Ir al contenido

Publicidad
Publicidad

Foto

[Post Oficial] Boss. (La mejor serie en antena ahora mismo y nadie la ve)


  • Nuevo tema
  • Por favor identifícate para responder
54 respuestas en este tema

sataninside
#1

Escrito 28 septiembre 2012 - 18:04

Alguna vez lo he comentado en este foro, las series de culto se convierten en series de culto siempre con retraso. Recuerdo como hace años empecé de casualidad a ver una desconocida serie de sobre un profesor de instituto amargado. Sean buenas o malas siempre doy un vistazo a toda serie con ese argumento (y hay muchas, Hung, por ejemplo) por razones de pura identificación profesional. El caso es que la serie acababa de salir en EE.UU. y llevaba creo que tres o cuatro episodios emitidos, me los bajé de un tirón y después de verlos me dije que aquello era un producto que tenía algo. Creé un hilo no se si en este foro o en otro recomendándola. Tuve una respuesta o dos en plan “hemos visto 20 minutos y es muy aburrida y deprimente”. La serie se llamaba Breaking Bad. El caso es que recuerdo perfectamente cuando sobre todo a partir del final de la segunda temporada empezó a estar hasta en la sopa.

Hace como un año cree otro hilo
http://zonaforo.meri...?t=1837580&sid=
sobre esta serie. Pero en este caso voy a insistir.

En el fondo esto pasa en España, pero es igual en todas partes. Pese a Internet, pese a la mutiplicidad de blogs cada vez más informados, pese a que hoy en día puedes ver lo que sea casi al instante es como si al gran público le llegara el gusto por los productos más innovadores solo cuando se toma conciencia masiva de ello. Pero claro, eso lleva años. Como con los futbolistas. Hoy en día todo el mundo conoce a Ronaldo o Messi, pero tal como yo lo veo esa no es la gracia, la gracia es descubrir a algún prometedor zurdo escocés en la Manpower Championship que pueda dar la réplica dentro de cinco o seis años y descubrirlo y empezar a seguirlo ahora, cuando aún puede ser un poco nuestro porque aún no es propiedad de millones sino solo de miles.

Normalmente las series más populares de cada momento son las que van dos o tres años por detrás de lo que es “lo más”. La gente quizás lo flipa aún con series como Dexter o Homeland o Revolution, que siendo estrenos o viejas no dejan de ser prehistoria en cuanto a sus planteamientos mientras que tal vez solo dentro de dos o tres años alguien pondrá de moda “descubrir” Damages, The Borgias o The killing igual que la mayoría de la gente descubre Deadwood, Gallactica, The Tudors o The whire años después de que haya acabado su última temporada. Vamos con retraso. Y ese es el problema de Boss, que como va por delante en el fondo se queda detrás y como la gente no la vea me da a mí que la van a cortar lo cual sería una pena.

Boss es una serie que aspira a ser magnífica. Ojo, aún NO lo consigue, tiene fallos, algunos actores del reparto que no dan especialmente la talla respecto a los protagonistas, algunos excesos de guión, el cual resulta enrevesado y errático en ocasiones… lleva solo 14 episodios y no las tiene todas consigo de que le vayan a dar el tiempo para desarrollar lo que plantea. A estas alturas, a diferencia de series como Mad Men o Breaking Bad resulta que Boss no tiene todavía una base fiel de espectadores, un respaldo sólido de la crítica, o un equipo de guionistas consolidado después de varios años de éxito y que, por tanto, puedan permitirse hacer lo que les de la gana y explotar al máximo lo que tenían en la cabeza cuando empezaron el proyecto sin demasiadas garantías.

Digamos que una serie de estas que aspira a algo más que ir tirando con cliffhangers solo puede explotar su potencial a partir del segundo o tercer año cuando el espectador ya conoce una serie amplia de tramas o de personajes a los que se ha cogido cariño, ya hay un imaginario construido, y sobre esa base se puede aspirar a realmente acojonar o conmover al espectador. Porque no es lo mismo por ejemplo matar a un personaje carismático tras cuatro o cinco años de “convivencia” con él que hacerlo en el segundo episodio de una serie. El tiempo juega a favor del guionista permitiéndolo dar trascendencia si lo invierte bien. Pero para tener horas de serie almacenadas en el banco antes hay que ganar o mantener a la audiencia, y ahí si inviertes demasiado a varios años vista puedes correr el riesgo de que a corto plazo nadie te siga y que te cancelen con lo que, por tanto, no haya siguiente temporada. Es un problema irresoluble. Es la manta corta. Si inviertes demasiado a corto plazo la serie se estanca tras unas docenas de episodios y si inviertes en bonos del Estado igual jamás llegas a esa tercera o cuarta temporada que tenías en la cabeza y que iba a ser la puta hostia.

