata (en el edificio de oficinas Watergate), el 17 de junio de 1972 que destapó un método de realizar escuchas ilegales por hombres contratados por algunos colaboradores del Presidente. En marzo de 1974 el Gran Jurado federal consideró al presidente copartícipe, sin cargos formales, en una conspiración para obstruir la acción de la justicia en la investigación del escándalo Watergate. En la tarde del 8 de agosto, Nixon anunció su dimisión. El 9 de agosto Gerald Ford prestaba juramento del cargo.
Publicó sus memorias y dio su visión de la política internacional en diferentes medios de comunicación. Falleció el 22 de abril de 1994 en Nueva York.

38. Gerald Ford.

Imagen Enviada

Gerald Rudolph Ford, Jr. (n. 14 de julio de 1913 - † 26 de diciembre de 2006), fue el trigésimo octavo presidente de los Estados Unidos. Su tendencia política fue republicana.
Nació en Omaha (Nebraska) con el nombre de Leslie Lynch King. Tras el divorcio de sus padres y el nuevo matrimonio de su madre, recibió el nombre de padrastro, Gerald Rudolph Ford y se fue a vivir a Michigan. Estudió Derecho en las universidades de Michigan y de Yale, donde fue una estrella del fútbol universitario. Después sirvió en la Marina durante la Segunda Guerra Mundial.
Congresista por Michigan (1948-1973) [editar]Reconocido internacionalista tras su regreso de la guerra, En 1948 Ford fue elegido miembro republicano de la Cámara de Representantes de EEUU por Michigan. Durante su permanencia en ella (hasta 1973), defendió una estricta política conservadora, oponiéndose al desarrollo de programas sociales por parte del gobierno federal, mientras defendió el aumento del presupuesto de defensa y votó favorablemente en la legislación de derechos civiles. En 1963 fue elegido jefe de la minoría republicana en la Cámara de los Representantes y el presidente Lyndon Johnson lo designó miembro de la Comisión Warren, encargada de investigar el asesinato de Kennedy.
Vicepresidente de EEUU (1973-1974)
En 1973 sustituyó al vicepresidente de Richard Nixon, Spiro Agnew, cuando éste dimitió. La idea original de Nixon era colocar en el cargo a su secretario del Tesoro y ex gobernador de Texas, John Connally, pero pronto se dio cuenta que el Congreso no estaba dispuesto a confirmar a ningún político de perfil elevado y fue entonces cuando recurrió al congresista Ford. Ford se había destacado en la Cámara como un político honesto y dialogante y había logrado entablar buena relación tanto con republicanos como con demócratas. Era de los pocos candidatos que podía superar con facilidad la confirmación para la vicepresidencia.
Presidente de EEUU (1974-1977)
Gerald Ford en 1976El 9 de agosto de 1974, tras apenas nueve meses como vicepresidente, Ford fue nombrado presidente de los Estados Unidos tras la dimisión de Nixon a causa del escándalo Watergate. Intentó durante su mandato recuperar la confianza de la nación en el gobierno, empañada por el suceso. Pero uno de sus primeros y más controvertidos actos fue perdonar a Nixon de todos los delitos federales que había cometido mientras se encontraba en su cargo.
Pronto se esforzó por cambiarle la cara a su administración, haciendo dimitir a la mayoría de los ministros de Richard Nixon. Sólo el secretario de Estado Henry Kissinger y el recién nombrado secretario del Tesoro William Simon permanecieron en sus puestos. Nombró secretario de Transportes a William Coleman, primer afroamericano que entraba a formar parte de un gabinete republicano. Esta completa reorganización del gabinete fue llamada por la prensa como "Masacre de Halloween" ya que se produjo en la víspera del día de Todos los Santos de 1975.
Política nacional
Ford se enfrentó a tres problemas principales: el aumento de la inflación, el desempleo y la utilización de la energía. Controló la inflación a costa de limitar el gasto de los programas sociales.
Para atacar el desempleo, intentó crear empleo reduciendo los impuestos a la población que disponía de más ingresos para que pudieran comprar más artículos. Se resistió a las peticiones de proyectos de obras públicas patrocinadas por el gobierno para crear empleo. En política energética, apoyó el desarrollo corporativo de nuevas fuentes de energía con subsidios gubernamentales.
Su administración destacó por un constante enfrentamiento con el Congreso. En dos años de presidencia, hasta en 66 ocasiones utilizó el presidente Ford su derecho de veto sobre las decisiones del Congreso.
En 1975 tuvo ocasión de nombrar a un juez para el Tribunal Supremo de EEUU para cubrir la vacante dejada por William Douglas. Escogió a John Paul Stevens, juez del 7º Distrito de la Corte de Apelaciones, hoy en día considerado como uno de los miembros más liberales de la Corte Suprema.
Política exterior
En asuntos exteriores, Ford y su secretario de estado Henry Kissinger, siguieron con la política de distensión con la Unión Soviética iniciada con Nixon. Firmó con el líder soviético Leonid Brezhnev el Tratado de Limitación de Armas Estratégicas (SALT), y el Acuerdo de Helsinki, que ratificaba las fronteras europeas posteriores a la Segunda Guerra Mundial y apoyaba la protección de los derechos humanos.
En Oriente Medio, ayudó económicamente a Israel y Egipto para persuadir a ambos países a aceptar una tregua temporal y evitar así la guerra. Los esfuerzos de la Administración Ford para acercar a Israel y Egipto están considerados como el primer paso de lo que años más tarde serían los acuerdos de paz de Camp David.
Llegó a Madrid en visita oficial el 31 de mayo de 1975 acompañado de su mujer y de su médico y almirante de Marina William L. Lukash. Del aeropuerto marchó a el Pardo a una recepción oficial y posteriormente se alojó en la Moncloa, donde despachó con el Jefe del Estado. En el Palacio de Oriente, en una cena de gala, dijo: "España, mediante su cooperación bilateral con los Estados Unidos, hace una aportación muy importante a la defensa occidental y de esta cooperación se han beneficiado otras naciones de la Comunidad Atlántica". A la mañana siguiente partió en avión.
Le tocó presidir el final de la Guerra de Vietnam. En abril de 1975, con el ejército de Vietnam del Norte tomando Saigon, el presidente Ford ordenó la evacuación de 22.000 sudvietnamitas colaboradores de Estados Unidos y la salida de los últimos marines que quedaban en la embajada estadounidense.
En materia de Defensa vetó una serie de leyes de apropiación militar para contener el déficit presupuestario.
Intentos de asesinato
A pesar de estar poco más de 2 años en la Casa Blanca, el presidente Ford sufrió dos intentos de asesinato en 1975. El primero se produjo el 5 de septiembre en Sacramento, capital de California, cuando una seguidora del asesino Charles Manson trató de dispararle 5 balazos con un Colt del calibre 45.
El segundo intento de asesinato se produjo sólo diecisiete días después en San Francisco. También una mujer, disparó al presidente con una pistola del calibre 38 cuando este salía del Saint Francis Hotel. En ambos casos Ford resultó ileso.
Elecciones de 1976
En 1976 Ford derrotó a Ronald Reagan en la nominación presidencial del Partido Republicano tras unas durísimas elecciones primarias. Ford llegó a la convención de Kansas City con 1,187 delegados. Reagan llegó con 1,070. Para buscar un mínimo consenso, se vio obligado a prescindir de su vicepresidente, el liberal Nelson Rockefeller.
Pero finalmente en noviembre, el candidato del Partido Demócrata, Jimmy Carter venció a Ford en las elecciones presidenciales de ese año. Carter se hizo con el 50% del voto popular frente al 48% de Ford. En los últimos 3 meses de campaña, el presidente Ford logró reducir la desventaja de 34 puntos que le otorgaban las encuestas en agosto, a una desventaja de tan sólo 2 puntos en el resultado final. James Baker dirigió su campaña.
Papel en la Convención Nacional Republicana de 1980
Ford siguió siendo influyente en los círculos republicanos después de que dejara su cargo, estando al borde de alcanzar la nominación vicepresidencial en 1980. En la Convención Nacional Republicana de 1980, celebrada en Detroit, era considerado como el front-runner para hacerse con la nominación a la vicepresidencia. Las negociaciones se llevaron a cabo en los pisos 69 y 70 del Hotel Plaza de Detroit. Los negociadores de Ford eran Henry Kissinger, Alan Greenspan, Jack Marsh y Bob Barrett. Los negociadores de Reagan eran William Casey, Edwin Meese y Richard Wirthlin.
Cuando el acuerdo parecía inminente, Walter Cronkite entrevistó en la CBS a Gerald Ford, al que preguntó sobre su posible candidatura a la vicepresidencia, "¿Sería algo parecido a una co-presidencia?", a lo que Ford respondió "Eso es algo que el gobernador Reagan debiera considerar". El comentario de la "co-presidencia" no gustó nada a la gente de Reagan y las negociaciones se rompieron. Pero ya le quedaba poco tiempo al equipo de Reagan para decidirse por un candidato a la vicepresidencia, y esto provocó que finalmente recurrieran a la opción más fácil y se lo ofrecieran a George Bush, quien había sido rival de Reagan en las primarias.
Tiempo después Ford declaró que su principal objetivo en la convención había sido procurar que George Bush entrara en el ticket. Esto confirmó las sospechas de muchos de que Ford en realidad había actuado como agente de la Comisión Trilateral y la Chase Manhattan Bank (ahora parte del JP Morgan Chase & Co) para introducir a su hombre (George Bush) en la candidatura, procurando que el equipo de Reagan descuidara la planificación de alternativas ante la seguridad de que elegirían a Ford, para después en el último día de convención tener que recurrir a Bush ante la falta de tiempo y previsión.
El ex presidente más longevo
En 2006, al cumplir los 93 años, se transformó en el ex presidente más longevo de la historia estadounidense. Ford falleció el 26 de diciembre de 2006 en California a la edad de 93 años.
Fallecimiento
El Presidente Ford en Luto bajo la cúpula central del capitolio en Washington, D.C., 30 de Deciembre, 2006. rodeado por miembros del Congreso.El Presidente Ford falleció a los 93 años con 165 días, el día 26 de Diciembre del 2006 a las 6:45 p.m., hora del Pacífico en su hogar en Rancho Mirage, California a dos horas este de Los Ángeles. La causa de su muerte no ha sido revelada y los detalles han sido privados. Estuvieron reunidos toda su familia e hijos.
La esposa del Presidente, Betty Ford, annuncio en un papel de prensa que el Presidente Ford había fallecido.
"My family joins me in sharing the difficult news that Gerald Ford, our beloved husband, father, grandfather and great grandfather, has passed away at 93 years of age. His life was filled with love of God, his family and his country."
"Mi familia esta conmigo al difundir la triste noticia de que Gerald Ford, nuestro querido esposo, padre, abuelo y bisabuelo ha fallecido a la edad de 93 años. Su vida estuvo llena de amor a dios, su familia y su patria."
El Dia 30 de Diciembre del 2006, El Presidente Ford fue el Noveno Presidente del país en estar de luto en el capitolio del país. Estuvo debajo de la cúpula por 4 días, durante los cuales los ciudadanos pudieron rendir sus respetos. El Presidente actual George W. Bush, decretó el día 2 de Enero día nacional de luto, el mismo día, la nación le tuvo una misa en reconocimiento en la Catedral Nacional en Washington, D.C. Cuatro personas dieron eulogias al Presidente, el Presidente George H. W. Bush, el Secretario de Estado de Ford, Henry A. Kissinger, ex noticiero que cubrió a Ford en la Casa Blanca, Tom Brokaw, y el Presidente George W. Bush. Hubo varios dignatarios que assistieron a la misa, y todos los ex Presidentes, George H. W. Bush, Carter, y Clinton. El Presidente Ford después, fue trasladado en un avión del Presidente Bush a Gran Rapids, Michigan para su entierro en su Librería presidencial. En attendencia estuvo el Vice Presidente Dick Cheney que le dio la bandera estadounidense a Betty Ford, que estuvo sobre el ataúd del Presidente.

