Ir al contenido

Publicidad
Publicidad

Foto

Post didáctico: La gramática tradicional


No hay respuestas en este tema

regenerador
#1

Escrito 10 enero 2009 - 17:37

Contexto

La gramática tradicional es un periodo dentro de la historia de las ideas lingüísticas. Este periodo comienza en Grecia aproximadamente en torno al siglo IV a.c con el estudio del griego, continua en Roma, y en el Renacimiento hasta los gramáticos del XVIII. Sin embargo es una etapa que todavía hoy sigue en vigor, no ha terminado, pues en lingüística el objeto de estudio es muy complejo, al igual que los puntos de vista, pues todos ellos coexisten, comparten un mismo tiempo (la gramática estructural de Saussure o la generativa de Chomsky pueden darse a la misma vez que la tradicional). Aunque también es verdad que cada gramática tiene su periodo de auge y en el caso de la tradicional no va a tener ninguna competencia hasta el siglo XX. Actualmente es la que menos peso tiene fuera del ámbito de las reales academias, ya que se prefieren usar los métodos estructuralistas o generativos.

Imagen Enviada

El interés por el estudio del lenguaje surge en Grecia donde los principales manuales ya hablaban de dos versiones distintas sobre el lenguaje, donde además formaban parte algunos filósofos como Sócrates o Platón.

Imagen Enviada

Los griegos se creían que ellos eran el centro del mundo, pero con las actividades comerciales (en la época clásica de Pericles por ejemplo) empezaron a mantener contactos con otras civilizaciones (como la egipcia) descubriendo así nuevas leyes, nuevas costumbres, nuevas creencias, lenguas, tradiciones, comidas, fiestas, etc…cuestionándose las cosas y preguntándose por el origen de las cosas (entre ellas las lenguas). Conocer otras civilizaciones permitió conocer otras cosas y darse cuenta de que eran cosas distintas a las suyas (entre ellas la lengua).

Imagen Enviada

Por un lado en Grecia ya se hablaba sobre el origen de las palabras, sobre su naturaleza, pues hasta ese momento no existía ningún estudio ni ningún tratado sobre lenguaje. Hasta ese momento tan solo importaba el lenguaje como medio de comunicación, como medio de usar palabras orales y escritas, pero no como fin en si mismo y había dos puntos de vista diferentes:

Naturalistas: Son aquellos autores que opinan que el lenguaje posee un origen natural. Las palabras han sido creadas por naturaleza divina (por los dioses) pues los dioses eran conocedores de todas las cosas (recordad que sociedad griega era muy teocrática), entre ellas la lengua y han dado al hombre la palabra, y además que use la palabra más adecuada para cada cosa, palabras que mejor expliquen las realidades. Los argumentos que dan son la existencia de onomatopeyas (imitación de ruidos), o el simbolismo fónico, es decir, la existencia de sonidos que sugieren algo (por ejemplo la R sugiere vibración, movimiento). Las palabras tienen conexión natural con las cosas (Platón).

Imagen Enviada

Convencionalistas: No defienden el origen divino, sino el humano. Los hombres son los que han sabido dar uso a su instrumento fonador y han creado la palabra. Los argumentos son que los cambios en las palabras provocaría gran cataclismo en el lenguaje, ya que rompería la armonía en la correspondencia, en la asociación, entre palabra y cosa, puesto que no habría comunicación, y el lenguaje no sería eficaz, ya que éste permite nombrar las cosas, referirse a los elementos de la realidad extralingüística de la manera más eficaz y solvente posible. Imaginad que cambiamos los nombres de todas las cosas del mundo (por ejemplo que "mesa" se diga "lolumo", o que "puerta" se diga "makeza")...¿no resultaría difícil acostumbraros al cambio?

Imagen Enviada

Uno de los métodos que recurren ambos grupos es la etimología, es decir, a conocer el origen de las palabras, de dónde provienen las palabras. La etimología es uno de los estudios más antiguos dentro de las disciplinas lingüísticas.

Imagen Enviada

Por otro lado otro punto de debate en la Antigua Grecia fue sobre si los hechos lingüísticos tienen o no un carácter regular. Es como si extrapoláramos la lengua al ámbito del mundo y dijéramos ¿El mundo es un cosmos o un caos? ¿Hay orden?