Como decía Boss aún no es magnífica. Pero tiene algo diferencial: es de las pocas series actuales en parrilla que realmente ASPIRA en serio a serlo. Juega a todo o nada. Claramente tiene como referencia a The wire y pretende ser un retrato coral de la ciudad de Chicago y en este caso más que de los bajos fondos de sus telarañas políticas y mediáticas a alto nivel (que no dejan de ser una extensión de los bajos fondos solo que en lo alto). Boss no pretende contar nada concreto a un solo episodio vista, juega más bien a contar un relato épico que, precisamente por ello puede confundir al espectador, porque lo que cuenta es complicado de cojones y no se entiende bien a la primera.

Vamos a explicarlo un poco sin espoilear nada. Estamos en Chicago, dentro de su política municipal. Chicago es en la serie, como en la realidad una ciudad profundamente corrupta, un verdadero vertedero en términos políticos, algo así como Castellón o Marbella en España. Este dato no resulta accesorio y hago una precisión. Me resulta curioso que la gente olvidase en su momento el detalle de que lo interesante de Obama no es ser negro sino haber salido del entorno de Chicago. Explico. En la serie se da por supuesto un axioma que es real: Chicago y por extensión el Estado de Illinois es a la política estadounidense como el pelotón ciclista. En otras palabras, igual que es una verdad conocida por todos pero silenciada el que no puedes ganar el Tour de Francia si no te dopas en Chicago y su Estado no puedes ganar si no eres un corrupto y tienes el visto bueno del "sistema". Así de sencillo. Esta es una hipótesis de partida en la serie y, de hecho, tiene una base histórica real que se remonta décadas atrás pero que el espectador europeo no conoce.

Imagen Enviada
Cuando me eligieron presidente el gobernador de Illinois intentó vender (así como suena) a un Congresista mi puesto en el Senado. Pero yo no se nada, todo fue culpa de un chuletón con clembuterol. A mis rivales tampoco les interesa presionar con esto porque estamos todos de mierda hasta el cuello y sería malo para todos tirar de la manta así que prefieren intoxicar con pijadas como mi partida de nacimiento.

Bueno. En la serie nuestro ¿héroe?/¿villano? es Tom Kane el poderoso alcalde de Chicago.

Imagen Enviada

Un hombre corrupto que se lleva años perpetuándose en su puesto. Y no solo se perpetúa él sino que en el fondo no deja de ser la prolongación indirecta, el heredero, de una estirpe feudal ya que el espaldarazo definitivo para llegar a su cargo fue casarse con la hija del anterior alcalde corrupto y semiperpétuo de la ciudad. Tom Kane tiene orígenes humildes, pero eso de que cualquiera puede llegar a lo más alto es una tontería, los que mandan son los mismos siempre y Tom Kane a fuerza de carisma y huevos ha conseguido un sitio vitalicio a la mesa de los que mandan, pero pagando como precio el inevitable trozo de alma.

El problema de Tom llega cuando al comienzo de la serie le diagnostican una enfermedad degenerativa incurable. La misma que padece ahora su senil cuñado. Enfrentado al hecho de que solo le quedan en el mejor de los casos unos pocos años Kane siente el deseo de dejar un legado. Algo que merezca la pena. Algo que justifique lo que ha sacrificado. Porque Tom Kane lo ha sacrificado todo (a sus amigos, se ha casado con una mujer que lo desprecia, ha sido un pésimo padre...) y al confrontarse con la perspectiva del olvido se da cuenta de que su vida está vacía, lo único que tiene es el cargo al que se aferra.

Imagen Enviada

Y hago un inciso. Hay dos cosas a considerar respecto a este personaje como protagonista.

Por un lado es maravillosa la capacidad de la ficción para hacer que nos identifiquemos con personajes con los que no querríamos ni cruzarnos en la vida real. Para convertir en héroes a asesinos o psicópatas, para hacer que el espectador desee que gane en la pantalla alguien que en la vida real sería desprecidado.