39. Jimmy Carter.

Imagen Enviada

James Earl "Jimmy" Carter, Jr. (nacido el 1 de octubre de 1924), político estadounidense del Partido Demócrata, fue el trigésimo noveno Presidente de los Estados Unidos (1977-1981), gobernador del estado de Georgia (1971-1975) y senador en la Asamblea General de Georgia (1962-1966). Carter recibió el Premio Nobel de la Paz en 2002, galardonado por sus esfuerzos infatigables para encontrar soluciones pacíficas a los conflictos internacionales, por impulsar la democracia y los derechos humanos, y por fomentar el desarrollo económico y político de los pueblos.
Su mandato estuvo marcado por importantes éxitos en política exterior, como los tratados sobre el Canal de Panamá, los Acuerdos de paz de Camp David (tratado de paz entre Egipto e Israel), el tratado SALT II con la URSS y el establecimiento de relaciones diplomáticas con la República Popular China. En política interior, su gobierno creó los ministerios de energía y educación y reforzó la legislación sobre protección medioambiental.
Desde que abandonó la Casa Blanca, se ha dedicado a una labor de mediación en conflictos internacionales y a poner su prestigio al servicio de causas humanitarias. En 2002, recibió el Premio Nobel de la Paz y se ha distinguido en literatura, siendo autor de numerosos libros.
Infancia y juventud
Carter nació el 1 de octubre de 1924 en Plains, un pequeño pueblo del estado de Georgia, y fue el mayor de cuatro hermanos. Sus padres, James Earl Carter y Bessie Lillian Gordy, eran granjeros y baptistas practicantes. Fue el primer presidente estadounidense en venir al mundo en un hospital. Su infancia la pasó en el pueblo cercano de Archery.
Desde una edad muy temprana, Carter demostró ser un alumno aventajado al que le gustaba la lectura. Más adelante, fue admitido en la universidad Georgia Southwestern College, y se licenció en Ciencias en la Academia Naval de los Estados Unidos en 1946, año en que contrajo matrimonio con Rosalynn Smith. Carter se licenció en el puesto 59 de los 820 alumnos de su promoción. Posteriormente, cursó física nuclear y tecnología del reactor en el Union College, aunque no llegó a completar esos estudios.
Miembro de la Office of Naval Intelligence donde fue compañero de James Bath y Jackson Stephens.
Carter fue destinado a los submarinos del Atlántico y del Pacífico y pronto fue escogido por el almirante Hyman Rickover para participar en el programa de submarinos nucleares. A pesar de que su intención era hacer carrera en la marina, a la muerte de su padre en 1953 dimitió de sus responsabilidades militares para encargarse del negocio familiar de cacahuates, en su pueblo natal.
Por otra parte, desde muy joven ha mostrado un profundo sentimiento cristiano, impartiendo clases de catequesis en la escuela dominical durante su carrera política. Él mismo ha manifestado que Jesucristo ha marcado su vida; de hecho, durante su mandato presidencial oraba varias veces al día.
Carrera política anterior a la presidencia
Jimmy Carter comenzó su carrera política con puestos modestos en órganos locales como la comisión escolar de Plains. No obstante, pronto lograría progresar: en 1962 fue elegido para el Senado de Georgia y dos años después obtuvo la reelección para un segundo mandato.
El Primer mandatario Jimmy Carter junto a Carlos Andres Perez Presidente de Venezuela.En 1966 decidió presentarse candidato para la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. Cuando vio que su adversario del Partido Republicano abandonó la pugna por el escaño para presentar su candidatura a Gobernador de Georgia, Carter resolvió hacer lo mismo. Perdió la elección y regresó al negocio de los cacahuetes, aunque pasó los siguientes cuatro años preparando su candidatura para volver a presentarse a gobernador en 1970.
En 1970 logró la nominación del Partido Demócrata y venció en las elecciones a gobernador al republicano Hal Suit. En su discurso inaugural, en 1971, Carter sorprendió a los georgianos y al resto del país con un alegato en contra de la discriminación racial, lo cual resultaba chocante en un entorno (el sur estadounidense) en el que todavía imperaba la segregación entre blancos y negros. Precisamente, entre sus primeras actuaciones como gobernador estuvo la de situar a muchos negros en importantes cargos administrativos.
La legislación georgiana impedía a Carter presentarse a un segundo mandato tras la finalización del primero, en 1975, por lo que cuando abandonó el cargo concentró sus esfuerzos en la carrera presidencial. Cuando entró en las primarias presidenciales del Partido Demócrata en 1976, muchos consideraron que contaba con muy pocas posibilidades frente a otros candidatos más conocidos a nivel nacional. Sin embargo, el escándalo Watergate todavía estaba reciente en la memoria de los electores, por lo que el hecho de no pertenecer a la clase política de Washington suponía una ventaja para Carter. La puesta en práctica de una estrategia inteligente le permitió ganar la nominación del Partido Demócrata a la presidencia de los Estados Unidos.
En la campaña electoral, Carter comenzó con una importante ventaja en los sondeos sobre el presidente republicano Gerald Ford, en parte porque el indulto de éste a Nixon había sido muy impopular. No obstante, Ford fue poco a poco recortando las distancias, ya que el electorado seguía mostrando sus dudas ante un candidato tan poco conocido como Carter. Finalmente, Carter resultó vencedor en las elecciones del 2 de noviembre de 1976, con el 50,1% de los votos (Ford obtuvo el 48%). Así, se convirtió en el primer candidato del Sur Profundo en ser elegido presidente desde 1848.
Política exterior
Jimmy Carter andando en bicicleta, 2008De cara a su acción en el exterior Carter sostenía que Estados Unidos debería demostrar, tanto a través de sus palabras como de sus acciones, que entendía y apoyaba las aspiraciones del Tercer Mundo. Así de cara al futuro su gobierno garantizaría la justicia y los derechos humanos.
En relación a la Unión Soviética consideraba mas útil actuar con prudencia, sensibilidad y ética. Pretendió al adoptar esta nueva postura pasar de la competencia militar a la ideológica, socavando su poder sin necesidad de despilfarrar sus bienes apoyando a dictadores y gobiernos de derecha corruptos.
Su insistencia en el apoyo de los derechos humanos puso a sus rivales bajo las cuerdas, utilizando en su provecho el proceso de Helsinki que concedía derechos civiles y políticos a los disidentes de Europa Oriental. Tanto Reagan como Thatcher atacaron el Acta Final de Helsinki con el argumento de que suponía, a pesar de sus concesiones, el reconocimiento del control soviético sobre esta parte de Europa.

hado

    hado

  • EXPULSADO
  • vida restante: 0%
  • Registrado: 25 abr 2008
  • Mensajes: 1.546
#12