-Por un lado están los anomalistas, que afirman que los hechos lingüísticos no poseen un carácter regular, no existen reglas sobre lenguaje. Los anomalistas no hacen gramáticas, tan solo les interesa la correspondencia entre la lengua y la realidad. Así afirman que hay una falta de correspondencia entre la palabra y las cosas a las que se refiere:

Por ejemplo en griego clásico la palabra "Atenas" se escribía siempre en plural: ATENAI(en griego la terminación –ai indica plural), pero sin embargo "Atenas" designa solo una entidad, una unidad aislada, algo singular.

Imagen Enviada

Por ejemplo en latín la palabra "desfiladero" se escribía en plural: ANGUSTIAE (en latín la terminación -ae puede indicar plural), pero "desfiladero" designa solo una cosa singular, una sola entidad.

Imagen Enviada

-Por otro lado los analogistas, que son los filósofos que afirman que los hechos lingüísticos poseen un carácter regular, un comportamiento regular, características que se repiten de manera regular, es decir, hay un orden.
Entre otras tareas como la clasificación de las oraciones, el estudio de la voz o el modo en el verbo, los analogistas fueron los primeros en elaborar una descripción del griego clásico, proponiendo una clasificación de palabras, ya que esas palabras no son iguales.

Imagen Enviada

La primera clasificación de palabras la propone Platón (siglo IV). Para él solo había dos tipos de palabras: nombres y verbos.

Imagen Enviada

Después sigue Aristóteles (siglo IV) y añade al nombre y al verbo la conjunción.

Imagen Enviada

Los estoicos (300 a.c) dividen el nombre en nombre común, nombre propio y nombre adverbial (resulta hoy en día muy curioso que los adverbios se consideraran sustantivos normales). Y además está el verbo, la conjunción y el artículo (lenguas como el latín no poseerán artículo).

Imagen Enviada

Y después los alejandrinos (los analogistas), en los que encuadramos a Dionisio de Tracia, que fue el que elaboró la primera gramática griega, y Apolonio Díscolo, que completa la labor de Dionisio. Así el nombre abarca además el adjetivo, y el adverbio las interjecciones, el verbo el participio, la conjunción la preposición y el artículo el pronombre.

Imagen Enviada

Características generales de la gramática tradicional

Según Dionisio de Tracia la gramática es el conocimiento práctico de los usos generales de los poetas y escritores en prosa, y tiene seis partes:

1.La lectura exacta de los textos, en voz alta, dando atención a la prosodia (atención al tono, acentos, ritmo, armonía).

2.Explicación de las expresiones literarias de las obras (definición de términos que aparecen en el texto)

3.Provisión de notas sobre fraseología y temática (sería encontrar el tema y las ideas de un texto)

4.Descubrimiento de las etimologías (¿de dónde provienen las palabras?)

5.Determinación de las etilomogías analógicas (sería un comentario morfológico de las palabras)

6.Apreciación de las composiciones literarias (dar una valoración al texto, entendiendo el texto como literatura)


La gramática de Dionisio de Tracia inaugura dentro de la gramática tradicional una corriente que vamos a denominar filológica, que es aquella que se encarga de estudiar las expresiones representativas dentro de un registro culto (el de los poetas y escritores), que pretende ser una corriente pedagógica y normativa cuya intención es regular el uso del lenguaje (el lenguaje correcto es aquel lenguaje que usan los que escriben y por tanto todo el mundo debe usar el mismo lenguaje de los escritores).

Imagen Enviada

La primera característica es el sello u orientación filológica: hacer una gramática no es un fin en si mismo, sino un medio, un instrumento para la correcta apreciación de la literatura, de los textos literarios, para poder entender la literatura.

En este momento no hay una descripción sobre una lengua, no hay manuales y tratados de lenguaje griego...tan solo literatura (la cual poseía una gran importancia en el mundo griego gracias a la labor de poetas y filósofos). La idea no es hacer gramática como fin en si mismo, sino conocer el griego, para que así se pueda apreciar y entender la literatura en lengua griega. Para apreciar las cosas hay que poseer una serie de conocimientos (uno disfrutará contemplando una catedral románica si posee conocimientos de arquitectura románica), poseer una serie de datos para así poder hacer un juicio sobre la calidad de los poetas y autores, a partir de sus formas de escribir (los recursos usados, la forma de hilvanar las oraciones, etc…).