Por otra parte Tom Kane es el centro de una amplia red de personajes sobre la que luego hablaré, Kane es el centro de la trama, el ojo a través del que el espectador sigue la acción. Pero como todo héroe de una gran tragedia griega sus habilidades se ven contrarrestados por algún defecto inherente. La hibris de Agamenón que está a punto de llevarlo al fracaso pese a su inmenso poder por ejemplo. No hay buen héroe sin sus buenos defectos ya que para que haya tensión una vez que tenemos un héroe con una causa que defender y logramos que el espectador se identifique y desee presenciar su triunfo… es conveniente que esto no se vea como algo seguro, hay que plantear una confrontación plausible que haga temer al espectador que el héroe realmente no pueda conseguir la victoria (por eso a mi modo de ver el comic de superhéroes estadounidense es pura basura ya que prácticamente nunca consigue esto). No puede haber verdadero interés si estás seguro de lo que va a pasar. Aquí Tom Kane tiene poder, tiene un objetivo, tiene habilidad… pero tiene muchos defectos y debilidades además de su enfermedad que ya es otro serio hándicap de por sí, además de su controvertido pasado, los crímenes que va a cometer…. o su propia familia.

En relación con todo esto, aunque durante buena parte del metraje nos caiga bien de vez en cuando su personaje nos golpea. Porque Tom Kane no podría haber llegado a donde ha llegado siendo una buena persona a secas. Kane es un corrupto, un déspota, un hombre que está dispuesto a sacrificar sin parpadear a quien sea (y recalco esto de a quien sea, incluyendo a su propia familia, a sus más fieles colaboradores o a las personas que lo quieren sinceramente) con tal de conseguir sus objetivos, incluso a mancharse las manos de sangre si llega el caso. No es un santo. Es implacable. Ahora bien, un buen personaje nos coloca en los límites, en el terreno gris. Kane es todo eso, pero tiene un objetivo, una cierta meta, que parece legítima, aunque no está del todo claro, tiene un fin, un propósito que podría ser bueno (o tal vez no tanto), y ahora en sus últimos años está dispuesto a corromper, intimidar, extorsionar... incluso a asesinar a todo aquel que se cruce en su camino con tal de lograr llegar a la meta que se impuesto en medio del universo de locura en que su enfermedad lo está enterrando lentamente sin que nadie de su entorno lo advierta.

Llegados a ese punto la pregunta es si el fin justifica los medios o si Kane se hace la ilusión de que está mejorando las cosas como simple forma de sobrellevar su declive. Al menos en su entorno todos o casi todos son iguales o peores que él, con la diferencia de que lo son de forma aún más descarnada pues única y exclusivamente buscan su propio beneficio personal inmediato (en este caso sin perseguir ningún tipo de objetivo beneficioso para la comunidad por ello).

¿Y qué es lo que quiere Tom Kane?. Bueno. Es complicado y a la vez es simple.

Tom Kane quiere que se pueda cambiar algo. En una ciudad donde nada cambia, ni siquiera para que todo siga igual, Kane quiere poner en marcha el sistema. Expandir el aeropuerto, convertir en una zona residencial unos barrios marginales… parece poca cosa llegados aquí. Igual pensabais que quería hacer algo más épico. Bueno el caso es que en el entorno de Chicago esas cosas modestas van a alcanzar tintes épicos porque la resistencia al cambio de todos los sectores del “sistema” implicados será titánica.

El caso es que el “sistema” funciona de forma muy sencilla. El alcalde y aquellos grandes empresarios de la ciudad que subvencionan su campaña y hacen contribuciones generosas al partido deciden los proyectos urbanísticos a realizar. La figura del alcalde es clave porque es quien decide qué contratas se llevan los proyectos más jugosos. Lejos de elegir la mejor puja el alcalde controla quienes se llevan las contratas de qué proyectos y decide si el precio que presentan es el “mejor” en la consiguiente “subasta”. Lo normal es que los amigos del “sistema” y del alcalde se lleven las pujas pese a presentar presupuestos recargados. De ahí se saca mucho dinero a costa de que las obras se eternicen durante años, de que salgan carísimas al erario público y de que como todos buscan sacar tajada en el fondo casi no se pueden construir buenos equipamientos públicos a tiempo y sin endeudar demasiado al consistorio.