Escrito 13 julio 2008 - 13:41

40. Ronald Reagan.

Imagen Enviada

Ronald Wilson Reagan (n. 6 de febrero de 1911 - † 5 de junio de 2004) fue un actor y político estadounidense. Fue el cuadragésimo Presidente de los Estados Unidos y el trigésimo tercer Gobernador de California. Fue el presidente de mayor edad que gobernó la nación, a la edad de 69 años.
Antes de entrar en la política, Reagan trabajó como locutor deportivo y columnista, así como actor en varias series televisivas y numerosas películas. Por su excelente oratoria la prensa le apodó "El Gran Comunicador" debido a sus convincentes discursos pronunciados frente a multitudes.
Víctima de un fallido intento de asesinato el 30 de marzo de 1981, fue el único Presidente de los Estados Unidos alcanzado por una bala mientras ejercía su cargo y que haya sobrevivido.
Reagan venció al entonces Presidente Jimmy Carter en las elecciones de 1980, consiguiendo así la primera mayoría republicana en el Senado en 26 años. Su política económica conocida como "Reaganomics", se destaco por la reducción del 25% en el impuesto a la renta, disminución de la inflación, reducciones en las tasas de intereses, incremento en los gastos militares, eliminación de lagunas jurídicas en el código fiscal, liberalización del comercio, una severa recesión durante 1981-1982 seguida por una robusta expansión económica. En otros temas internos, Reagan falló en sus esfuerzos para cambiar políticas sociales tales como la asistencia social y el aborto, pero sí fue capaz de trasladar la magistratura federal hacia la derecha política a través de nombramientos a la Corte Suprema y a otras circuitos federales. Desde el comienzo hasta el fin de su mandato Reagan enfatizó su escepticismo con respecto a la habilidad del gobierno federal para remediar problemas.
Ambos, partidarios y opositores de su política, lo acreditaron por la restauración del optimismo psicológico a una sociedad estadounidense que en 1980 aparentaba estar sumergida en un profundo malestar general. En política exterior su administración se distinguió por la enorme concentración de tropas militares en distintos puntos estratégicos del planeta y por la tensa confrontación con la Unión Soviética.Reagan fue considerado por historiadores y analistas políticos de oriente y occidente como un líder y figura importante en el colapso del comunismo soviético en 1991. Su ideología basada en el capitalismo democrático y anticomunismo le permitió conseguir la reelección en 1984 de una manera arrolladora, finalizando su segundo periodo con un índice de popularidad más alto al que cuando asumió la presidencia por vez primera. La incapacidad de numerosos escándalos durante su presidencia, como el “Irangate” o el bombardeo en Beirut, de impactar negativamente en los índices de aprobación le ganó el apodo de “El Presidente de Teflón”. La década de 1980 es recordada por muchos como “Los ochenta de Reagan” (en inglés “Reagan Eighties”).
Sus primeros años
Reagan con su familia Reagan nació el 6 de febrero de 1911 en Tampico, Illinois, siendo el segundo de los dos hijos del católico romano de ascendencia irlandesa, John "Jack” Reagan (1883-1953) y de Nelle Clyde Wilson (1883–1962), quien tenía ascendencia escocesa e inglesa. Su madre pertenecía a la Iglesia de los Discipulos de Cristo y criaron a Ronald en esa religión. Su bisabuelo paterno, Michael Reagan, emigró a los Estados Unidos desde Ballyporeen, Irlanda, en el año 1860.[3] Antes de su inmigración, el apellido se escribía Regan. Su bisabuelo materno, John Wilson, emigró a los Estados Unidos desde Cachemira, Escocia, en los primeros años del siglo XIX.
En 1920, después de trasladarse ciudad por ciudad buscando trabajo, la humilde familia se instaló en Dixon, Illinois. En 1921, a la edad de 10 años, Reagan fue bautizado por su madre en los Discípulos de Cristo (mientras su hermano Neil se hizo católico romano, como su padre Jack). En 1924, Ronald empieza a asistir al Instituto Northside de Dixon. Por la importancia que tuvo, Reagan siempre considero a Dixon como su ciudad natal.
En 1927, a los 16 años, consiguió un empleo de verano como salvavidas en el Parque de Lowell, a dos millas de distancia de Dixon, en las orillas del Rock River. Continuó trabajando durante los próximos siete años, según se informa, salvando a 77 personas de morir ahogadas.
En 1928 entró al Eureka College, en Eureka, Illinois, donde se especializó en economía y sociología, graduándose en 1932. En 1929, se unió a la fraternidad de Tau Kappa Epsilon, y a la que más tarde recordaría en numerosas entrevistas y conversaciones, como una de sus más importantes experiencias durante sus años de estudios universitarios. Reagan desarrolló un temprano afecto por la narración y la actuación, llegando hasta el punto en convertirse locutor de los juegos de béisbol de los Chicago Cubs. Consiguiendo sólo los datos principales del juego por una teleimpresora y confiando sobre todo en su imaginación y capacidad locutoria para desarrollar su narración, transmitió temporadas completas a través de Des Moines Radio. En una oportunidad, en 1934, durante el noveno turno del juego Chicago-St. Louis, el cable falló, por lo que Reagan improvisó un juego ficticio hasta que la conexión fue restaurada.
Carrera en Hollywood
Reagan paticipó en la película Cowboy From Brooklyn en 1938En 1937, estando en California para cubrir el entrenamiento de primavera de los Chicago Cubs, hizo una audición de prueba para un estudio, que lo condujo a un contrato de siete años con la Warner Bros. La voz clara de Reagan y su físico atlético lo hicieron popular entre algunas audiencias; la mayoría de sus papeles fueron como actor principal en películas de clase B. Su primer trabajo en el cine fue su papel estelar en la película de 1937, Love Is On the Air. Hacia fines de 1939, había participado en 19 producciones. En 1940 realizó el papel de George "The Gipper" Gipp en el film Knute Rockne, All American. De este papel adquirió el apodo de “el Gipper”, el que conservó por el resto de su vida. Reagan consideró que su mejor actuación fue en King´s Row (1942, Sam Wood)donde interpretó a un joven cuyas piernas fueron amputadas. Usó una línea de su guión "¿Dónde está el resto de mí?" (Where's the rest of me?), para el título de su futura autobiografía. Otros títulos de la filmografía de Reagan incluyen Camino de Santa Fe (1941) de Michael Curtiz, junto a la pareja Errol Flynn-Olivia de Havilland, El último destacamento (1951), Hellcats of the Navy (1955), This Is the Army, y Bedtime for Bonzo (1951). Se bromeó mucho por ésta última, pues su co-protagonista era un chimpancé. Consiguió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en el 6374 Hollywood Boulevard.
En 1935 Reagan fue comisionado como oficial de caballería de la reserva en el ejército estadounidense. Después del ataque sobre el Pearl Harbor, fue activado y asignado, parcialmente debido su pobre visión, a la First Motion Picture Unit de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, que realizó películas de educación y entrenamiento. Permaneció en Hollywood mientras se desarrollaba la guerra, consiguiendo el grado de capitán. Intentó repetidamente ir a ultramar para cumplir su deber en combate, pero fue rechazado debido a su astigmatismo.
Más tarde se casó con la actriz Jane Wyman, en 1940. Tendrían una hija, Maureen, en 1941 y adoptaron a un hijo, Michael, en 1945. Su segunda hija, Christine Reagan, nació cuatro meses prematura, el 26 de junio de 1947 y vivió un solo día. Se divorciaron en 1948, haciendo de Reagan el primer presidente estadounidense en divorciarse. Reagan volvió a casarse en 1952 con la actriz Nancy Davis, vista en "Mundos opuestos" (1949) de Mervyn LeRoy junto a James Mason, Ava Gardner, Van Heflin y Barbara Stanwyck. Su hija Patti nació el 21 de octubre del mismo año. El 20 de mayo de 1958 tenían un segundo niño, Ron.
Trabajando en la General Electric Theater, durante sus últimos años en el medio artísticoSus papeles en el cine se hicieron menos frecuentes en la década de 1950, por lo que se trasladó a la televisión, como anfitrión frecuente para el programa General Electric Theater. Reagan apareció en muchos programas de televisión, a menudo co estelarizados por su esposa Nancy. Fue presidente del Gremio de Actores de la Pantalla (SAG) de 1947 hasta 1952, y otra vez desde 1959 hasta 1960.
Durante los últimos años de la década de 1950, Reagan ganaba aproximadamente 125.000 dólares al año. Su trabajo habitual era el de anfitrión de la serie antológica del Oeste "Death Valley Days". Su última aparición en la pantalla grande fue en 1964 con la película The Killers de Don Siegel, remake de una película anterior basada en un cuento de Ernest Hemingway, que dirigiera en 1946 Robert Siodmak con unos jovencísimos Burt Lancaster y Ava Gardner como protagonistas.
Primeros pasos en la política
Reagan comenzó su vida política como un Demócrata, apoyando a Franklin D. Roosevelt y su New Deal. Gradualmente se transformó en un conservador. Emprendió el camino que le condujo a una carrera política durante su presidencia del Gremio de Actores de la Pantalla (Screen Actors Guild). En este puesto, él declaró ante el Comité de Actividades Anti Estadounidense en contra de la influencia comunista en Hollywood. También mantuvo etiquetas sobre actores que consideraba desleales e informó sobre ellos a la Brigada de Investigación Criminal bajo el nombre de código de "Agente T - 10" pero no los denunciaría públicamente. Apoyó la práctica de las listas negras en Hollywood. Al creer que el Partido Republicano era la mejor opción capaz de combatir el comunismo, Reagan gradualmente abandonó sus opiniones políticas de centro-izquierda, para apoyar las candidaturas presidenciales de Dwight D. Eisenhower en 1952 y 1956 y de Richard Nixon en 1960 - todo mientras Reagan todavía era un Demócrata.
Su empleo en la empresa General Electric realzó aun más su imagen política; viajó extensamente como portavoz de la misma y fue tomando notoriedad por sus discursos anti-comunistas. En la elección de 1964, Reagan era un partidario abierto del candidato republicano Barry Goldwater. Su discurso televisado por todo el país "un Tiempo para Escoger" electrifico a los conservadores; poco después, varios Republicanos visitaron a Reagan a su de casa en Pacific Palisades, impulsándolo a alcanzar el cargo de gobernador en 1966. Aunque estas peticiones al principio fueran causa de risa por Reagan, según dice en su autobiografía, eventualmente se presentó, después de incontables noches en desvela.
Afiliación: de Demócrata a Republicano
Ronald Reagan era un conocido Demócrata antes de hacerse Republicano. Su padre especialmente fue un Demócrata leal. Reagan recordó que su padre había rechazado su participación en una película "El nacimiento de una nación", debido a sus estereotipos raciales. Se jactó de que su padre no se quedase en un cierto hotel porque allí no se aceptaban judíos; siendo su única alternativa dormir en su coche. Ronald Reagan mismo había apoyado a Franklin Delano Roosevelt y dio discursos de apoyo para Harry Truman. El cambio de Reagan de la afiliación de partido ocurrió a la par que el país parecía haber dado un giro diferente. En los años 60 Reagan se hizo Republicano debido a la postura de línea dura del partido contra el comunismo. Sin embargo, otros miembros de su entorno lo achacan a su contacto con Milton Friedman a través de su amigo de origen hispano Fernando Jiménez. Comenzó a hacer campaña a favor de Barry Goldwater en 1964.
Gobernador de California
En 1966 fue electo 33° Gobernador de California, derrotando al dos veces gobernador Pat Brown; fue reelegido en 1970, derrotando a Jesse Unruh, pero decidió no postularse para un tercer mandato. Durante las protestas en People's Park, envió 2200 soldados de la Guardia Nacional al campus de la Universidad de California. Lo hizo aduciendo que su administración no estaría bajo la influencia de las agitaciones estudiantiles. Cuando terroristas del grupo izquierdista People's Park secuestraron a Patty Hearst en Berkeley, y presentó una lista de demandas que incluían la distribución gratuita de alimento a los pobres, Reagan sugirió que era un buen tiempo para un brote de botulismo. Después de que los medios de comunicación recogieran y difundieran este comentario, pidió perdón.
En su primer mandato, congeló los gastos de la gobernación, pero también aprobó aumentos fiscales para equilibrar el presupuesto. Trabajó con el Vocero de la Asamblea Demócrata, Roberto Moretti para reformar la ayuda fiscal en 1971. Se opuso a la construcción de una represa federal, el Dos Rios, que habría inundado un valle de rancheros indios. Más tarde, Reagan y su familia realizaron un viaje de verano en Sierra Nevada al lugar donde sería construida una carretera. Una vez allí, declaró que no sería construida. Una de las mayores frustraciones de Reagan fue que no logró la restitución de la pena capital. Había hecho campaña como uno de sus partidarios más fuertes; sin embargo, frustraron sus esfuerzos para hacer cumplir las leyes del estado en esta área cuando el Tribunal Supremo de California emitió el veredicto del juicio del Pueblo versus Anderson. La decisión de Anderson, que invalidó todas las penas de muerte en California condenadas antes de 1972. Aunque la decisión fue rápidamente revertida por una enmienda constitucional, no habría otra ejecución en California hasta 1992.
Reagan promovió el desmontaje del sistema público de hospitales psiquiátricos, proponiendo un alojamiento y tratamiento por decisión de la comunidad, substituyendo la hospitalización involuntaria, en la que vio como una violación de las libertades civiles. Según algunos críticos de Reagan, las instalaciones de reemplazo de comunidad nunca fueron suficientemente financiadas por Reagan o por sus sucesores.