Imagen Enviada

Por eso tradicionalmente se conciben juntas la lengua y la literatura. El objetivo (la meta) es la literatura, pero el medio para llegar a esa meta es la gramática. La gramática tiene que alimentarse de los ejemplos sacados de textos para explicar el funcionamiento de los mecanismos de la lengua, y en esta primera época los únicos texto que hay son los literarios y la única manera de describir la lengua era a través de su literatura, de los textos escritos cultos, para así fomentar su apreciación, pero también imponer esa registro culto al lector, para que imiten esos modelos y se reflejen en ellos, en estilo y uso de la lengua de los poetas. No solo se describe (se dicen cómo son las cosas), sino también se prescribe (se dice cómo debe utilizarse la lengua, se dan normas).

Imagen Enviada

La segunda característica de la gramática tradicional es su carácter conservador: Dionisio y Apolonio hacen la primera descripción gramatical, que servirán de modelos a los gramáticos romanos (los cuales escriben en latín). Y a partir de aquí todos los gramáticos escriben en latín hasta el siglo XV, por lo que se impone un modelo que se imita, que se sigue “ad pedem litterae” (al pie de la letra) a lo largo de la historia.

Imagen Enviada

Además también se imitaban las estructuras de las gramáticas, sus partes, sus apartados, sus contenidos. Nadie se atreve modificar el modelo grecolatino...todas las gramáticas seguían los mismos apartados y estructura que las gramáticas latinas:

1. Todas las gramáticas contaban con un apartado de letras y su pronunciación: aquí hay matizar que las letras no se pronuncian, se escriben. Los sonidos son los que se pronuncian, y este concepto no estaba arraigado.

Imagen Enviada

2. Etimología, es decir, el origen de las palabras. La última etimología la elaboró San Isidoro de Sevilla. La etimología acabó evolucionando en la ortografía.

Imagen Enviada

3. Estudio de las partes de la oración (analogía), la cual pasó a llamarse morfología.

Imagen Enviada

4. Algunos otros autores incluyen el orden de las palabras (sintaxis)

Imagen Enviada

Los griegos distinguen las siguientes partes de la oración: nombre, pronombre, artículo, verbo, participio, preposición, adverbio y conjunción. Los latinos no tienen artículo, así que para mantener el mismo número de partes (pues no les gustaba apartarse de la tradición) distinguen la interjección del adverbio. Nebrija no hará esta distinción y añadirá más partes: gerundio y nombre participal infinito (gerundio compuesto).

Antonio de Nebrija publicó en 1492 su Gramática Castellana usando para ello la propia lengua castellana. Después de esto, habrá gramáticos que publiquen más lenguas castellanas, pero en latín (por ejemplo Sánchez de Broza).
La tarea de Nebrija no fue fácil, y le dedicará el prólogo a la Reina Isabel La Católica. El prólogo tiene como objetivo que la reina dé el visto bueno a la gramática, convenciéndola de que una gramática así era necesaria para enseñar la lengua a los colonos de la recién descubierta América. Además dice que el griego y el latín no están todavía muertos gracias a la labor de las gramáticas.

Imagen Enviada

Así las razones por las que se empiezan a ensalzar las lenguas patrias usando gramáticas son:

1. Hasta ese momento la lengua se fijaba a partir de los textos literarios. Sin embargo la lengua cambia, y todo cambio es símbolo de corrupción y puede llevar a la extinción de la lengua, y los responsables son los hablantes no instruidos en la lengua. Hay que enseñar mediante los modelos que se muestran en las gramáticas, los cuales fijan la lengua e impiden el cambio.

Imagen Enviada

2. Por prestigio. El latín era una lengua prestigiosa, pues era vehículo de la cultura y se seguían escribiendo gramáticas en latín. Si querían hacer lo mismo con el castellano y que durara muchos siglos deberían elaborar gramáticas en castellano.

Imagen Enviada

3. Si uno conoce bien la gramática de su propia lengua tendrá más facilidad para comprender la gramática de otras lenguas y así poder desenvolvere en otros idiomas y aprenderlos y así poder viajar.

Imagen Enviada

4. Enseñar lengua castellana, sobre todo a los que no la conocen (inclusive vascos, catalanes y gallegos), y en general a todo aquel que mantenga contactos con España.

Imagen Enviada

Otra característica es la Falacia clásica: la creencia en que la lengua escrita es superior a la lengua hablada. Por eso la lengua escrita se impone como modelo. También consiste en la creencia de que el cambio da lugar a un empeoramiento, es decir, el cambio está motivado por el mal uso de los hablantes, los cuales están poco o nada instruidos. Los gramáticos tradicionales son los que siemopre se quejan de los cambios,y de que la lengua empeora su calidad.