Todo esto resulta difícil de entender porque afortunadamente en España no pasan estas cosas. Pero hacer un esfuerzo para imaginar cómo podría ser algo así. Pues bien, Kane quiere agilizar algunos proyectos e incluso llevar a cabo la reforma de un barrio marginal y, por una vez, hacerlo bien en base a que por lo menos no haya sobornos y tajadas de por medio. Eso supone la guerra. Porque todos y digo todos los que cuentan en la política de la ciudad están pringados y a nadie le interesa que nada mejore. Los contratistas amigos no quieren renunciar a su 50% de sobreprecio en las obras para el ayuntamiento o a que entren empresas de “fuera” en la ciudad, pero es que los propios líderes negros de las zonas marginadas tampoco quieren que las reformen y dejen de ser los vertederos que son porque eso erosionaría el poder y el control que tienen sobre esas zonas marginales. La suerte para Kane es que no están unidos sino que la política de la ciudad está conformada por un mosaico de bandos (negros, indios, italianos…) cada uno de los cuales juega en su propio beneficio. Y Kane está dispuesto a manipularlos y enfrentarlos entre sí.

Llegados aquí recalco algo que ya dije. Esta en el fondo pretende ser una serie coral y hacer un retrato a gran escala. Aunque hay un personaje central dicho personaje está rodeado por un mosaico de otros personajes cada uno de los cuales tiene sentido. Desde asesores de campaña a políticos de fuera de la ciudad pasando por periodistas y empresarios cada uno de estos sectores tiene al menos un personaje que los representa y cuyas andanzas complementan cosas. Así el alcalde Tom Kane está basado en una figura histórica Richard Joseph Daley alcalde corrupto de Chicago durante 21 años, también hay un periodista que intenta desenmascararlo

Imagen Enviada
(su personaje está basado en la figura histórica de Mike Royko quien fue a su vez el azote del Daley histórico)

o un joven candidato a Gobernador que puede ser una prefigura de Tom Kane con 40 años menos.

Imagen Enviada
En el fondo me parezco a Clinton pero nunca adivinaréis cual es el defecto que puede precipitar mi caida

Y mucho más personajes, cada uno con sus propias motivaciones y agenda.

Imagen Enviada
Si queréis ver tetas ya me ocupo yo. Pero que conste que es porque lo requiere el papel.

Quizás el problema de la serie por ahora estriba en su exceso de ambición con respecto a sus posibilidades y medios limitados. Demasiados personajes y una trama enrevesada en exceso que puede asustar al espectador que se acerque a husmear. Pero bueno.

Llegados aquí con esto ya hay para situarse. Os vais a poner todos a verla a la de ya (o no, y tan amigos).
  • Volver arriba

IBeaTZz
  • IBeaTZz

  • Corneria

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 13 mar 2010
  • Mensajes: 1.459
#2

Escrito 28 septiembre 2012 - 19:39

didnt read
  • Volver arriba

sataninside
#3

Escrito 28 septiembre 2012 - 19:56

didnt read


Me parece muy bien. En el fondo mi recomendación es como un test de embarazo en sí mismo. Si no te interesa ni puedes concentrarte en leer tres o cuatro páginas seguidas es evidente que esta serie tampoco es para tí. Ni lo intentes. Así de simple. Solo aquellos elegidos capaces de poder mantener su comprensión lectora durante tamaña epopeya de párrafos sin fin puede aspirar al Grial fílmico que habita tras el largo y terrible desierto sintáctico en que se esconde.
  • Volver arriba

squall91
  • squall91

  • Odin

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 10 ene 2007
  • Mensajes: 1.843
#4

Escrito 28 septiembre 2012 - 21:01

Yo sólo he visto dos capítulos y me han gustado mucho, pero mi padre está enganchadísimo X-D
  • Volver arriba

Va a ser que si
#5

Escrito 28 septiembre 2012 - 21:48

La serie no es muy seguida en España porque si no me equivoco aun no ha sido doblada al castellano. A mi me llamó la atención desde que fue anunciada pero aunque no le hago ascos a la VOSE si puedo elegir prefiero ver las series dobladas y esta es de las que llevo tiempo esperando su doblaje.

Según parece será emitida pronto por Canal+ y seguro que entonces sube la cantidad de seguidores en nuestro país. Yo tengo claro que le voy a dar una oportunidad porque entre lo que sabía de ella y lo que cuentas, apostaría a que me va a gustar.
  • Volver arriba

itnios
  • itnios

  • Siren

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 08 sep 2009
  • Mensajes: 14.897
#6

Escrito 28 septiembre 2012 - 21:51

Vi el primer episodio en su momento y no me motivo a seguirla, lamento decir que nada de lo que leo me motiva a darle otra oportunidad ahora, quizas sea como dices y dentro de unos años si la aprecie, ya me ha pasado con otras series.