Camino a la presidencia
La primera tentativa de Reagan de obtener la nominación como candidato republicano para la presidencia en 1968 fracasó. Lo intento nuevamente en 1976 contra Gerald Ford, pero por poco fue derrotado en la Convención Republicana.
En 1980 Reagan finalmente obtuvo el nombramiento del Partido Republicano para la candidatura presidencial después de derrotar a sus rivales en las elecciones primarias internas de la mayoría de los Estados. Durante la Convención Nacional Republicana celebrada desde el 14 de julio hasta el 17 de julio de 1980, en Detroit, Míchigan; Reagan habló de la posibilidad de que el ex-presidente Gerald Ford fuera como candidato a la vicepresidencia, pero en última instancia seleccionó a George H. W. Bush. Como opositor de Reagan durante las elecciones primarias del partido, Bush había declarado que nunca sería el Vicepresidente de Reagan. Bush era muchas cosas que Reagan no: un Republicano de toda la vida, veterano de guerra y con una posición de acercamiento a la Naciones Unidas. La misma filosofía económica y política de Bush era mucho más moderada que la de Reagan.
Un republicano liberal (del ala izquierdista del partido) que había sido derrotado en las primarias internas por Reagan, el entonces Representante (diputado) al Congreso de los Estados Unidos, John B. Anderson decidió presentar su Candidatura Presidencial como independiente, llevándose consigo a una parte del electorado republicano tradicional y a muchos independientes que deseaban una tercera opción diferente a la de los dos grandes partidos tradicionales.
Después de la Convención Republicana, Ronald Reagan dio un discurso de campaña en una feria anual en las afueras de Filadelfia, Misisipi, en el sitio de los Asesinatos de Trabajadores defensores de los Derechos civiles de Misisipi en 1964.
Durante el discurso, Reagan declaró "creo en los derechos de los estados" y “creo que hemos distorsionado el equilibrio de nuestro gobierno por entregar poderes que nunca se creyó fueran dadas en la constitución al gobierno federal". Continuó prometiendo "restaurar a los estados y administraciones locales el poder que por derecho les pertenece."
La campaña, liderada por William J. Casey, se desarrolló con la sombra de la crisis de los rehenes de Irán; algunos analistas creen que la inhabilidad del presidente Jimmy Carter de solucionar la crisis desempeñó un papel fundamental en la victoria de Reagan. Por otra parte, la incapacidad de Carter de solucionar una inflación de dos dígitos y el nivel de desempleo, la paralización del crecimiento económico, la inestabilidad en el mercado del petróleo, y la debilidad percibida de la defensa nacional, podrían haber tenido un mayor impacto sobre el electorado. En lo que concierne a la economía, Reagan dijo una de sus frases famosas: "Una recesión es cuando tu vecino pierde su empleo. Una depresión es cuando tú pierdes el tuyo. Y recuperación es cuando Jimmy Carter pierde el suyo".
En las elección presidencial celebrada el 4 de noviembre de 1980, Reagan obtuvo 43.903.230 votos populares equivalentes al 50,75% del total de los sufragios emitidos; Carter obtuvo 35.480.115 votos populares, que equivalían al 41,01% de los sufragios; Anderson obtuvo 5.719.850 votos populares, equivalentes al 6,61% de los votos; el candidato del Partido Libertario, Ed Clark, obtuvo 921.128 votos, que equivalían al 1,06%; y el resto se repartió entre otros candidatos más pequeños. Reagan ganó en 44 Estados y Carter en apenas 6 Estados y el Distrito de Columbia, por lo que en el Colegio Electoral Reagan obtuvo 489 Electores contra 49 de Carter. Por lo tanto Reagan se convirtió en Presidente electo.
La elección presidencial fue acompañada con el cambio de 12 escaños del Senado de manos Demócratas a Republicanas, dando a los Republicanos una mayoría en el Senado por primera vez en 28 años. Al tomar posesión, se convirtió en el presidente de más edad en tomar el cargo, con 69 años.
Presidencia
Política interior
Reagan y su vicepresidente George H. W. BushReagan se retrataba a sí mismo como un defensor del liberalismo económico, a favor de fuertes recortes fiscales, y la reducción del estado protector. También tomó una fuerte postura anticrimen.
El punto alto de la presidencia de Reagan fueron sus primeros 100 días en la presidencia, iniciado con el fin de la crisis de los rehenes de Irán, tras ser liberados minutos después de su toma de mando. El primer acto oficial de Reagan fue terminar con el control de precios del petróleo, con la esperanza de aumentar la producción doméstica del combustible y fomentar su exploración.
Uno de los focos de mayor preocupación del primer periodo de Reagan era la reactivación de la economía, que se encontraba en una situación nueva en que se combinaba el estancamiento económico con una gran inflación. Su administración luchó contra la inflación de dos cifras apoyando a la Reserva Federal y la decisión de su presidente Paul Volcker de contraer drásticamente la emisión de dinero, debido a tasas de intereses que se alzaban considerablemente (Paul Volcker fue designado por el Presidente Carter en 1979). Logrando bajar satisfactoriamente la inflación, esta política causó una recesión de corto plazo (1981-1982), que bajo temporalmente el apoyo público de Reagan. Otros lo elogiaron por tomar aquella estrategia. El economista y premio Nobel Milton Friedman lo elogia "de estar dispuesto a causar una severa recesión para terminar con la inflación".
Realizó una estrategia de combinar esta política de contraer la emisión con cortes fiscales generales diseñados para aumentar la inversión en los negocios (en palabras de Reagan: "la escuela de Chicago, ofertismo fiscal, llámela como usted quieraa – yo sobia que lo conocían como Reaganomics hasta que esto comenzó a funcionar..."). Mientras esta política era ridiculizada por sus opositores como el "voodoo" y "Reaganomics", Reagan logró impulsar recortes fiscales por el congreso en 1981. Al mismo tiempo, la administración redujo satisfactoriamente la marcha del crecimiento de los gastos sociales, con las protestas de los Demócratas incluidas.
Tras la recesión de 1981-1982, la economía experimentó una notable recuperación que comenzó en 1983. La administración de Reagan argumento que los cortes fiscales ayudaban a reanimar la economía y crean empleos, que condujeron al aumento de réditos de impuestos sobre ingresos federales durante los años 1980 de 517 mil millones de a más de 1 billón de dólares por año.
Política exterior
La política exterior de Reagan estuvo marcada por su deseo de frenar el expansionismo soviético, considerado como inevitable por su antecesor Carter. Esta posición supuso un conflicto del que resultó victorioso gracias a su tenacidad. Supo convertir la carrera armamentista en una pugna tecnológica, donde la propia capacidad industrial y científica desbarató los sueños moscovitas. Aparecieron los submarinos atómicos Trident y la era de la computación. Supo convencer a sus rival Yuri Andropov de que mediante sus recursos tecnológicos más avanzados la Unión Soviética no tenía nada que hacer. Este era el concepto de la Guerra de las Galaxias[1].
En Centroamérica apoyó a régimenes clientes que cometieron importantes violaciones de los derechos humanos, como El Salvador, Guatemala y Honduras. Todo ello lo hizo para frenar las tendencias comunistas de hispanoamérica.
Igualmente emprendió una campaña informativa contra el gobierno sandinista de Nicaragua, que accedió al poder tras derrocar al régimen dictatorial de Anastasio Somoza Debayle, otro cliente político de Estados Unidos.[5] Financió a la contra nicaragüense llegando a la financiación no autorizada por el congreso.
A petición de los gobiernos de Barbados y Dominica invadió Granada , la nueva Cuba anglófona de Maurice Bishop donde desalojó por la fuerza al grupo marxista golpista que había derrocado y fusilado al gobierno de la isla caribeña. Para ello tuvo que vencer la heroica resistencia de 750 valerosos cubanos. Granada tenía una importancia muy supeior a su tamaño, era un pais socialista y si podía volver al capitalismo, entonces la historia podía retroceder. Esto era el principio del fin.
En Oriente Medio, ordenó el bombardeo de Beirut , tras el asesinato de 248 marines americanos y 58 paracaidistas franceses, y apoyó decisivamente a Saddam Husein al igual que lo hizo Francia. Donald Rumsfeld llegó a visitar a Hussein y cerró varios acuerdos de venta de armamento, entre las que se habrían encontrado parte del arsenal químico que en un tiempo poseyó Iraq y fue usado como argumento para la Invasión de Iraq de 2003.
Política económica
Durante su administración Reagan, redujo de manera importante el tipo impositivo máximo lo cual supuso una rebaja de impuestos[7] que recayó fundamentalmente sobre las clases acomodadas y llevó a un aumento substancial de la desigualdad económica. La situación de algunos grupos de renta baja se vio además perjudicada por la reducción del gasto social. Además los gastos militares se incrementaron de tal manera que el gasto global se incrementó, cosa que unida a la rebaja fiscal produjo déficit presupuestarios crecientes que casi duplicaron la deuda total. La deuda pasó de menos de un 40% del PIB a casi un 70% del PIB.[8] El déficit pasó del 2,6% al principio de su mandato, a más del doble en 1986 cuando alcanzó el 5,3%.[9]
Reelección Presidencial.
En el año 1984 Reagan se presentó para la reelección con el apoyo incondicional de su partido (ningún dirigente republicano compitió contra él para obtener la candidatura presidencial del partido); en la Convención Nacional Republicana celebrada desde el 20 de agosto hasta el 23 de agosto de 1984 en la ciudad de Dallas, en Texas, los delegados aclamaron por unanimidad a Reagan.
Mientras tanto, el que había sido Vicepresidente de los Estados Unidos en el Gobierno de Carter, Walter Mondale, ganó las elecciones primarias internas del Partido Demócrata y en la Convención Nacional Demócrata celebrada entre el 16 de julio y el 19 de julio de 1984 en San Francisco, California, fue confirmado como el candidato de ese partido para luchar contra Reagan por la Presidencia.
En la elección presidencial celebrada el 6 de noviembre de 1984, Reagan obtuvo 54.455.472 votos populares, equivalentes al 58,77% de los sufragios emitidos; Mondale obtuvo 37.577.352 votos populares, que equivalentes al 40,56% de los sufragios; David Bergland, del Partido Libertario, obtuvo 228.111 votos, que equivalían al 0,3% de los votos, y el resto se repartió en otras pequeñas candidaturas. Reagan ganó en 49 Estados, y Mondale en apenas uno (su Minnesota natal, por escaso margen) y en el Distrito de Columbia; por lo que Reagan tuvo 525 Electores en el Colegio Electoral contra los escasos 13 de Mondale.
Fue una de las victorias más aplastantes en la historia de las elecciones presidenciales estadounidenses.
Creencias religiosas y filosóficas
Religión
Reagan era cristiano, y atendío a la Iglesia "Bel Air Presbyterian Church" durante sus últimos años de vida.[ En su lápida se encuentra la inscripción de una frase muy querida de Reagan:
Sé en mi corazón que el hombre es bueno. Que lo que está bien triunfará siempre, al final. Y cada vida tiene un valor y un propósito especial
Poseía el Gran Collar de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalen
En una carta enviada a un ministro metodista en marzo de 1978, quien mantenía una visión escéptica sobre la divinidad de Cristo—y acusaba a Reagan de poseer una «teología limitada a un nivel de enseñanza dominical» Reagan contrargumentó utilizando el trilema de Lewis de C.S. Lewis. De hecho, el Presidente Francés François Mitterrand, que apreciaba a Reagan aunque discrepaba en varios asuntos, destacaba que Reagan "tenía dos religiones: la libre empresa y Dios - el Dios Cristiano."[12]
Moral y filosofía personal
De acuerdo a uno de sus biógrafos, John Patrick Diggins, Reagan mantenía una creencia "Emersoniana" en cuanto a la confianza personal y poseía una fe optimista en la bondad de las personas. La madre de Reagan pertenecía la Iglesia de los Discípulos de Cristo (Disciples of Christ) quienes mantenían un punto de vista optimista respecto a la naturaleza humana, las resposabilidades personales, la sobriedad y la tolerancia cristiana. Reagan recordaba en su autobiografía: "mi madre siempre nos enseñó: «Trata a tu vecino como te gustaría que tu vecino te tratase a ti,' y 'Juzga a todo el mundo por como actuan, no por lo que son.»" Le espantaba la discriminación, y decía "Mis padres constantemente me explicaban la importancia de juzgar a las personas como «individuos»."
"Todo individuo es único, pero todos queremos libertad, paz, amor y seguridad, un buen hogar, y una oportunidad de poder alabar a Dios a nuestra propia manera; todos queremos la posibilidad de adelantarnos y lograr que nuestros hijos tengan una mejor vida que la nuestra," Reagan escribió en An American Life. Estas convicciones sobre la responsabilidad personal y la bondad de las personas guiaron la presidencia de Reagan.
Otras
Es un hecho documentado que Ronald Reagan y Nancy Reagan recurrían a astrólogos para planificar los eventos importanes de su agenda: every major move or decision the Regan's made during time as White House Chief of Staff was cleared in advance with a woman in San Francisco who drew up horoscopes to make certain that the planets where in a favourable alignement for the enterprise. Aunque muchas de las decisiones de Reagan estuvieron influidas por astrólogos no está claro hasta que punto creía en esa disciplina, al parecer la influencia procedía sobre todo de su esposa Nancy Reagan.

41. George H. W. Bush.

Imagen Enviada

George Herbert Walker Bush (n. 12 de junio de 1924). Fue el cuadragésimo primer Presidente de los Estados Unidos de América. Nació en Milton, del estado de Massachusetts, pero se crió y educó en la ciudad de Greenwich, en Connecticut. Su padre fue el Senador Prescott Bush y su hijo que tambien fue Presidente George Walker Bush que lo tuvo a la edad de 22 años.
En la Segunda Guerra Mundial fue piloto de combate de la Aviación Naval; voló en 58 misiones de combate.
Durante una de estas misiones, su avión (un torpedero bombardero TBF Avenger) fue alcanzado por el fuego anti-aéreo japonés sobre Chichi Jima. Aún con el aparato incendiado, Bush logró soltar su carga de bombas sobre el objetivo infligiendo graves daños sobre éste y continuar volando para alejarse unas millas de la costa y no saltar en territorio enemigo. Fue rescatado del mar por el submarino estadounidense USS Finback.[1]
Por este acto fue condecorado con la Cruz de Vuelo Distinguido.[2]
Después de la guerra
Con posterioridad a la Guerra, se matriculó en la Universidad de Yale en donde fue miembro de la sociedad secreta estudiantil Skull & Bones.
Fue elegido dos veces Representante (diputado) en el Congreso de Estados Unidos (1967-1971) por el Estado de Texas; y más tarde sería Embajador de su país en la ONU (1971-1973). Además fue Presidente del Comité Nacional del Partido Republicano (1973-1974).
Sirvió como director de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) entre enero de 1976 y enero de 1977.
El presidente Ronald Reagan y el entonces vicepresidente Bush en el Despacho Oval de la Casa Blanca, 20 de julio de 1984.Después fue Vicepresidente de los Estados Unidos en la administración de Ronald Reagan (1981-1989), durante la época en que la CIA suministró armas a la Resistencia Nicaragüense (conocida como la "Contra"). En el marco de ésta asistencia ocurrió el caso conocido como Irán-Contra.
En el año 1988 derrotó a los otros pre-candidatos en las elecciones primarias internas del Partido Republicano , y se convirtió en el candidato presidencial oficial de ese partido.
El opositor Partido Demócrata escogió al Gobernador del Estado de Massachusetts Michael Dukakis como su candidato presidencial. En las elecciones del 8 de noviembre de 1988 Bush ganó, obteniendo 48.886.597 votos populares equivalentes a el 53,37% de el total de los votos emitidos y el apoyo de 40 Estados; mientras que Dukakis obtuvo 41.809.476 votos populares equivalentes al 45,65% del total y el apoyo de 10 Estados y el Distrito de Columbia. Ron Paul, candidato del Partido Libertario, obtuvo 431.750 votos populares equivalentes al 0,47% del total; y otros candidatos minoritarios sumaron 466.863 votos populares, un 0,51%. En cuanto al Colegio Electoral, Bush obtuvo 426 Electores y Dukakis tuvo 111 Electores; un Elector demócrata no votó como estaba previsto, y en lugar de votar por Dukakis para Presidente lo hizo por el que era compañero de formula del propio Dukakis.
George H. W. Bush como Vicepresidente de los Estados UnidosBush es el padre del ex-gobernador de Florida, Jeb Bush, y del cuadragésimotercer presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, y primo de George Herbert Walker Bush III, embajador de Estados Unidos en Hungría.
Antes de la invasion de Irak, declaro lo siguiente : “Como estadounidenses sabemos que hay veces en que debemos dar un paso al frente y aceptar nuestra responsabilidad de dirigir al mundo, lejos del caos oscuro de los dictadores. Somos la única nación en este planeta capaz de aglutinar a las fuerzas de la paz”. Bush ha sido considerado un presidente más moderado que Reagan o que su hijo. Bush tuvo periodos de gran popularidad durante la Guerra del Golfo, mientras colaboraba con las Naciones Unidas después de que Iraq invadiese Kuwait. Sin embargo, perdió la elección de 1992 a Bill Clinton debido en parte a la recesión económica, a la impopularidad de su vicepresidente, Dan Quayle y a la competencia de un tercer candidato, Ross Perot, del Partido Reformista.
En marzo de 2007 sufrió un desmayo mientras jugaba al golf. No obstante, se recuperó favorablemente.
Su Biblioteca y Museo Presidencial de George H. W. Bush fue establecida en Colege Station, Texas.

42. Bill Clinton.

Imagen Enviada

William Jefferson "Bill" Clinton (n. William Jefferson Blythe III[1] el 19 de agosto de 1946) fue el cuadragésimo segundo Presidente de los Estados Unidos y gobernador del estado de Arkansas, venció a George H. W. Bush en 1992 y luego a Bob Dole en 1996.
Biografía
Clinton nació el 19 de agosto de 1946 en Hope (Arkansas). Su padre biológico murió cuando su madre estaba embarazada de Bill. Su madre, Virginia Dell Cassidy (1923–1994), se volvió a casar con Roger Clinton, apellido que adquirió a los 15 años. En 1963 durante una visita a la Casa Blanca tuvo la oportunidad de estrechar la mano del Presidente John F. Kennedy, lo que le llevó a decidirse por la política.
Tras haber estudiado en la Universidad de Georgetown, se marchó a estudiar en Inglaterra. Esta etapa de su vida ha sido controvertida, porque una de las razones para estudiar en Europa era evitar cumplir con el Servicio militar obligatorio en plena Guerra de Vietnam; lo que fue utilizado a menudo por sus enemigos políticos para acusarlo de "cobarde" y "desertor". Sin embargo, Clinton ha manifestado que él era un "objetor de conciencia"; ya que se oponía a esa guerra por motivos políticos y morales.
Más tarde se diplomó en derecho en la Universidad de Yale en 1973, donde conoció a quien seria su esposa, Hillary Clinton. Juntos conforman una de las parejas más populares del mundo, ya que ella como primera dama alcanzó gran relevancia en la vida pública de los Estados Unidos. Tienen una hija, Chelsea Clinton.
En el verano de 2004 publica sus memorias bajo el título Mi Vida. En septiembre de ese mismo año se sometió a una exitosa operación del corazón.
Bill toca el saxofón, tiene un hermano menor y su libro favorito es la novela Cien años de soledad del laureado escritor colombiano Gabriel García Márquez.[4] Las obras de Clinton se registran en la Biblioteca y Museo Presidencial de William J. Clinton.
Trayectoria política
Bill y Hillary Clinton. Clinton fue gobernador de Arkansas entre 1978 y 1992. Algunos consideran que fue un presidente moderado y que la economía de los Estados Unidos experimentó una fuerte alza durante su presidencia. En la eleccion 2008, su esposa Hillary tiene la posibilidad de ser la primera presidente mujer en los Estados Unidos.
Durante su etapa presidencial se dio a reconocer por el carácter informal que imprimió a sus relaciones con otros mandatarios mundiales. Durante un discurso junto al Presidente de Rusia Borís Yeltsin, Bill reía abiertamente los comentarios graciosos del líder ruso, lo que supuso un giro en la imagen de las relaciones bilaterales, marcadas por los años de la Guerra Fría.
Clinton supo establecer relaciones personales cercanas con líderes como Tony Blair, Jacques Chirac, Gerhard Schröder, Carlos Salinas, Fernando Henrique Cardoso, Andrés Pastrana, Carlos Saul Menem y Juan Carlos I de España.
Presidencia
Primer mandato
Elección presidencial
A principios del año 1992 Clinton era uno de los 10 Pre-candidatos presidenciales que competían por la Candidatura oficial del Partido Demócrata; las elecciones primarias internas fueron muy reñidas y Clinton no partía como favorito. Sin embargo, debido a algunas apariciones afortunadas en los medios de comunicación y una hábil campaña electoral Clinton comenzó a ganar ventaja sobre los otros dirigentes demócratas para finalmente ganar las primarias más decisivas y convertirse en el Candidato Presidencial del partido.
Clinton junto a Jimmy Carter, en su época de gobernador de Arkansas, 1978.El pueblo estadounidense no conocía bien a Clinton antes de que se presentara como candidato a la presidencia. Los líderes más importantes y conocidos del Partido Demócrata no querían ser rivales del presidente de ese entonces Bush, porque éste había adquirido mucha popularidad después de la Guerra del Golfo. Sin embargo, durante la presidencia de Bush, la economía había entrado en recesión y eso fue fatal para la candidatura a la reelección del Presidente republicano.
Clinton es recordado por haber usado la frase, "Es la economía, idiota" para criticar al Presidente George H. W. Bush. Clinton enfocaba su mensaje en los temas que le importaban a los ciudadanos, como el desarrollo económico, la educación y el cuidado médico; todo envuelto en una imagen de cambio. Los puntos a favor de Clinton también fueron su juventud y carisma, en una lucha generacional contra un Bush más viejo (veterano de la Segunda Guerra Mundial) y poco carismatico. Por su parte la campaña de Bush atacaba a Clinton por no haber peleado en la Guerra de Vietnam y su militancia contra esa guerra, lo que ponía en duda sus condiciones para ser Comandante en Jefe.
También estaba la Candidatura Presidencial independiente de Ross Perot, un multimillonario populista y anti-establishment que en los primeros meses del año aparecía en las encuestas por encima de Bush y Clinton; pero que luego perdió apoyo por las torpezas que cometió, entre ellas el retirar su candidatura y volverla a presentar semanas más tarde.
En las elecciones presidenciales del 3 de noviembre de 1992 Clinton obtuvo 44.909.806 votos populares, que equivalían al 43,01% de los sufragios; Bush obtuvo 39.104.550 votos populares, equivalentes al 37,45% de los votos; Perot obtuvo 19.743.821 votos populares, que equivalían al 18,91% de los sufragios (un resultado sorprendente para un tercer candidato que compite contra los partidos tradicionales); Andre Marrou del Partido Libertario obtuvo 290.087 votos, equivalentes al 0,28%; y otros 375.659 votos populares (0,36%) fueron para otros candidatos. Clinton ganó en 32 Estados y en el Distrito de Columbia, mientras Bush ganó en 18 Estados; en el Colegio Electoral Clinton tuvo por tanto 370 Electores contra 168 de Bush.
Era la primera vez desde la primera victoria electoral de Richard Nixon en 1968 que un candidato ganaba la elección presidencial sin la mayoría absoluta del voto popular; o sea, sin llegar al menos al 50% de los sufragios. Pero aún así Clinton era Presidente electo con una clara ventaja sobre Bush, que había fracasado en su aspiración reeleccionista.
Administración
El Presidente Clinton trabajó para mejorar el sistema educativo y de salud (intentó realizar una reforma sanitaria, que finalmente no fue aprobada). Buscó la protección del medio ambiente, principalmente a través de su apoyo al Protocolo de Kioto. Intentó favorecer al mercado libre y trabajó para la paz en el Oriente Medio, promoviendo y sirviendo de mediador en varias reuniones entre líderes de Israel y de Palestina.
Clinton ganó mucha popularidad cuando promovió una serie de sanciones conocidas como la Ley Helms-Burton hacia el régimen cubano, luego que este derribara dos aviones civiles estadounidenses.
Lideró el ataque militar de la OTAN en Kosovo.
Aspectos positivos de su administración fueron la baja en el desempleo, la disminución de la deuda nacional y el equilibrio del presupuesto. Actualmente, Clinton sigue siendo muy popular entre los estadounidenses.
Clinton recibió el Premio Carlomagno en el año 2000.
Segundo mandato
Reelección presidencial
El 10 de abril de 1995, a punto de cumplir los 72 años, el senador Bob Dole anunció de nuevo su candidatura a la presidencia. Esta vez para las elecciones de 1996. Lo hizo en Topeka, frente al Capitolio de Kansas. "Tengo la experiencia. He sido probado, probado y probado de muchas maneras. No tengo miedo de gobernar, y sé cómo hacerlo" fueron sus palabras.
En esta ocasión fue el favorito entre los republicanos desde el principio. Su protagonismo en la arrolladora victoria del GOP en las elecciones legislativas de 1994 había revitalizado su ya vieja figura.
El senador Dole comenzó con una cómoda victoria en Iowa, pero poco después Buchanan dio la campanada ganando las primarias de New Hampshire y creándole un auténtico problema al aparato del partido reunido entorno a Dole. Volvieron para Dole los fantasmas del 88, cuando una derrota en New Hampshire había arruinado su campaña. Pero en esta ocasión no le costó restar credibilidad a la candidatura de Buchanan al poner en duda que este pudiera ser elegido presidente en noviembre.
Se aseguró la nominación tras vencer fácilmente en las primarias del Centro y el Oeste del país, y dimitió de su escaño en el Senado para dedicarse exclusivamente a la campaña. Bob Dole fue confirmado candidato en la Convención Republicana celebrada en San Diego, acompañándole como número dos el ex congresista Jack Kemp (R - Nueva York). La selección de Kemp se debió a la necesidad de Dole de exaltar las políticas del "reaganismo" y para dar credibilidad a su promesa electoral de bajar un 15% el impuesto sobre la renta, una toma de posición que suponía un giro en su carrera política. Una contradicción con sus posiciones anteriores. Jack Kemp, con su reputación de "gurú de la economía" en los años de Reagan, ejercería de portavoz perfecto de las propuestas económicas lanzadas sin demasiado entusiasmo por Dole con el único objetivo de ganar votos.
Pero el tema de la campaña no fueron sus recortes de impuestos. Fue la educación, la criminalidad, los beneficios sociales y el futuro. Dole tenía un discurso pausado, con cadencia de Kansas. Poseía un agudo sentido de lo que es posible y cumplible y eso lo diferenció de sus pares republicanos. Los electores sabían que un gobierno suyo se distinguiría por ser más práctico que revolucionario. Considerado el mejor senador de los últimos 30 años, su humor y su rectitud no disimulaban su falta de carisma frente a un Bill Clinton joven que había logrado reactivar la economía.
En 1996, el guión básico de la campaña se planteó como "el desventurado Dole frente al irresistible Clinton". Pero cuando hacia el final del proceso, ese esquema quedó parcialmente eclipsado por las informaciones sobre donativos de origen dudoso a favor de Clinton, fue el presidente el que se encontró en un aprieto y quien sufrió un resbalón. Pero el repunte de Dole en las últimas semanas de campaña llegó demasiado tarde, por lo que en las elecciones presidenciales de el 5 de noviembre de 1996 Clinton fue el ganador, obteniendo 47.400.125 votos populares equivalentes al 49,23% del total de los sufragios y venciendo en 31 Estados y el Distrito de Columbia. Bob Dole logró 39.198.755 votos populares, que equivalían a el 40,72% del total y ganó en 19 Estados del Sur, Centro y Oeste. Ross Perot, que se presentó como independiente, obtuvo 8.085.402 votos populares, equivalentes al 8,40% de los sufragios emitidos; Ralph Nader, candidato del Partido Verde, obtuvo 685.297 votos populares que equivalían al 0,71%. Harry Browne del Partido Libertario obtuvo 485.798 votos populares, un 0,50%; y otros candidatos minoritarios sumaron 420.024 votos populares, un 0,44%. En el Colegio Electoral, Clinton obtuvo 379 Electores y Dole tuvo 159 Electores; de ésta manera fue reelegido y pudo comenzar su segundo mandato el 20 de enero de 1997.
Administración
Al margen de los logros y desaciertos de su segundo mandato presidencial, éste se vio particularmente marcado por la extensa cobertura que los medios realizaron de los escándalos de carácter sexual en que se vio envuelto, principalmente el que lo ligaba a la becaria de la Casa Blanca, Monica Lewinsky, una licenciada en Psicología, quien tuvo relaciones íntimas con el presidente. El 6 de agosto de 1998, se convirtió en la primera testigo que refutaba las declaración jurada de un presidente de Estados Unidos, en la que negó haber tenido relaciones sexuales con ella. El fiscal acusó al presidente de once graves delitos merecedores de un proceso de destitución "impeachment", por perjurio (en sus declaraciones en el caso Paula Jones y ante el gran jurado), abuso de poder y obstrucción a la labor de justicia. El 8 de octubre, el Congreso votó 258 a 176 votos a favor del proceso de destitución. Tras unos meses, Clinton admitió haber mantenido un "comportamiento físico impropio", aunque negó haber cometido perjurio. El 12 de febrero de 1999, la cámara alta declaró a Clinton "no culpable" del delito de perjurio por 55 a 45 votos a favor, y del delito de obstrucción a la justicia con empate a 50. Para la "destitución" se exigía una mayoría de dos tercios.