Imagen Enviada

Otro aspecto importante es la falacia universalista: todos los principios, unidades, mecanismos sirven para la descripción de la lengua griega, y se harán muy pocos retoques a estos mecanismos para la descripción de la lengua latina. Y de la lengua latina se van a modificar muy poco para llevar la descripción de las lenguas modernas.
Se pretende analizar sistemas lingüísticos diferentes a partir de las mismas herramientas, sin demostrar previamente su valor universal...imaginad que analizásemos la lengua española tomando las bases del latín...sería imposible ¿verdad?

Así por ejemplo el latín y el griego son lenguas que tienen caso (las distintas terminaciones, las distintas marcas morfológicas que posee una palabra para indicar su función sintáctica). Por ejemplo para indicar que la palabra "rosa" era complemento directo singular se añadía una -m (rosam), o para indicar que era un complemento indirecto en plural pues se añadía la terminación -is (rosis). LAS PALABRAS SE DECLINAN.

Imagen Enviada

El español no tiene casos (tan solo hay restos en los pronombres personales), pues el español usa preposiciones para indicar funciones sintácticas. Nebrija (como gramático tradicional) va a decir que el español tiene casos y las palabras se declinan. Decir ésto hoy en día sería un disparate tremendo para muchos:

http://books.google....num=2&ct=result

Ora característica de la gramática tradicional es el carácter normativo: La lingüística tradicional toma como modelo el lenguaje escrito de colectivo culto, que es el que hay que seguir y el que todos deben usar, pues es el más prestigioso. El objetivo no es describir (comentar cómo son las cosas, cómo son las construcciones gramaticales sin hacer juicios de valor sobre la consideración social), sino prescribir (decir cómo es el uso correcto). Por eso los diccionarios, gramáticas y ortografías de las academias se convierten en un instrumento importante, que sirven para indicar cómo se debe usar la lengua y cómo no se debe usar:

Imagen Enviada

Por ejemplo en el "Esbozo Gramatical" en un apartado se aborda el problema del género de las palabras que empiezan por a tónica (como agua), a la hora de usar el demostrativo masculino (este agua) o femenino (esta agua), es decir, hacer sinalefa o hiato (problema del ámbito de la fonética sintáctica). Y dice que se debe usar el demostrativo masculino porque el femenino afea la dicción y contribuye a confundir el género del nombre. Es decir, tiende a justificar el por qué de esas normas en aspectos estéticos.

Por ejemplo se habla del problema entre las pasivas reflejas (se venden coches) o la impersonal refleja (se vende coches), según la idea de que un sujeto indeterminado venda coches, o simplemente se quiere destacar el hecho de que se vendan coches. Sin embargo dice que se debe usar la forma pasiva por ser la que más se ha usado en los textos literarios, que es el uso culto. Es decir que como la mayoría de autores usan la pasiva refleja todo el mundo debe usar la pasiva refleja y no la impersonal refleja.

Esta actitud de establecer normas es muy antigua. Por ejemplo hay un manuscrito llamado Appendix Probi donde a un lado se ponía cómo se debían decir las palabras, y al otro lado cómo no se debían decir, diferenciando claramente el uso correcto (el del latín clásico), y el uso incorrecto (el del latín vulgar).

parentalia non parantalia
caelebs non celeps
poples non poplex
locuples non locuplex
robigo non rubigo
plasta non blasta
bipennis non bipinnis
hermeneumata non erminomata
tymum non tumum
strofa non stropa


Y la última característica es que se trata de una corriente taxonómica: El método de trabajo consiste en aislar y clasificar los elementos lingüísticos. A la hora de clasificar uno de los criterios que utiliza es el morfológico (forma), pero el criterio que caracteriza a esta escuela es el nocional o semántico (las cosas se clasifican en función de su significado).

Así por ejemplo el verbo se definía como una palabra que indicaba acción, y no se hacía caso ni a sus patronos morfológicos (tiempo, aspecto, modo, voz, número, persona), ni tampoco a su función en la oración (núcleo del predicado)...tan solo se estudiaba el papel que aportaba desde el punto de vista de su significado.

Imagen Enviada

Y con este post damos por finalizada esta segunda temporada de post didácticos. Dentro de poco haré una recopilación de todos los post didácticos que he hecho de la primera tanda que os hice el verano pasado, y esta segunda tanda que empezamos en las navidades.

Hasta pronto!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • Volver arriba


Publicidad
Publicidad

1 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 1 invitados, 0 usuarios anónimos