____________________________________________

Practicamente Imperfecto

@itnios

  • Volver arriba

Backer
  • Backer

  • SON OF LIBERTY

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 28 ago 2009
  • Mensajes: 1.984
#7

Escrito 29 septiembre 2012 - 11:35

Muy de acuerdo con todo lo que has dicho, no solo con Boss, incluso al nombrar a Damages y The Killing,que a ambas también las tengo en PEDESTALES.

Ahora mismo he visto hasta el 202, y creo que Boss es una serie que, como señalas más arriba, complejísima de entender, pero que hay que hacer el esfuerzo por seguir la trama, repasando algunas escenas tras finalizar el capítulo y entender del todo los diálogos. Si le dedicas tiempo y esfuerzo, Boss acaba recompensando porque es de lo mejor que hay ahora mismo en televisión.

En el título eres claro al afirmar que Boss es la mejor serie en emisión actualmente. Yo no me aventuraría a tanto, no porque no lo crea factible, que creo que Boss es una genialidad brutal (¡qué dirección!), sino porque aún no he visto las otras 3 grandes actualmente, Breaking Bad, Mad Men y la, al igual que Boss, tan jodidamente olvidada Tremé.

¿Aún no ha renovado para una tercera no? Miedito. Si ya la audiencia en USA da penita, en C+ van
a ser de risa.

Aprovecho para lanzar una pregunta sobre lo que llevo de 2ª temporada que no me ha quedado muy claro:
Spoiler


Decir que me encanta la sibilina Meredith. "He's sick daddy, you may outlive him after all". Pelos de punta.
  • Volver arriba

SirLancelot
#8

Escrito 29 septiembre 2012 - 12:27

Muy trabajado e interesante el hilo, gracias por el estupendo aporte.

Eso si, el título es troll a morir. Cámbialo, por dios.
ASK FM. Tu emisora favorita.

Imagen Enviada

--

Don't worry about the outcomes. Enjoy the unknown and trust yourself.
  • Volver arriba

Tamaron
  • Tamaron

  • SPARTAN-II

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 07 sep 2010
  • Mensajes: 518
#9

Escrito 29 septiembre 2012 - 18:06

Siempre es interesante que se recomienden series que en opinión del autor del "post" merecen ser vistas o que al menos se les de un oportunidad.

Me sucede que prefiero el doblaje pero aún así a veces hago excepciones, Deadwood o Hell on Wells al que se unirá Boss.

Aprovecho `para recomendar una serie que en mi oponión se merece un visionado "Broterhood" yo estoy disfrutando de su primera temporada.

Pd. The killing es de esas series que empecé a ver por causalidad y me proporcinó muy buenos ratos.

Nos leeemos
  • Volver arriba

sataninside
#10

Escrito 29 septiembre 2012 - 18:18

Muy trabajado e interesante el hilo, gracias por el estupendo aporte.

Eso si, el título es troll a morir. Cámbialo, por dios.


Cuando alguien tiene razón, la tiene. Hecho.
  • Volver arriba

jicksaw
  • jicksaw

  • Ebony

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 07 sep 2011
  • Mensajes: 1.954
#11

Escrito 29 septiembre 2012 - 19:01

Yo la quiero ver, pero solo lleva una temporada y media, asi que si la veo ahora no me va a durar nada, pero tranquilo si la serie es buena acabara siendo reconocida, y es como tu dices, las series no son como las peliculas tardan un tiempo en llegar al espectador y no se dan a conocer tan de primeras, al principio por poner un ejemplo Breaking Bad era muy poco conocida, pero no es hasta la 3-4 temporada cuando la serie se hace mas famosa.
Imagen Enviada
  • Volver arriba

GabeS0uL
#12

Escrito 29 septiembre 2012 - 19:34

Gracias a ti me la he empezado a ver X-D Ya la iré comentando, y esperemos que no la cancelen...