hado

    hado

  • EXPULSADO
  • vida restante: 0%
  • Registrado: 25 abr 2008
  • Mensajes: 1.546
#13

Escrito 13 julio 2008 - 13:56

43. George W. Bush.

Imagen Enviada

George Walker Bush (nacido el 6 de julio de 1946), es el cuadragésimo tercer y actual Presidente de los Estados Unidos. Fue gobernador del estado de Texas. Miembro del Partido Republicano, sirvió como piloto en la Guardia Nacional del Estado de Texas, y ha sido empresario tanto en la industria petrolífera como en el deporte profesional, como Manager general del equipo de béisbol de los Texas Rangers.
Bush fue el cuadragésimo sexto Gobernador de Texas en 1994, siendo reelegido para dicho cargo en 1998. Ganó la nominación del Partido Republicano a las elecciones presidenciales de 2000, y fue elegido Presidente en unas elecciones generales particularmente reñidas con controvertidas secuelas que terminaron con la intervención de la Corte Suprema. Ganó las elecciones de 2004, cuando disputaba la Presidencia con el demócrata John Kerry y así su mandato se extendió hasta enero del 2009.
Miembro de una destacada familia política, es el hijo del ex-presidente estadounidense George H. W. Bush, hermano del ex gobernador de Florida; Jeb Bush y nieto del ex-senador estadounidense Prescott Bush. Bush es el segundo hijo de un presidente estadounidense en acceder a la presidencia de la nación (el primero fue John Quincy Adams).
Vida personal
Infancia
Nacido en New Haven, Connecticut, Bush es el hijo mayor del ex presidente George H. W. Bush y Barbara Bush. Desde el periodo colonial su familia siempre ha residido en zonas rurales, sin embargo a la edad de dos años su familia se mudó al estado de Texas. Fue criado en las ciudades de Midland y Houston, junto a sus hermanos Jeb, Neil, Marvin y sus hermanas Dorothy y Robin (quien murió a la edad de tres años de leucemia).
Educación
Teniente George W. Bush mientras se desempeñaba como efectivo en la Guardia Nacional.Continuando con la tradición familiar, Bush asistió a la Phillips Academy en Andover, Massachusetts. También siguió los pasos de su padre, al ser aceptado en la Universidad de Yale, de la cual recibe en 1968 la Licenciatura en Letras y en la cual ingresa a la sociedad secreta conocida como Skull & Bones. En mayo de 1968 –momento cumbre en la Guerra de Vietnam-, Bush ingresa a la Guardia Nacional Aérea de Texas (en inglés; Texas Air National Guard), donde después de dos años de entrenamiento aprendió a volar el F-102 Delta Dagger. Sirvió como piloto del F-102 hasta 1972.
En 1974 obtuvo permiso para culminar su servicio militar de seis años, seis meses antes con el fin de asistir a la Harvard Business School, donde un año después consiguió el Master de Administración de Empresas (MBA). Después de graduarse, Bush retorna a Texas y se involucra en el negocio petrolífero. Dos años más tarde, contrae matrimonio con Laura Welch, una bibliotecaria originaria de Midland, Texas. En 1981, nacen sus dos hijas gemelas Barbara y Jenna.
Juventud
El 4 de septiembre de 1976, cerca de la casa de veraneo de su familia en Kennebunkport, Maine, la policía arrestó a Bush por conducir bajo los efectos del alcohol. Se declaró culpable y fue multado con 150 dólares y la suspensión de 30 días para conducir por Maine. Las noticias acerca de su arresto fueron publicadas cinco días antes de la elección presidencial de 2000. Bush ha descrito esos días antes de su conversión religiosa, acaecida cuando rondaba los cuarenta años, como un período "nómada" y una "juventud irresponsable", y admitió que bebía en exceso en esa época. Ha declarado que dejó la bebida en 1986 y que la responsabilidad de su cambio es, en parte, de una reunión que mantuvo en 1985 con el reverendo Billy Graham.[4]
Vida profesional
Negocios
Bush inició su carrera en la industria petrolífera cuando estableció Arbusto Energy, una empresa de exploración de petróleo y gas que financió con el excedente del fondo para su educación y dinero de otros inversores. En 1984 Bush vendió la compañía, dañada en la estela dejada por la crisis energética de 1979 y renombrada Bush Exploration Co., a Spetrum 7, otra petrolera de Texas. En cumplimiento de los acuerdos de venta, Bush se convirtió en CEO. Spectrum 7 perdió ingresos y fue absorbida por Harken Energy Corporation en 1986, donde Bush se convirtió en Director.
Tras trabajar en la exitosa campaña de 1988 para las elecciones presidenciales de su padre, Bush se enteró a través de un compañero de Yale, William DeWill, Jr, que un amigo de su familia, Eddie Chiles quería vender la franquicia del equipo de béisbol de los Texas Rangers. En abril de 1989, Bush reunió a un grupo de inversores de entre los amigos íntimos de su padre, incluyendo su compañero de fraternidad Roland W. Betts. El grupo compró el 86% de los Rangers por 75 millones de dólares. Bush recibió un 2% por su inversión de 606.302 dólares, 500.000 de los cuales provenían de un crédito bancario. Contra el consejo de su abogado, Bush pagó el crédito vendiendo reservas de 'Harken Energy' por valor de 848.000 dólares. 'Harken Energy' obtuvo sustanciosas pérdidas en el año de esta venta, desencadenando alegaciones de operaciones con información privilegiada. El 27 de marzo de 1992, la Comisión de Valores y Cambios concluyó que Bush tenía un plan preexistente para vender, que disponía de "una posición relativamente limitada en la gestión de Harken" y que por tanto no hubo tal fraude.
Como manager general de los Rangers, Bush asistió a las relaciones del equipo con los medios y a la construcción de un nuevo estadio. Su posición pública le proporcionó un reconocimiento por todo Texas.
Carrera política
Bush inició su carrera política asistiendo a su padre en las campañas para el Senado de los Estados Unidos de 1964 y 1970. Tras dejar la Guardia Nacional en 1972, desempeñó el cargo de director político para la campaña del senado en Alabama. En 1978 optó a la Cámara de los representantes, pero perdió con el demócrata Ken Hance (ahora republicano). Ronald Reagan respaldó al oponente de Bush en las primarias republicanas.
En 1994, Bush cogió una excedencia en los Rangers para optar a Gobernador de Texas contra la conocida Gobernadora del momento, la demócrata Ann Richards. El 8 de noviembre de 1994 derrotó a Richards con un 53% de los votos frente al 46% de Richards. Como Gobernador, Bush fraguó una alianza legislativa con el demócrata Bob Bullok. En 1998 Bush se presentó a la re-elección y consiguió una amplia victoria, con el 69% de los votos, convirtiéndose en el primer Gobernador de Texas en ser elegido dos veces consecutivas para ocupar el cargo cuatro años cada una.[5] Durante su mandato, Bush llevó a cabo significativos cambios en justicia criminal, leyes civiles y financiación escolar. Bush tomó una línea dura respecto a la pena de muerte y recibió muchas críticas de sus detractores, que esperaban su abolición. Durante su mandato, la tasa de encarcelamiento fue de 1014 internos por 100.000 en 1999, la segunda mayor de la nación, debido principalmente a la estricta aplicación de las leyes antinarcóticos. La tradición familiar de Bush le ayudó a avanzar en su carrera política hacia el nivel nacional.
Campañas presidenciales
Elección de 2000.
Campaña de 2000
En la campaña para la elección presidencial de 2000, Bush se declaró "conservador compasivo". Hizo campaña para, además de otras cuestiones, permitir a las organizaciones benéficas religiosas participar en los programas de fondos federales, hacer recortes en los impuestos, promocionar el uso de cupones educativos (que permiten, con el pago de impuestos, que los padres escojan un colegio para sus hijos distinto al público que les es asignado), permitir las prospecciones petrolíferas en el Refugio nacional de vida salvaje del ártico, mantener un presupuesto general equilibrado y reestructurar las Fuerzas Armadas. En política exterior, aseguró que estaba en contra de usar las Fuerzas Armadas estadounidenses en intentos de reconstruir naciones en el extranjero.
George Bush en el Salón Oriental de la Casa Blanca.Tras derrotar al senador John McCain en las primarias republicanas, Bush venció al candidato demócrata y vicepresidente Al Gore. Fueron unas elecciones muy reñidas en las que se hallaron irregularidades en las papeletas que se usaron en ciertas zonas de Florida, a la sazón, el estado que decidiría las elecciones. Tras varios recuentos el Tribunal Supremo dictaminó que el vencedor había sido Bush. Bush ganó 271 votos electorales, contra los 266 de Gore, aunque éste ganó en número de votos. Sin embargo, Bush había sido el vencedor en 31 de los 50 estados. Ninguno de los candidatos recibió la mayoría de los aproximadamente 105 millones de votos emitidos. Bush recibió 50.456.002 votos (47,9%) y Gore 50.999.979 (48,4%). El resto de los votos se los repartieron los candidatos minoritarios Ralph Nader (2,7%), Pat Buchanan (0,4%) y Harry Browne (0,4%).
La elección presidencial de 2000 fue la primera desde la de Benjamin Harrison en 1888 en la que salió un vencedor que no recibió la mayoría de los votos. Fue la primera desde Rutherford Hayes, elegido Presidente en 1876, en la que la Corte Suprema tuvo que tomar partido. El recuento de votos de Florida, que favoreció a Bush en los escrutinios iniciales, fue impugnado con alegaciones de irregularidades en el sistema de votación. Al Gore, que había reconocido la victoria de Bush en una llamada telefónica, rectificó unas horas más tarde.
Se dieron una serie de casos en los juzgados sobre la legalidad de los recuentos en Estados concretos y en el conjunto del país. Tras el recuento automático y manual en cuatro estados, y con Bush todavía por delante, la Corte Suprema de la Florida ordenó un recuento manual en todos los estados. Pero la Corte Suprema de Justicia revocó la decisión y paró todos los recuentos. Tras el fallo judicial, Gore repitió su reconocimiento. Meses más tarde, el recuento manual de todos los estados fue completado por un grupo de periodistas que determinó que Bush habría ganado en Florida según algunos criterios de recuento y habría perdido frente a Gore según otros. Dado que la Corte Suprema de la Florida no definió de un modo preciso el criterio de recuento que debía ser usado en el recuento manual de todos los estados, permanece disputado quién habría ganado el estado si el recuento no hubiese sido parado por la Suprema Corte de Justicia.[7] [8]
En el recuento oficial final, Bush ganó en la Florida por 573 (2.912.790 para Bush, y 2.912.253 para Al Gore), ganando los 25 votos electorales y la presidencia.[9] Bush fue investido el 20 de enero de 2001.
Campaña de 2004
Elección de 2004.
George W. Bush habla en un acto de su campaña por la presidencia en 2004.En las elecciones de 2004, Bush consiguió 31 de 50 estados y 286 votos electorales. Un récord de asistencia de votantes le reportaron más votos populares que cualquier candidato presidencial anterior (62.040.610 votos, 50,7%). Karl Rove fue su director de campaña. El senador y oponente, John Kerry (demócrata), obtuvo 20 estados y 251 votos electorales (59.028.111 votos, 48,3%).[10] Un elector desleal, comprometido con Kerry, votó al candidato demócrata a la vicepresidencia, John Edwards, dándole un voto electoral. Ningún candidato más consiguió alguno de los votos electorales en disputa. Algunos de estos candidatos minoritarios fueron Ralph Nader (0,4%), Michael Badnarik (0,3%), Michael Peroutka (0,1%) y David Cobb (0,1%). El Congreso debatió potenciales irregularidades en la elección, incluidas alegaciones de irregularidades de voto en Ohio y fraude en las máquinas electrónicas de votación.
Bush fue investido para su segundo mandato el 20 de enero de 2005. El juramento fue realizado ante el Juez Presidente de la Corte Suprema de los Estados Unidos, William Rehnquist. El discurso de investidura de Bush estuvo centrado en el tema de la difusión de la libertad y la democracia por todo el mundo.
Desde la perspectiva de un solo día, incluído este día de entrega, los temas y cuestiones frente a nuestro país son muchos. Desde el punto de vista de siglos, las cuestiones que vienen a nosotros son reducidas y pocas. ¿Ha avanzado nuestra generación la causa de la libertad? ¿Y ha dado crédito nuestro carácter a esa causa?
Presidencia de los Estados Unidos
Política exterior y seguridad
Durante su primera visita presidencial a Europa en junio de 2001, los líderes europeos criticaron a Bush por su rechazo del Protocolo de Kioto. En 2002, Bush rechazó el tratado por considerarlo perjudicial para el crecimiento de la economía estadounidense, diciendo que: "Mi opinión es que el crecimiento económico es la solución, no el problema".[11] La administración también discutió las bases científicas del tratado.[12] En noviembre de 2004, Rusia ratificó el tratado, reuniendo la cuota de naciones requerida para sacarlo adelante sin la ratificación de Estados Unidos.
El programa de Bush en política exterior preveía una mayor relación tanto económica como política con Hispanoamérica, especialmente con México, y reducía las implicaciones en re-construcciones nacionales y otros compromisos militares menores indirectamente relacionados con los intereses estadounidenses. También mantuvo buenas relaciones con el Perú, Bush apoyó el mandato de Alejandro Toledo Manrique con quien suscribió el Tratado de Libre Comercio Perú - EE.UU.. Sin embargo, tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, el Departamento de Estado puso como prioridad Oriente Próximo. Sin embargo, la mejor relación de su administración la mantiene con el gobierno de Colombia, con el que también firmó un Tratado de Libre Comercio. El Presidente Álvaro Uribe Vélez es uno de los escasos mandatarios que se ha reunido con el Presidente Bush en su rancho de Texas; también cabe señalar que Colombia recibe una considerable ayuda militar a través del Plan Colombia, cuyo objetivo es acabar con el narcotráfico auspiciado por las FARC. Sin duda, Colombia es el país con mejores relaciones con la administración Bush de Hispanoamérica.
Terrorismo
El 11 de septiembre de 2001, un pequeño grupo de musulmanes radicales, miembros de la organización al Qaida, secuestró cuatro aviones de pasajeros. Dos aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York y uno contra el Pentágono en Washington. El cuarto avión se estrelló en Pennsylvania. Este terrible y premeditado acto dejó 2.986 muertos y sacudió la confianza de los Estados Unidos. Bush dio un discurso junto a los restos de las Torres Gemelas en el que dio señales de la primera respuesta que iba a dar su administración: "un castigo justo". La CNN relataba que, "subido en un montón de escombros en Manhattan, algunas personas que trataban de escucharle decían que no podían oírle". En respuesta, Bush dijo que quienes habían derribado esos edificios "nos oirán muy pronto a todos nosotros".
Discurso de Bush con los trabajadores de la Zona cero en Nueva York, 14 de septiembre de 2001: "Puedo oíros. El resto del mundo os oye. Y la gente que ha derribado estos edificios muy pronto nos oirá a todos nosotros."Estados Unidos recibió muy pronto el apoyo y simpatía internacionales. El 7 de octubre de 2001, con apoyo internacional, Bush lanzó la "guerra contra el terrorismo". Su primera acción fue dirigida hacia el régimen talibán de Afganistán, donde se escondía el cerebro de los terroristas, Osama bin Laden, un yemení nacido en Arabia Saudita. En un momento en el que la unidad nacional estadounidense parecía fundamental, algunos críticos cuestionaron el despliegue de una fuerza militar contra el régimen talibán. A pesar del derrocamiento del régimen y la conclusión de los esfuerzos militares, Bin Laden no fue nunca capturado. Los subsecuentes esfuerzos para la reconstrucción de Afganistán con las Naciones Unidas y el presidente afgano Hamid Karzai han tenido resultados variados. Las elecciones democráticas se celebraron el 9 de octubre de 2004. Los observadores internacionales llamaron a las elecciones "bastante democráticas" en la "amplia mayoría" de los centros de votación a pesar de que 15 de los 18 candidatos presidenciales amenazaron con la retirada con alegaciones de fallos en el sistema de registro y validación.
Después de la caída de los talibán, los suministros de opio, restringidos por el autoritario régimen musulmán, se han incrementado significativamente, aumentando los problemas de drogadicción en el oeste.
Como respuesta a la preocupación por terrorismo, Bush retiró el Tratado sobre misiles anti-balísticos de 1972 para promocionar un nuevo sistema de defensa de misiles, argumentando que los beneficios del tratado en la Guerra fría ya no eran relevantes. La Sociedad Estadounidense de Física criticó este cambio en la política, citando dudas sobre la efectividad del sistema. Bajo el mandato de Bush, el gasto militar total se ha incrementado hasta un nivel comparable al de la Guerra fría, volviendo a los niveles que alcanzó el presidente Eisenhower en 1961.
Iraq
Poco después de los ataques del 11 de septiembre, la administración Bush promovió una acción urgente en Iraq, señalando que dicho país contaba con armas de destrucción masiva, que Saddam Hussein era una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos, desestabilizaba Oriente próximo, incendiaba el Conflicto árabe-israelí y financiaba terroristas. Sus críticos dijeron que los intereses económicos en los recursos petrolíferos iraquíes eran el motivo real.
Asegurando que Hussein podría pretender proveer a los terroristas con armas de destrucción masiva y presentando documentos de una supuestas compras de material nuclear en Níger, basándose en informes que posteriormente se demostrarían falsos, Bush urgió a la ONU a que obligase a Iraq a cumplir los resoluciones sobre desarme, precipitando una crisis diplomática. Hay que señalar que ningún servicio secreto de los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU consideraba que tales informes fueran falsos, ya que coincidían con los que ellos tenían. La diferencia entre estos países era la vía a seguir al respecto.
El 13 de noviembre de 2002 bajo la resolución 1441, Hans Blix y Mohamed ElBaradei dirigieron a los inspectores de armamento de la ONU en Iraq quienes no fueron capaces de encontrar armas de destrucción masiva.[14] La administración Bush trató de desacreditar la eficacia de las inspecciones aduciendo falta de cooperación por parte de las autoridades iraquíes. Los inspectores, por su parte, pedían más tiempo para poder demostrar sin lugar a dudas la ausencia de tales armas. No se tuvieron en cuenta sus demandas y los equipos de inspección de la ONU abandonaron Iraq tras el aviso dado por Estados Unidos dando cuatro días antes de empezar las hostilidades a escala total.
El Secretario de Estado Colin Powell había recomendado a sus colegas en la administración Bush evitar una guerra sin la aprobación clara de la ONU. Entre las causas aducidas en favor de la guerra se incluía el genocidio kurdo realizado con armas químicas, el entorpecimiento de Hussein a las inspecciones de armamento, la violación de las condiciones del alto al fuego de 1991 y numerosas violaciones de las resoluciones del Consejo de Seguridad.
La administración trató de conseguir una resolución favorable del Consejo de Seguridad de la ONU autorizando la fuerza militar según el capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas pero, vista la vigorosa oposición de naciones clave como Alemania, Rusia y Francia, incluida la amenaza de un embarazoso veto por parte de estas dos últimas así como probablemente de China, se descartó esa opción y, con un pequeño grupo de países, se preparó para la guerra.
Las hostilidades militares empezaron el 20 de marzo de 2003 sobre el argumento de evitar el despliegue de armas de destrucción masiva iraquíes y derrocar del poder a Saddam Hussein (Véase Invasión de Iraq de 2003). El Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, y otros líderes mundiales cuestionaron la legalidad de la guerra. Bush declaró la victoria el 1 de mayo de 2003 pero el despliegue estadounidense continuó hasta el presente sometida al constante hostigamiento de la resistencia iraquí. En 2005 fue encontrado Saddam Hussein cuya captura no hizo disminuir las hostilidades contra la coalición ocupante. En la actualidad, Irak vive un agravamiento de la violencia entre kurdos, suníes y chiíes, que hacen temer en el desencadenamiento de una guerra civil.
Discurso del Presidente George W. Bush a los marinos y a la nación desde la cubierta del USS Abraham Lincoln en la costa de San Diego, California. 1 de mayo de 2003.El 30 de septiembre de 2004 el informe final del Grupo de investigación de Iraq conlcuyó que "El Grupo de investigación de Iraq no ha encontrado evidencias de que Saddam Hussein haya poseído una reserva de armas de destrucción masiva en 2003, pero la evidencia disponible de esta investigación -incluyendo entrevistas a presos y documentación- nos deja abierta la posibilidad de que algunas armas existieran en Iraq aunque no con una capacidad militar significativa".[17] El informe de la comisión del 11-S no encontró evidencias creíbles de que Saddam Hussein poseyera armas de destrucción masiva, aunque el informe concluye que el gobierno de Hussein estuvo tratando activamente de adquirir la tecnología que permitiría a Iraq producirlas tan pronto como se levantaran las sanciones de las Naciones Unidas.[18] Además, la comisión del 11-S concluyó que a pesar de los contactos entre Iraq y Al-Qaeda en 1996, no surgió "ninguna relación de colaboración".
El Presidente Bush con Ryan Philips, en la Estación naval aérea de North Island en San Diego, para volar al USS Abraham Lincoln y pronunciar un discurso. 1 de mayo de 2003.Otros temas debatidos han incluido cuestiones acerca de una selección parcial o distorsión de los informes de inteligencia previos a la guerra, la democratización de Oriente próximo, la relación con la Guerra contra el terrorismo, el efecto en la relación de los Estados Unidos con las potencias europeas y sobre el rol y función en las Naciones Unidas, el debate sobre la reconstrucción de países y el impacto sobre naciones cercanas como Irán, Siria, Líbano y Turquía. Todavía Bush defiende su decisión argumentando que "El mundo es más seguro hoy".
El proceso de toma de decisión en la administración Bush fue el tema principal de un documento británico clasificado de 22 de julio de 2002, conocido como "Downing Street Memo", que fue hecho público en mayo de 2005. En él, la cabeza del Servicio Secreto de Inteligencia Británico (MI5 y MI6), Sir Richard Dearlove, cuenta su visita a Washington D.C. en verano de 2002:
"La acción militar es vista como inevitable. Bush quiere derrocar a Saddam a través de una acción militar, justificándola con el terrorismo y las armas de destrucción masiva. Pero los datos de los servicios de inteligencia y los hechos están siendo tergiversados."
Todo era mentira.
El Consejo de Seguridad Nacional no tuvo paciencia con el camino de la ONU ni entusiasmo para publicar los documentos del régimen iraquí. Hubo una pequeña discusión en Washington sobre las secuelas tras una acción militar.
Algunos críticos dijero que el memorándum de Downing Street era una "pistola humeante" (smoking gun), como sinónimo de prueba concluyente, reivindicando que eso probaba que Bush ya se comprometió a atacar Iraq en el momento en que públicamente decía que todavía no se le había pasado por la cabeza. La existencia de este debate, sin embargo, no niega los eventos contextualmente opuestos que le precedieron; Bush niega este aspecto del memorándum de Downing Street y vuelve a asegurar que no se le había pasado por la cabeza ir a la guerra en ese momento. Varios expertos en política han dicho que algunas frases del memorándum son ambiguas y que no insinúan que la administración estuviera manipulando las pruebas, sino que simplemente significa que la administración estaba preparando la inteligencia para presentarla.
Inmigración
Durante su mandato, George Bush ha planteado un proyecto de ley migratoria en la cual se expande el uso de las visas de trabajo temporal, permitiéndole a empleadores estadounidenses la contratación de trabajadores extranjeros por un periodo de hasta 6 años. Sin embargo dichos trabajadores no podrían optar a la residencia permanente (también conocida como Green Card) o ciudadanía. En el Senado el proyecto de ley ha encontrado resistencia por parte de muchos senadores demócratas incluyendo a Barbara Boxer y a Edward Kennedy.
Bush también ha hecho públicas sus intenciones de asegurar aun más la frontera entre los Estados Unidos y México, como también sus propósitos de agilizar los procesos de deportación, la construcción de más centros penitenciarios para los inmigrantes ilegales y la instalación de equipamiento más sostificado en las fronteras. También está de acuerdo con “incrementar el número anual de residencias permanentes (green card) con el propósito de obtener nuevos ciudadanos”, pero no apoya ninguna amnistía para aquellos que se encuentran en el país ilegalmente, argumentando que solo serviría para incentivar la inmigración ilegal.
VIH/SIDA
En el mensaje de “Estado de la Nación” de enero del 2003, Bush presentó un plan estratégico de 5 años para ayudar a la lucha global contra el SIDA. Bush solicitó $15 mil millones de dólares para este esfuerzo, y el Congreso apoyó dicha petición. El programa de ayuda contra el SIDA es liderado por el Embajador Estadounidense Randall L. Tobias, el coordinador global del SIDA y el Departamento de Estado. $9 mil millones de dólares fueron destinados a nuevos programas de ayuda en los 15 países más afectados por VIH/SIDA. Otros $5 mil millones fueron asignados a continuar la lucha contra el SIDA en más de 100 países, donde los Estados Unidos poseen programas bilaterales establecidos. Y mil millones de dólares adicionales fueron consignados para ayudar a la Fundación Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y Malaria.[21] Este presupuesto representa la mayor cifra de dinero contribuido a la lucha mundial contra el SIDA, más que todo lo donado por los restantes países del mundo.
Comercio
La imposición por parte de Bush de un nuevo arancel al acero importado y a la madera de coníferas canadiense fue muy controvertida, en especial por sus propias políticas de apoyo al libre comercio en otras áreas. Este hecho le granjeó fuertes críticas por parte de sus compañeros conservadores y de las naciones afectadas. El arancel al acero importado, fue más tarde anulado bajo la presión de la Organización Mundial de Comercio, pero la disputa sobre la madera canadiense continua debatiéndose.
Asistencia al Desarrollo Mundial
El Departamento de Estado y la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) publicó un plan estratégico para el periodo 2004-2009. Los principales propósitos están establecidos en la estrategia de Seguridad Nacional de Bush, diplomacia, desarrollo y defensa. La nueva política de Bush, incrementara en un 50% la asistencia a aquellas naciones que asumen la responsabilidad de su propio desarrollo “gobernando justamente, invirtiendo sabiamente en su gente e incentivando la libertad económica”. La asistencia al desarrollo también es dependiente de la Política Exterior de los Estados Unidos, la cual afirma que USAID brindara apoyo y asistencia a “aquellos países que están comprometidos a un gobierno democrático, economías abiertas e inversiones acertadas en la educación, salud y potencial de sus pueblos”.[22]
Crítica y opinión del público
Los grados de aprobación de Bush desde febrero de 2001 hasta el junio de 2006. Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 y la invasión de Iraq de 2003, estos números han disminuido constantemente.Al comienzo de su primer mandato, la legitimidad de la elección de Bush fue puesta en tela de juicio por algunas personas, tanto a raíz de su ajustada victoria en el estado de Florida como de su controvertido triunfo electoral, que incluyó acusaciones de supresión de votos y de falsificación.
Frecuentemente, los opositores de George Bush alegan que son el vicepresidente Dick Cheney, así como sus asesores Paul Wolfowitz o Condoleezza Rice quienes realmente poseen el control del gobierno de los EE.UU. Además, de cuando en cuando, las capacidades intelectuales de George W. Bush han sido cuestionadas por los medios de comunicación y por otros líderes políticos. Sus detractores acostumbran a citar los numerosos errores lingüísticos cometidos por Bush durante sus discursos públicos. Además, la tendencia de Bush a no pronunciar claramente ha sido frecuentemente ridiculizada tanto por los medios como por la cultura popular.
Bush ha contado también con el rechazo frontal de importantes celebridades de su país, quienes no han ahorrado esfuerzos en mostrar la oposición a su política. El documental Fahrenheit 9/11 de Michael Moore acusa a Bush de utilizar los sentimientos públicos posteriores al 9/11 con fines políticos, así como de mentir al pueblo estadounidense acerca de las causas de la guerra de Irak. Otro cineasta, en este caso Spike Lee, muestra en su documental When the Levees Broke: A Requiem in Four Acts (Cuando se rompieron los diques, un requiem en cuatro actos), las desastrosas consecuencias de la gestión que las autoridades hicieron para paliar los efectos del Huracán Katrina.
Bush fue igualmente criticado fuera de las fronteras de su país, convirtiéndose en el primer objetivo de las campañas por la paz y anti-globalización. Su política internacional fue objeto de numerosas críticas durante las elecciones alemanas de 2002 y canadienses de 2006. Además, ha sido abiertamente criticado por varios líderes internacionales como Gerhard Schröder, Jean Chrétien, José Luis Rodríguez Zapatero, Romano Prodi, Paul Martín, Hugo Chávez y Vladimir Putin. Por otra parte, las visitas diplomáticas llevadas a cabo por George Bush han sido constantemente acompañadas de protestas masivas.
Sin embargo, Bush también ha contado con el apoyo de varios líderes internacionales como Tony Blair, José María Aznar, Álvaro Uribe Vélez, John Howard, Junichiro Koizumi, Angela Merkel, Nicolas Sarkozy, Stephen Harper y Ehud Olmert, así como una buena compenetración con otros como Vicente Fox.
A pesar de sus numerosos detractores, George W. Bush disfruta de un fuerte apoyo entre los estadounidenses más conservadores con lo que, en las elecciones de 2004, recibió el apoyo de entre un 95% y un 98% de los electores republicanos. Con este apoyo, consiguió derrotar al candidato demócrata John Kerry por más de tres millones y medio de votos de diferencia en las elecciones de 2004. No obstante, la aprobación de las bases conservadoras decreció posteriormente debido sobre todo a la creciente frustración republicana, tanto por el gran gasto público de la administración Bush, como por el problema de la inmigración ilegal. Así pues, tras haberle brindado su apoyo, muchos republicanos han comenzado a criticar a Bush por sus actuaciones en Irak, Irán e Israel.
Algunas personas como Benjamín Ferencz, que fue fiscal jefe de los juicios de Nuremberg, han expresado que Bush debería ser juzgado junto con Saddam Hussein, por empezar una guerra de agresión, crimen supremo según los principios de Nuremberg. Otros expertos han calificado igualmente la guerra de Irak como ilegitima. “No había autorización del Consejo de Seguridad de la ONU […] y eso la convierte en un crimen contra la paz “ dijo el profesor de derecho internacional Francis Boyle, quien también especificó que el manual de campo del ejercito de los Estados Unidos requiere de dicha autorización para comenzar una guerra ofensiva.
Sin embargo, los historiadores destacan que cada uno de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU ha mantenido al menos una guerra sin el permiso o aprobación del Consejo. Por otra parte, muchas de las actuaciones militares anteriores de los Estados Unidos han carecido de dicho permiso de las Naciones Unidas (Vietnam, Haití, Kosovo, Panamá, Granada o el intento de rescate de los rehenes estadounidenses de la Embajada Iraní durante la revolución)

hado

    hado

  • EXPULSADO
  • vida restante: 0%
  • Registrado: 25 abr 2008
  • Mensajes: 1.546
#14

Escrito 13 julio 2008 - 14:04

44. ¿John McCain o Barack Obama?

Imagen Enviada

Imagen Enviada


Este tema ha sido archivado. Esto significa que no puedes responder en este tema.
publicidad
publicidad