Imagen Enviada

  • Volver arriba

vincent2k
#13

Escrito 30 septiembre 2012 - 09:22

Pues yo creo que la mejor serie que nadie ve es Treme, que acaba de empezar su tercera temporada.
  • Volver arriba

sataninside
#14

Escrito 30 septiembre 2012 - 21:13

Aprovecho para lanzar una pregunta sobre lo que llevo de 2ª temporada que no me ha quedado muy claro:

Spoiler



No ataca el proyecto de Kane necesariamente por eso. Simplemente por así decirlo las agendas de Kane y de Zajac no están en sintonía. Lo que ocurre es una muestra de cómo la política se limita a ser una especie de juego de ajedrez con personas. La senadora Walsh ve que el rumbo que toma el proyecto del alcalde puede permitirle meter baza en la ciudad entre la población de clase media limítrofe de esa zona y sacar votos en un territorio en el que en teoría no tandría nada que rascar. A partir de ahí simplemente aprovecha la oportunidad.

En otras palabras. El alcalde pretende reformar Lennox Garderns un barrio mayoritariamente marginal y de población negra a la que habrá que reubicar. Bien, eso abre la posibilidad de que alguien venda el discurso contrario en las zonas adyacentes aprovechando que la población de clase media y baja blanca no querrá acoger a esa población negra marginal. Simplemente la senadora no lo expresa directamente así pero da el discurso contrario aprovechando que desde el momento que el alcalde toca algo deja margen para que alguien venda el discurso opuesto y saque votos en la ciudad con ello cuando debería ser Zajac como protegido del alcalde el que se reservara ese coto electoral que está perdiendo. De hecho sin quererlo simplemente por pasar de él y no coordinarse Kane está saboteando a Zajac y este cada vez más desesperado no tiene más remedio que buscarse la vida por su cuenta.

Esta es una trama marginal pero expresa muy bien como el gobierno de una ciudad y la lucha electoral es un poco teoría del caos, cualquier cosa que toques pone en marcha la caida de fichas de dominó y nunca sabes exactamente en qué va a quedar la cosa porque depende de las reacciones de los demas jugadores de la partida.

Pues yo creo que la mejor serie que nadie ve es Treme, que acaba de empezar su tercera temporada.


En realidad es de la mejor serie suele ser subjetivo, lo reconozco. Lo normal es que haya tres o cuatro en parrilla (esa misma, Boardwalk o la que sea) que puedan aspirar a esa denominación ya un poco en función de los gustos de la persona.
  • Volver arriba

Backer
  • Backer

  • SON OF LIBERTY

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 28 ago 2009
  • Mensajes: 1.984
#15

Escrito 01 octubre 2012 - 00:08


Aprovecho para lanzar una pregunta sobre lo que llevo de 2ª temporada que no me ha quedado muy claro:

Spoiler



No ataca el proyecto de Kane necesariamente por eso. Simplemente por así decirlo las agendas de Kane y de Zajac no están en sintonía. Lo que ocurre es una muestra de cómo la política se limita a ser una especie de juego de ajedrez con personas. La senadora Walsh ve que el rumbo que toma el proyecto del alcalde puede permitirle meter baza en la ciudad entre la población de clase media limítrofe de esa zona y sacar votos en un territorio en el que en teoría no tandría nada que rascar. A partir de ahí simplemente aprovecha la oportunidad.

En otras palabras. El alcalde pretende reformar Lennox Garderns un barrio mayoritariamente marginal y de población negra a la que habrá que reubicar. Bien, eso abre la posibilidad de que alguien venda el discurso contrario en las zonas adyacentes aprovechando que la población de clase media y baja blanca no querrá acoger a esa población negra marginal. Simplemente la senadora no lo expresa directamente así pero da el discurso contrario aprovechando que desde el momento que el alcalde toca algo deja margen para que alguien venda el discurso opuesto y saque votos en la ciudad con ello cuando debería ser Zajac como protegido del alcalde el que se reservara ese coto electoral que está perdiendo. De hecho sin quererlo simplemente por pasar de él y no coordinarse Kane está saboteando a Zajac y este cada vez más desesperado no tiene más remedio que buscarse la vida por su cuenta.

Esta es una trama marginal pero expresa muy bien como el gobierno de una ciudad y la lucha electoral es un poco teoría del caos, cualquier cosa que toques pone en marcha la caida de fichas de dominó y nunca sabes exactamente en qué va a quedar la cosa porque depende de las reacciones de los demas jugadores de la partida.


Vale sí, tiene todo el sentido del mundo. Gracias por la aclaración.

Acabo de ver el 2x06 y madre mía, qué nivelón. Lo de esta serie es alucinante. Eso sí, la gran revelación del final yo me la olía desde el 1x04.

Spoiler

  • Volver arriba


  • Nuevo tema
  • Por favor identifícate para responder

0 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos